martes, 30 de mayo de 2006

Cuadri pierde crédito en Las Ventas

Vista de la Monumental de Las VentasSon ya varios años seguidos viendo flojear a los antaño poderosos cuadris. Fernando Cuadri Vides, que es uno de los pocos ganaderos aficionados de verdad, honrados e inteligentes que quedan, debiera ponerse a cavilar para encontrar la solución a un problema que empieza a hacerse crónico.

Los mamarrachos del pull pesebrero dirán que si la corrida de ayer llega a ser de otra ganadería, la afición se hubiera desgañitado protestando. Y es verdad: se protestó pero con la boca chica. Pero es que las reses marcadas con el hierro de los Hijos de don Celestino Cuadri Vides han dado tantas tardes de satisfacción a la afición de Las Ventas, han sido tantos los toros buenos que hemos visto de esa casa, que su crédito, pese a que ayer tiró de él, sigue por las nubes. El año que viene volveremos, sin duda, a acudir ilusionados a este festejo.

¿Y cómo fue la corrida? No es intención de esta bitácora hacer crónica taurina, sino recoger las impresiones generales de un aficionado, y en este sentido he de decir que los toros me decepcionaron no solamente por su flojedad, sino también por su presentación en escalera, con un primero zancudo y completamente fuera de tipo que parecía de cualquier vacada menos de esta. De casta no anduvieron bajos, y desde luego no creo que saltasen al ruedo hasta las trancas de farlopa como algunos aventuran por ahí. A ver si ahora todas las corridas que esperamos ilusionados y fallan van a estar drogadas; que en los toros siempre ha habido decepciones, leñe.

¿Y los toreros? Para matarlos, pues aunque la corrida salió floja toros hubo que embistieron, especialmente el quinto, que fue de triunfo grande y tuvo la mala suerte de caer en manos de López Chaves, o el primero, que le tocó a un Califa sin sitio ni ideas. Por fin, Javier Valverde sigue sin arrancar. Otro que, poco a poco, va perdiendo crédito en Madrid.

Boutade final: Desde el escaño de fotógrafo que tan dignamente ocupa el amigo Juan Pelegrín, alma mater de las-ventas.com, se tomó ayer una fotografía de mi querida Andanada 7, cuya versión reducida puede verse debajo de estas líneas. Que conste que yo no soy el que tiene el dedo en la nariz.

Andanada 7 de Las Ventas

No hay comentarios: