viernes, 27 de enero de 2006

Aniversarios

Alguien me dijo una vez que W.A. Mozart es a la música lo que José Gómez Gallito a los toros (algunos dirán que lo que Juan Belmonte; en el fondo da lo mismo.) Hoy, que tenemos a Mozart hasta en la sopa con motivo del 250 aniversario de su nacimiento en Salzburgo, he de decir que no estoy de acuerdo.

Retrato póstumo de Wolfgang Amadeus Mozart por Barbara Krafft (1819)¿Ha habido en la historia de la Tauromaquia alguna figura con la fuerza creativa y el dominio de su oficio que tuvo el músico austriaco? Sin lugar a dudas, no. En el caso de Joselito y Belmonte, el primero era básicamente un lidiador completísimo pero de inspiración andaba más bien escaso, al contrario que el Pasmo de Triana, quien configuró una nueva forma de torear posiblemente más bella, pero que no puede ejecutarse frente a todos los astados.

Aún hoy sigue habiendo belmontistas y gallistas. Si hay que elegir me decanto por ser gallista, pero preferiría que apareciese un torero mozartiano que aunase las virtudes de los dos monstruos de Sevilla, una especie de mesías que no acaba de llegar a la Fiesta y que, viendo el panorama, ya no creo que llegue jamás.

Hoy, por cierto, además de celebrarse el nacimiento de Mozart, se cumple el aniversario del fallecimiento de su contemporáneo Costillares en 1800, de quien no puedo saber cómo eran los volapiés que dicen que inventó. Como el que no se consuela es porque no quiere y sí puedo escuchar, por ejemplo, La Flauta Mágica, me apresto a ello y mando, siquiera sea por un día, los toros a hacer puñetas.

No hay comentarios: