sábado, 14 de enero de 2006

Recordando a Julio Robles. Torero hasta en silla de ruedas

Julio Robles en su finca. Foto: Archivo de burladero.com, con permiso de la Revista TerraliaCon ocasión del fallecimiento de Julio Robles, ocurrido hace hoy cinco años en Salamanca a causa de las complicaciones de una neumonía, su amigo Faustino Barragán "Gitanillo Rubio" hacía estas declaraciones a B.F. Pellicer, del extinto portal burladero.com:

"La última vez que toreó lo hizo en una fiesta campera en la finca de Enrique Ponce. Yo le comprometí a que bajara al ruedo aún en la silla de ruedas y a que toreara una vez más. Fue inolvidable; Ponce le sujetaba la silla por detrás, pero él hizo el resto. Y toreó como lo hacía siempre: como los ángeles."
Aquello debió ser digno de verse aunque, según cuentan, no fue la única muestra de arrojo del matador abulense-salmantino desde que el 13 de agosto de 1990, al recibir de capote a Timador, de Cayetano Muñoz, en la plaza francesa de Beziers, Julio Robles resultara prendido y cayera al suelo, produciéndose una gravísima lesión medular que truncó su extraordinaria carrera mandándole a una silla de ruedas.

Tras diez días de silencio, nada mejor para retomar esta bitácora que alimentar el recuerdo de un torero clásico. Los aficionados que pudimos verle le echamos mucho de menos.

3 comentarios:

ventero666 dijo...

Yo que nací como aficionado viéndole por la tele, después de Barrio Sesamo y con mi bocata de nocilla, también le hecho mucho de menos.
Mi mas emotivo recuerdo.

Anónimo dijo...

Este caballero de los ruedos no morirá nunca porque estará siempre en el recuerdo de todos los que tuvimos el honor de verle hacer lo que le gustaba...Torear. Y más valentía demostró al saber vivir con las secuelas de esa última cogida. No podré olvidar la entrevista que le hizo Manolo Molé, también nos alimentamos y aprendemos con los recuerdos a ser persona. Vaya desde aquí, mi Sevilla, un guiño a ese cielo salmantino. Y agradeceros la posibilidad de hacerlo. De Isidoro.

Anónimo dijo...

No solo fue un ejemplo de valentia en los ruedos sino también en el día a día.Gran persona y una perdida irremplazable.Avelino siempre estará en la mente y el corazón de quienes tuvimos la fortuna de conocerle.VGA