jueves, 7 de diciembre de 2006

Piojos y garrapatas

Eugenia Martínez de Irujo y la garrapata (recreación digital)Leo en el portal que adora el amigo Pablo G. Mancha que Rivera Ordóñez, aquel torero que decía querer poner bombas bajo el tendido 7 venteño, se ha librado de una multa por arrojar una oreja de forma despectiva al burladero al alegar que la misma tenía piojos y garrapatas.

Desde luego, no se puede negar el derroche de imaginación de que ha hecho gala la asesoría jurídica del ex-duque consorte, pero tampoco es tolerable que un desprecio de esa magnitud a la Presidencia que no quiso concederle la segunda oreja deba quedar impune.

En estas cosas de los toros -Dios me perdone- echo de menos a los antiguos gobernadores civiles, que por asuntos así metían a los toreros, vestidos de luces, una noche en el calabozo, y luego les calzaban tal multazo que se les quitaban las ganas de andar haciendo tonterías y cogiendo pataletas absurdas, más propias de un niño chico que de un matador de toros.

La impunidad se ha enseñoreado de la Fiesta. Todos sus protagonistas, excepto el público que paga, gozan de los máximos derechos y disfrutan de garantías legales infinitas. Se saltan las normas todos los días, hacen lo que les da la gana, y se ríen de la Autoridad y de los aficionados aplicando técnicas de defensa surrealistas pero exitosas, al más puro estilo mafioso, como la de los piojos y la garrapata. ¿Hasta dónde vamos a llegar?

Nota: Buscando por la Red imágenes de piojos y garrapatas, he encontrado la recreación digital que ilustra este post en un artículo titulado Eugenia y su garrapata. Google es una joya.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sencillamente acojonante; lo de los Gobernadores Civiles lo suscribo de pé a pá. Lo de la duquesa y google, para morirse, Gracias Bastonito

Pablo G. Mancha dijo...

El anónimo soy yo. Por cierto, veo que has migrado a Beta

Pablo G. Mancha dijo...

Joder Bastonito ¡qué cambio!

bastonito dijo...

¡Y lo que queda! A ver lo que tardo en aplicar etiquetas a todos los artículos (ya que están, habrá que usarlas...), y voy a cambiar un poco las plantillas, que esta apariencia no me acaba de convencer. A ver lo que tardo.

Pablo G. Mancha dijo...

Paciencia, amigo