miércoles, 2 de agosto de 2006

El límite de Orión y la puerta de Tannhäuser

Dicen que una bitácora no suele durar más de un año, y ésta lo cumplirá dentro de nueve días. No entra en mis planes echar el cierre, así que me convertiré en eso que llaman ahora un superblogger, que es lo que está de moda (ya ves qué ilusión), con todo lo bueno y todo lo malo que eso conlleva.

Rutger Hauer como Roy Batty en Blade RunnerMirando hacia atrás, mucho más atrás del inicio de este blog, me doy cuenta de que durante decenio y pico he llenado la Red, directamente o propiciando que otros lo hicieran, de bytes sobre todo tipo de asuntos taurómacos. He apoyado la creación de asociaciones de aficionados, permitiendo incluso que mi propia casa fuese su domicilio social; he cedido nombres de dominio; he creado foros y listas de correo que siguen funcionando con cientos de usuarios; he ayudado todo lo que he podido a los aficionados que me lo pidieron para publicar sus propias páginas web; tuve la idea y busqué la colaboración necesaria para crear el primer portal de información taurina en Internet. Todo eso, y más, lo hice exclusivamente por afición a la Fiesta y a Internet.

Hubo sinsabores, pero creo que el balance de la situación es positivo. Aquí, en Internet, frente a los vagos, a los trincones, a los mezquinos, a los desalmados y a los que buscan notoriedad difamando al prójimo, encontré también a magníficos aficionados y mejores personas junto a los que merece la pena meterse en líos. Uno no tiene madera de héroe, pero sí un corazoncito que se viene arriba cuando alguien (normalmente familiares y amigos, no vayas a creer) le da una palmadita en la chepa y le anima a continuar. Gracias a todos los que lo hacéis, que no sois pocos.

Por tanto aquí seguiremos mientras nos dure la doble locura antes mencionada. Debido al lamentable estado de la Fiesta, es fácil que se me acabe la afición a los toros antes que la de Internet. Cada vez tiendo más a comparar lo que actualmente pasa en los ruedos con lo que ocurría cuando, en 1975, conseguí el primer abono de estudiante que hubo en la plaza de Las Ventas, en una delantera de andanada de sombra.

Hoy, con un abono sensiblemente mejorado, desde una fila de andanada de sol, tengo grandes recuerdos de aquellos primeros tiempos como aficionado: toros cuya fiereza y poder encogían el ánimo de todos los presentes; héroes vestidos de luces que, según la condición del morlaco, aplicaban los recursos de la técnica con arte, valor y conocimiento; gestas gloriosas y espantadas vergonzantes. En definitiva, espectáculo.

Ahora es la inercia más que el interés lo que me lleva domingo tras domingo a la plaza. Cuando el hartazgo por la insulsa, decadente y fraudulenta situación que vive la Fiesta se termine de apoderar de mí, siempre podré decir lo que Rutger Hauer en el papel del replicante Roy Batty, de la maravillosa película Blade Runner:
"Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: naves de combate en llamas más allá del límite de Orión. He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir."

7 comentarios:

Costillares dijo...

No olvides en las efemerides el 11 de agosto de 2005 como el día que nació Taurofilia.

No me despido sin antes darte una palmadita en la chepa.

un saludo.

Costillares

ventero666 dijo...

Enhorabuena por el primer año del blog, que sigas muchos años con tu doble locura y que te podamos segir acompañando en ellas.

Pablo G. Mancha dijo...

Tu blog, Bastonito, es sencillamente necesario, no contingente como muchos otros.

bastonito dijo...

¡Halaaaaaaa! Jeje... Si algo he aprendido en esto de los toros es que nada ni nadie es necesario o imprescindible, Pablo. Si acaso, Joselito El Gallo, y a ése le mató un toro en Talavera.

Sin embargo agradezco tu comentario y lo tomo como lo que es: la palmadita de un amigo en la chepa. Gracias a ti, a Costillares y a Ventero666. Y también a todos los que invierten parte de su valioso tiempo en pasarse por esta bitácora.

Por otro lado todos los blogs de toros tienen su importancia, aunque sólo sea para hacer contrapeso a los de los antitaurinos, que proliferan en bastante mayor número y son mucho más beligerantes.

Un abrazo.

Enpuntas dijo...

Enhorabuena, querido humano

hornillos dijo...

Enhorabuena y sigue,sigue,sigue........

pgmacias dijo...

¡Enhorabuena y adelante!. Un saludo