lunes, 9 de octubre de 2006

Mediocre corrida de Adolfo Martín

Ayer se lidió en Las Ventas una corrida de Adolfo Martín que no respondió a las grandes expectativas que se habían creado. La plaza se llenó para ver a estos toros -los toreros anunciados no tienen cartel para llenar la Monumental venteña-, seguramente porque el recuerdo del bravo Mulillero perdura en las mentes de los aficionados.

De los ocho toros en principio reseñados por Adolfo Martín, saltaron al ruedo solamente cuatro más uno, el lidiado en segundo lugar, con el que no se contaba y que era una raspa indigna de esta plaza. Tampoco era presentable, por excesivamente bizco, el sexto, aunque luego sacase la casta que sacó.

Dicen que Adolfo Martín presentó diez toros a reconocimiento; también se dice que Florito los cambió de corral cuatro veces, y que en una de esas idas y venidas de dudosa justificación un toro se partió un cuerno, avisándose de ello al ganadero de madrugada. Todo esto ha servido para que algunos aficionados hablen de manos negras en los corrales de Las Ventas y de que a Adolfo Martín le han reventado adrede la corrida. Lo que pensamos otros es que este ganadero se ha dejado anunciar tres veces este año en Madrid sin tener toros suficientes para ello, y que debería meditar sobre el asunto.

En cuanto al juego ofrecido merecen reseñarse primero y sexto aunque, como toda la corrida, anduviesen justitos de fuerza, con alguno bastante escaso. De los toreros, nada, salvo la faena pueblerina que hizo López Chaves al sexto y que ha servido para que toquen a gloria todas las campanas salmantinas y allegadas. Si mata pronto -digo pronto, no bien- se le habría dado esa oreja que la afición de Madrid empieza a llamar con guasa la oreja del sexto.

Seguimos cuesta abajo.

No hay comentarios: