viernes, 21 de octubre de 2005

Gracias

Hace algo más de dos meses me decidí a elaborar una bitácora taurina. Lo hice tímida y discretamente, sin comunicarselo ni siquiera a esa gran aficionada que tengo por mujer, como muchos de vosotros sabéis. Como ya han visitado esta página aficionados de toda clase y condición, puedo explicar un par de cosas.

Mi intención, por una parte, era experimental: averiguar cuánto tiempo tardaban los tauronautas en descubrir la existencia de una nueva página de toros (resultado: algo menos de dos meses). De otro lado no me apetecía comunicar inmediatamente la existencia del blog a los aficionados con los que habitualmente me relaciono a través de la Red, porque quería pulsar la opinión de los otros sin interferencias; conocerles mejor y abrir un poco más mi mente hacia otras formas de entender la Tauromaquia sin, por supuesto, renunciar a mis principios.

Hay gente a la que no ha sentado bien la aparición de esta bitácora. Ni lo entiendo ni me preocupa, pero por si acaso hago un aviso a navegantes malintencionados: No quería, ni quiero, convertir las páginas de esta bitácora en un campo de batalla, pero tampoco pienso andarme con paños calientes. Por definición, los blogs son páginas personales (monotemáticas o no) y subjetivas, y por tanto cada cual puede expresarse libremente en el suyo. Invito a todos los aficionados a que los creen, pues ello enriquecerá la Red con más páginas taurinas independientes, que buena falta hace para contrarrestar a las legiones de antitaurinos que nos ponen a parir en Internet. También servirá para colocar en su sitio a ciertos portales de desinformación taurina y a los pesebreros que los manejan. Si en cada ciudad, en cada pueblo, hubiese un aficionado que contase con independencia en su blog lo que allí ocurre, otro gallo cantaría.

La intención última de esta bitácora es la que expuse en el breve post inicial, que no es necesario repetir. Por lo demás, sólo me queda dar las gracias a las personas que visitan esta humilde bitácora taurina y muy especialmente a las que, tras conocer su existencia, me han brindado su apoyo animándome a continuar.

6 comentarios:

ventero666 dijo...

No solo mi apoyo para que continues con este magnifico blog, darte las gracias por hacerlo, en esto de los toros en la red hacía falta algo de independencia y originalidad con esas curiosidades tan raras.
Pa'lante con ello, digan lo que digan los taurinos.

solysombra dijo...

Enhorabuena Bastonito.
Te seguire leyendo con mucha atencion y placer.
Un cordial saludo.

AntonioJose dijo...

Fue un placer encontrar este blog y seguirá siendo leerlo. Un saludo desde La Tienta y enhorabuena.

Hornillos dijo...

Somos nosotros los que tenemos que dar las gracias.

Costillares dijo...

Gracias a ti por tu blog.

La clave de los aficionados frente a los taurinos es que nuestra independencia no se puede comprar.

bastonito dijo...

Haremos lo que se pueda. Gracias a todos.

En cuanto a lo de la independencia... sí se puede comprar, Costillares. Ya sabes que hay gente que juega a dos bandas...