viernes, 15 de diciembre de 2006

Efemérides taurinas del 15 de diciembre

Tal día como hoy ocurrieron, entre otros, los siguientes hechos de relevancia en el mundo taurino:

  • 1863 - Nace en Córdoba el matador de toros Rafael Bejarano Carrasco, Torerito
  • 1899 - Fallece en Sevilla el matador de toros José Cinneo, Cirineo
  • 1901 - Arcadio Ramírez, Reverte Mexicano, toma su segunda alternativa en Puebla (México) de manos de Luis Mazzantini.
  • 1903 - Nace en Oliva (Valencia) el matador de toros José Pastor Mezquida
  • 1907 - Fallece en Sevilla el ganadero don Anastasio Martín
  • 1919 - Nace en Sevilla el matador de toros Bonifacio García Torres, Yoni
  • 1940 - Nace en Maracay (Aragua, Venezuela) el matador de toros Efraín Girón Díaz
  • 1952 - Nace en Riosucio (Caldas, Colombia) el matador de toros Jorge Enrique Calvo Clavijo, El Cali
  • 1960 - Jorge Iván Botero, Curro Gallardo, toma la alternativa en Salamanca (Guanajuato, México) de manos de Manuel Capetillo
  • 1963 - José Torres García, Joselito Torres, confirma la alternativa en México de manos de El Callao
  • 1974 - Jorge Ávila toma la alternativa en San Luis Potosí (México) de manos de Manuel Capetillo
  • 1990 - Teodoro Gómez toma la alternativa en Morelia (Michoacán de Ocampo, México) de manos de Armillita Chico

No podemos evitar reproducir lo que dice Ventura Bagües Navarro, Don Ventura, de Cirineo en su libro Efemérides Taurinas (Barcelona, Editorial Lux, 1928, págs. 410 a 412):

No recuerdo si dije, al hablar de Jaqueta, que la competencia que este diestro sostuvo con el Cirineo en la plaza de Sevilla fué una de las más grandes que allí se han conocido, pero si no lo dije entonces lo digo ahora y es lo mismo.

Lo que sí recuerdo es que llamé borracho a Jaqueta, y al hablar de su rival tengo que hacer lo propio, pues si José Giráldez era una fiera empinando el codo, José Cinneo era una cuba trasegando amílico.

Yo no sé que este Cirineo ayudase a nadie a llevar alguna cruz, pero si -metafóricamente hablando- es nuestra existencia una cruz tan pesada como dicen, este Cirineo ayudó a llevar muchas cruces, haciendo agradables los pesos de las mismas, pues era graciosísimo, de muy felices ocurrencias, muy dado a correr juergas, espléndido y caritativo como él sólo y su compañía era solicitada por quienes querían pasar un rato de buen humor.

Como torero, fue de corto repertorio, pero muy elegante. Notabilísimo con la capa, muy fino con la muleta y pesado con el estoque, sobre todo con aquellos toros que, por llegar aplomados al final, tiene que hacerlo todo el matador.

Nació en Sevilla el 2 de febrero de 1841, fué aprendiz de zapatero, hizo sus primeras correrías taurinas con Ricardo Osed, los hermanos Machío y Agustín Perera, y allá por el año 64 ya fué de banderillero con Cúchares, Domínguez y el Nili.

Dicho año fué el de su presentación en Sevilla como espada novillero, y tal éxito alcanzó, que tomó parte en no pocas corridas, desarrollándose poco después, principalmente desde el 65 al 68, la gran competencia con Jaqueta. Fué la misma tan enconada y llegó a apasionar de tal modo a sus paisanos, que más de una vez tuvo que intervenir la autoridad para apaciguar los ánimos.

En plena popularidad, como novillero en Sevilla, se presentó en Madrid como banderillero del Gordito el 12 de abril de 1868, pues antiguamente los espadas novilleros no se desdeñaban yendo de subalternos con matadores de toros, y por esta causa, el Cirineo, además de ir en la cuadrilla del Gordo, acompañó varias veces a Cúchares y a Manuel Domínguez.

Decidido a tomar la alternativa, salió a torear en Sevilla el día 30 de mayo de 1869, con el mencionado Gordito y Bocanegra, siendo doctorado por el primero. Corriéronse aquella tarde reses de Miura y de Benjumea.

En Madrid no se presentó como tal espada hasta el 24 de mayo de 1874, alternando con Frascuelo y Jaqueta en la lidia de seis reses de Murube.

Ni en esta corrida, ni en otra que toreó el 28 de junio, tuvo el Cirineo el santo de cara, y desde entonces no volvió a torear en la corte.

Empezó a decaer, se avino a torear en novilladas el año 76, perdiendo su categoría, y aunque en su ciudad natal siempre despertó interés su nombre, no fué lo que había sido.

Como tal novillero siguió hasta el año 1882, y el 8 de octubre de tal año, alternando con Currito Avilés y José Román, sacó en Sevilla como banderillero de su cuadrilla al que luego había de hacerse famoso con el apodo Espartero.

Rodando por la pendiente, le ocurrió lo que a su tocayo, antagonista y concurdáneo Jaqueta, que se vió en tan triste situación que hasta llegó a torear en novilladas sin caballos y en mojigangas, terminando obscuramente y en la mayor miseria una profesión que pareció reservarle días de gloria.

Pero ya sabéis que las apariencias engañan.

Gracias a don Francisco Mata, una especie de mecenas sevillano para los toreros, el Cirineo logró hallar asilo en un benéfico establecimiento de la ciudad del Betis, y allí falleció en tal día como este el simpatiquísimo, graciosísimo y en un tiempo notabilísimo torero José Cinneo.

No hay comentarios: