jueves, 2 de febrero de 2006

Asuntos cinegéticos pendientes

Denunciábamos hace unos meses en un post titulado El toro de lidia, especie cinegética que había ganaderos que se prestaban a que sus reses fuesen abatidas a tiros en fincas de caza a cambio de importantes cantidades de dinero. Esa denuncia, además, fue puesta de manifiesto por escrito ante la Asociación de Ganaderías de Lidia (AGL), que trató el asunto en una reunión de su Junta Directiva y contestó, también por escrito, que había nombrado una comisión de investigación.

No sabemos cómo estará funcionando la comisión de la AGL; lo que sí sabemos es que matar toros a tiros como si fueran verracos es ilegal, puede acarrear fuertes sanciones económicas e incluso la cesación de actividades de la empresa que cometa semejante aberración.

Una cabeza de toro de lidia es exhibida como trofeo en un museo de caza de RondaTambién sabemos de primera mano que en un Museo de Caza de Ronda hay, entre los centenares de trofeos, una cabeza de toro completamente anónima (ver foto), y que cerca de esa ciudad hay una finca, gestionada por un personaje de origen alemán, en la que se matan animales proporcionados, al parecer, por un ganadero de la AGL afincado en la provincia de Cádiz.

No quiero poner en peligro la integridad física de la persona que está investigando todo esto, y por ello no doy aún nombres, pese a que me ha dado permiso para hacerlo. Con los taurinos profesionales ya se sabe el cuidado que hay que tener, pues algunos por menos de nada te envían a casa unos matones.

Me consta que en algunos círculos ganaderos ya se están haciendo quinielas, y que la indignación ante estos repugnantes hechos crece a medida que se van conociendo nuevos datos. A ver si la comisión de la AGL se pone las pilas, acaba sus trabajos y los hace públicos antes de tener que sufrir el bochorno de que la gente se entere por la prensa o por una nota informativa del Seprona.

1 comentario:

Pablo G. Mancha dijo...

Adelante, todo esto es repugnante