miércoles, 12 de julio de 2006

De vuelta de Céret

Plaza de toros de CéretComo casi todos los años desde hace dieciocho, unas veces con unos amigos y otras con otros, mi Latiguillo y yo hemos viajado hasta Céret, en el Rosellón, para presenciar la feria que preparan los excelentes aficionados de la ADAC durante el segundo fin de semana de julio. Allí nos seguimos emocionando con el toro íntegro y recargamos nuestras maltrechas baterías de afición.

Este año, acuciados por el problema de la lengua azul, los organizadores programaron una corrida de Tardieu Frères para el sábado por la tarde, una novillada de Francisco Madrazo de la Vadima para el domingo por la mañana, y una corrida de Valverde para por la tarde.

La corrida de Tardieu Frères estuvo muy bien presentada y resultó encastada y con movilidad, pero mansa aunque cumpliese en el caballo, y algo blanda. Encabo, Barrera y Cruz la lidiaron horriblemente. Lo más destacado del festejo fue que el segundo picador de Barrera, Javier González Salvador, protagonizó un hecho que por histórico no deja de ser lamentable, y es que fue expulsado incluso del callejón de la plaza por el público que, con gritos de "¡Fuera! ¡Fuera!", castigó la mala acción de pegar un puyazo una vez cambiado el tercio. También le cayó algún botellazo (de los de plástico).

Novillada de Madrazo en los corrales de CéretLa novillada de Madrazo tuvo también una excelente presentación, y a mi modo de ver estaba dividida en dos lotes muy bien diferenciados: tres gracilianos (los tres primeros) y tres buendías procedentes de una cruza con La Quinta para cerrar el festejo. Su juego decepcionó un poco, aunque la novillada empezó muy bien con un excelente tercio de varas protagonizado por Santiago Chacón, que movió de lo lindo y con galanura al excelente caballo de Bonijol. Lástima que el primero de la tarde no ayudase. El calor que caía durante la novillada matinal hizo estragos no sólo entre la conspicua afición ceretana, sino también entre los toreros y el ganado.

Una vara a uno de ValverdeLa corrida de Valverde (no del Cura de Valverde, como dicen algunos indocumentados desinformadores, que hablan sólo de oídas y no saben que don Cesáreo Sánchez murió en 1994) constaba de dos toros que habían sido reseñados por la ADAC, y de cuatro remiendos de la misma ganadería que hubieron de sustituir a otros tantos animales que se estropearon antes de ser embarcados. Se exhibieron fotos de los toros estropeados para evitar suspicacias. Aún así, los toros tuvieron una presentación decorosa para Céret, que es una presentación excelente para otras plazas. Tras ser devuelto al corral el tercero, que parecía desriñonado de salida, saltó al ruedo un toro de Andoni Rekagorri Barrenetxea (en teoría de encaste atanasio-lisardo) que parecía el eslabón perdido entre el toro de lidia y las betizu. ¿Lo sería de verdad?

Luis Francisco Esplá en CéretMariano de Damas, presidente de la plaza de Granada en representación de los aficionados, dirigió este último festejo en el que los toros tomaron una media de más tres varas y derribaron varias veces, sin querer ello decir que fueran bravos, sino encastados y duros. Esplá (que está de retirada y anunció a la ADAC que no torearía más en Céret) anduvo bullidor, entretenido y mentirosillo, como casi siempre. Robleño, para matarlo. Sánchez Vara, muy voluntarioso toda la tarde, endiñó un estoconazo al sexto de los que hacía mucho tiempo que no veía por esas plazas de Dios.

En algunos momentos se habló de droga, pero yo no ví atisbos de farlopa en el ganado, ni comportamientos que no fuesen achacables a otra cosa distinta del calor. Algún pitón se astilló, pero también es verdad que las tablas de la barrera ceretana volaron literalmente por los aires más de una docena de veces durante la feria. No ha sido el mejor Céret de Toros que he visto, pero tampoco el peor.

Enhorabuena a la ADAC, ánimo y suerte para preparar la feria del año que viene, y nosotros que la veamos.

3 comentarios:

ventero666 dijo...

Un saludo a todos los aficionados de Ceret que cada año nos hacen sentir como en casa, o mejor ...

AntonioJose dijo...

Siento una envidia "malsana" por no haber disfrutado nunca de una feria tan comprometida e interesante como esta de Ceret.
Felicidades por haberla vivido y disfrutado y sobre todo gracias por contarnoslo de primera mano, que ya llevan unos años, las "informaciones oficialistas del mundo taurino" intentando ningunear ese oasis de integrida y aficióon que es la feria de Ceret.

Pablo G. Mancha dijo...

A mí también me encantaría haber ido con vosotros. Gracias Bastonito por el delicioso relato.