sábado, 7 de octubre de 2006

Martínez el incompetente

La incompetencia presidencial no existe sólo en los pueblos. Ayer en Madrid, sin ir más lejos, ese delfín de monsieur Lamarca llamado Julio Martínez Moreno envió un aviso a Fernández Pineda cuando estaba dando muerte al cinqueño de Pereda que había herido de gravedad a Francisco Marco. Con ello Martínez demostraba no sólo un desconocimiento absoluto de la tradición, que en tauromaquia es norma, sino también una preocupante falta de sensibilidad. Julio Martínez, pese al poco tiempo que lleva en el palco venteño, ya ha conseguido en otras ocasiones con sus vergonzantes actuaciones justamente el efecto contrario al deseable, propiciando broncas monumentales como la de la última Corrida de la Prensa. Esperemos que sea cesado pronto.

No hay comentarios: