lunes, 4 de diciembre de 2006

Señales de otros mundos

Parece que las entidades que agrupan a muchos de los aficionados de Madrid se han decidido a dar señales de vida, haciendo públicas las cartas que han enviado al Centro de Asuntos Taurinos y a Esperanza Aguirre. Es buena cosa esa de que quienes reciben subvenciones públicas justifiquen ante los contribuyentes que dedican su tiempo y esfuerzos a merecerlas luchando por la defensa de los aficionados.

Sin embargo, no se me alcanza qué repercusiones pueden tener ambas misivas, a no ser que constituyan un intento, tras la reunión con Taurodelta, de salvar los muebles ante esa afición que tanto les admira y tan grandes cosas espera de ellos; esa afición que tanto les quiere y a la que tanto quieren. Esperemos acontecimientos pero a veces los aficionados, en vez de ciudadanos, parecemos súbditos.

NOTA: De las cartas me he enterado por este post de Javier. Gracias.

No hay comentarios: