jueves, 8 de junio de 2006

Tres jueves hay en el año...

Don Antonio Díaz Cañabate, insigne escritor, brillante crítico y bohemio impenitente, recoge en una de sus deliciosas obras aquella máxima que solían repetir los viejos aficionados de la Corte:
Tres jueves hay en el año
que relucen más que el sol:
Jueves Santo, Corpus Christi,
y el Día de la... ¡Corrida de Beneficencia!
Es bonito y hasta enternecedor comprobar cómo, para festejar el 75 Aniversario de la Monumental de Las Ventas, se cumplen a rajatabla las tradiciones. Por ejemplo ésta citada por El Caña sobre la de la Corrida de Beneficencia, que tradicionalmente además fue presidida por el Jefe del Estado, y que en 2006 se ha celebrado en miércoles, con los Reyes en Noruega y los Príncipes de Asturias en el Palco Real, desde donde esta vez no se han pedido orejas, lo cual es muy de agradecer.

También era tradicional poner banderillas de lujo, vistosamente adornadas, pero algo vieron en ellas los sufridos banderilleros (que ante todo son padres de familia), y este año decidieron poner de las de siempre. Eso no había ocurrido jamás.

Todo lo demás sí fue tradicional, entendiendo por tal cosa lo que se produce durante varios años seguidos. Por ejemplo, salieron los tradicionalmente mal presentados e inválidos toros de la Beneficencia, esta vez pertenecientes a las ganaderías de Jandilla, Puerto de San Lorenzo, Moisés Fraile, José Luis Pereda y El Torreón. Los matadores (Rincón, El Cid y Castella), como es tradicional, se pusieron bastante palizas con ellos, aunque al sevillano estuvieron a punto de regalarle una orejita porque la plaza estaba llena de agradecido público de convite.

Tradicionales han sido el baile de corrales matutino y el desfile de sobreros vespertino, así como el cabreo con el que los aficionados hemos salido de la plaza un año más.

Y es que así da gusto, joer. Cada día soy más aficionado a la Fiesta.

No hay comentarios: