jueves, 13 de octubre de 2005

Francia y la lengua azul

Con la lengua azul extendida por prácticamente todo el territorio peninsular ibérico, peligran las ferias francesas de 2006. Algún taurino de allá, previsor, ha comprado varias decenas de utreros españoles que ahora pastan en fincas galas para ser lidiados como toros en la temporada próxima. Quizá con esa medida, añadiendo reses de ganaderías francesas, se puedan salvar algunas ferias. No, desde luego, las ferias mal llamadas toristas, como las de Céret o Vic-Fezensac.

Según Radio Macuto, para Céret de Toros 2006 se han reservado ya una novillada de Yonnet y una corrida de Tardieu. Nada que objetar a lo de Yonnet, que repetiría tras haber presentado en 2005 un encastado lote, pero sí a lo de Tardieu, que es, por su encaste ramplón y por el juego demostrado en los últimos tiempos, una vacada indigna de lidiar sus productos en la plaza catalano-francesa.

Siguiendo con los rumores, también se habría reservado una corrida de la ganadería salmantina de Valverde, cuyos toros gozan de gran predicamento en Francia, pero que no se podrían lidiar allí por el problema de la lengua azul. Por tanto, los entusiastas aficionados de la A.D.A.C. tendrían que buscar reses en alguna ganadería francesa para completar con una corrida de toros el cartel de la feria. Ello se me antoja bastante difícil sin bajar aún más el listón, si tenemos en cuenta el patinazo con lo de Tardieu.

¿De dónde pueden sacarse otros toros? De América. Hay ganaderías mexicanas muy interesantes, y no sólo las que tienen sangre saltilla. Ya sé que traer a Europa toros mexicanos es caro y engorroso (transporte, cuarentena, etc.) pero, por ejemplo en el caso de Céret, salen baratos los dos encierros franceses y quizá merezca la pena gastar el dinero en llevar reses americanas, introduciendo así, además, el punto de novedad en la feria de que hace gala año tras año la A.D.A.C. Se me ocurren las ganaderías de Mimihuapan y Atenco, pues dicen que la primera conserva sangre miureña, y la segunda navarra. Tiempo tienen los de la A.D.A.C. para hacer esta o cualquier otra cosa que convierta en apetecible el ciclo Céret de Toros 2006 porque, desde luego, no creo a nadie capaz de hacer un montón de kilómetros para ver una novillada de Yonnet y una corrida de Tardieu, a no ser que el festejo restante tenga un interés descomunal.

No hay comentarios: