jueves, 9 de febrero de 2006

¿Volverán los Dalton a Las Ventas?

Los furibundos ataques que está sufriendo la todavía empresa adjudicataria de la gestión de la Monumental de Las Ventas, no por merecidos dejan de ser sorprendentes, máxime cuando se constata que provienen de sectores que no se han distinguido precisamente por su beligerancia con anteriores adjudicatarios.

Los temibles DaltonSi nos remontamos a los primeros tiempos de los Dalton Brothers (PSOE en el poder, Múgica en el callejón, abrazos y parabienes antes de abrirse las plicas) y hacemos un poco de memoria de las sucesivas adjudicaciones de la gestión de la plaza, todas han sido sospechosísimas, y las dos últimas, bajo la batuta del PP, con resoluciones judiciales que las declaraban nulas. Casi nadie desde los medios de comunicación ni desde los colectivos de aficionados prestó demasiada atención a esas circunstancias, y menos aún a los incumplimientos que se hicieron a los sucesivos pliegos de condiciones.

Se fueron cuando quisieron y de rositas. ¿Es que los Dalton no incumplieron jamás un pliego, ni dejaron la antaño pujante temporada de verano venteña hecha un solar, ni se pasaron por el forro de sus caprichos las legítimas demandas de los aficionados? Claro que lo hicieron, pero con mucha más inteligencia que los de ahora. Para empezar, acumularon amiguitos que han ido copando puestecillos y que hoy se encargan de vocear lo malos que son los actuales gestores, preparando el ambiente para que los Dalton Jr. desembarquen en Las Ventas como salvadores.

El asunto de los ladrilleros, con ser escandaloso, no deja de ser una cortina de humo. Entre los que quieren que se vayan los actuales también hay ladrilleros-ganaderos que en la época anterior se pasaban el día en las oficinas de Las Ventas, o hacían ostentación de su presencia en callejones variados. Hoy van de conspicuos representantes de la afición y no tengo que decir más, porque sus nombres están en la mente de cualquier aficionado que no haya sido todavía abducido.

Ante las irregularidades y tropelías puestas de manifiesto, estamos de acuerdo con quienes piden un nuevo concurso para adjudicar la gestión de Las Ventas, ¡pero ojo!: no queremos volver a ver a los Dalton Brothers (versión Senior o Junior) aparecer por esta plaza ni en pintura. Que se les ve venir por el horizonte, a ellos y a sus secuaces.

6 comentarios:

javier dijo...

¿o los unos o los otros?; ¿no hay más?...¿qué se puede hacer?

J.Antonio dijo...

El problema es que el Taurineo tiene su política bien definida, mientras no cambien su política del avestruz y mirar solo por sus intereses y no por los aficionados y sobre todo por la fiesta. no hay nada que hacer.

Puede que haya algún empresario que este fuera del sistema, como hay ganaderos, toreros, pero no los dejan pintar nada y mucho menos acceder a la primera plaza del mundo.

Saludos

manon dijo...

Pues sí. La campaña de Zabalita en favor de los Daltón está siendo escandalosa, muy descarada. ¿Entre los aficionados? Prefiero pensar que las razones de la carta de los 107 incumplimientos son limpias. Por lo menos hasta que se demuestre claramente lo contrario.

El otro día en un corrillo se comentó algo de las ganas que tienen los Lozano de volver y de cómo van preparando el terreno. No son una gran alternativa, no. Ya los sufrimos demasiado.

bastonito dijo...

Creo que en Madrid hay que ir a la gestión directa, aun a costa de perder beneficios. ¿Que ya salió mal una vez? También han salido mal las otras fórmulas que se han utilizado.

En una plaza de titularidad pública, y menos en la de Madrid, no se pueden estar manejando criterios económicos constantemente. Deben primar la calidad de los festejos y la promoción de la Fiesta.

ventero666 dijo...

La diferencia con los anteriores empresarios de Las Ventas es que antes a los aficionados solo nos quedaba el recurso del pataleo, pero ahora presentar las 107 reivindicaciones, y alguna más que se ha quedado en el tintero, nos sirve para demostrar a la Comunidad de Madrid que tiene la obligación de rescindir el contrato de adjudicación de la plaza como dijeron que iban a hacer si no se cumplía el pliego condiciones con el que se ganó el concurso.
Ya es hora de que el Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid eche "la pata p'alante" y opten por la autogestión o la retirada, para lo que hacen mejor que dejen de ocupar el callejón.

Don Pantuflo dijo...

Está claro que no a los Dalton. Pero Lucky Luke ¿es español o francés? Porque españoles no encuentro, la verdad.