domingo, 12 de febrero de 2006

Una visita surrealista

Logo del Safari Club InternacionalEl culebrón sobre la caza a tiros de reses de lidia, del que seguíamos hablando en la mañana de ayer, continuó en la redacción de La Voz de Cádiz donde Ángel Bohórquez, representante de la ganadería de Clara Bohórquez (antes Herederas de Bohórquez), se presentó por sorpresa para negar que haya utilizado toros de lidia para cacerías, y afirmar simultáneamente que tiene apartadas vacas y sementales de tremebundas cornamentas con la intención de utilizar los productos en actividades cinegéticas, a tanto el metro de astas, según un proyecto apoyado por el Safari Club Internacional.

Una cabeza de toro de lidia es exhibida como trofeo en el Museo de Caza de RondaEsto y algunas barbaridades más que dijo el Sr. Bohórquez pueden leerse en el artículo que publica hoy Francisco Apaolaza.

Sin embargo, en esa extensión mediática domecquiana llamada Mundotoro, afirman en un artículo publicado anoche que Ángel Bohórquez niega rotundamente dedicarse a la crianza de toros bravos y asegura tener negocio única y exclusivamente con caballos y con ganado manso.

Mientras tanto, nadie parece conocer la procedencia exacta de la cabeza de toro disecada que hay colgada en el Museo de Caza de Ronda, entre cientos de trofeos cinegéticos.

jueves, 9 de febrero de 2006

¿Volverán los Dalton a Las Ventas?

Los furibundos ataques que está sufriendo la todavía empresa adjudicataria de la gestión de la Monumental de Las Ventas, no por merecidos dejan de ser sorprendentes, máxime cuando se constata que provienen de sectores que no se han distinguido precisamente por su beligerancia con anteriores adjudicatarios.

Los temibles DaltonSi nos remontamos a los primeros tiempos de los Dalton Brothers (PSOE en el poder, Múgica en el callejón, abrazos y parabienes antes de abrirse las plicas) y hacemos un poco de memoria de las sucesivas adjudicaciones de la gestión de la plaza, todas han sido sospechosísimas, y las dos últimas, bajo la batuta del PP, con resoluciones judiciales que las declaraban nulas. Casi nadie desde los medios de comunicación ni desde los colectivos de aficionados prestó demasiada atención a esas circunstancias, y menos aún a los incumplimientos que se hicieron a los sucesivos pliegos de condiciones.

Se fueron cuando quisieron y de rositas. ¿Es que los Dalton no incumplieron jamás un pliego, ni dejaron la antaño pujante temporada de verano venteña hecha un solar, ni se pasaron por el forro de sus caprichos las legítimas demandas de los aficionados? Claro que lo hicieron, pero con mucha más inteligencia que los de ahora. Para empezar, acumularon amiguitos que han ido copando puestecillos y que hoy se encargan de vocear lo malos que son los actuales gestores, preparando el ambiente para que los Dalton Jr. desembarquen en Las Ventas como salvadores.

El asunto de los ladrilleros, con ser escandaloso, no deja de ser una cortina de humo. Entre los que quieren que se vayan los actuales también hay ladrilleros-ganaderos que en la época anterior se pasaban el día en las oficinas de Las Ventas, o hacían ostentación de su presencia en callejones variados. Hoy van de conspicuos representantes de la afición y no tengo que decir más, porque sus nombres están en la mente de cualquier aficionado que no haya sido todavía abducido.

Ante las irregularidades y tropelías puestas de manifiesto, estamos de acuerdo con quienes piden un nuevo concurso para adjudicar la gestión de Las Ventas, ¡pero ojo!: no queremos volver a ver a los Dalton Brothers (versión Senior o Junior) aparecer por esta plaza ni en pintura. Que se les ve venir por el horizonte, a ellos y a sus secuaces.

martes, 7 de febrero de 2006

Desde La Gomera

Roque de Agando, en el Parque Nacional de Garajonay (La Gomera). Foto de Pinzonazul, tomada de WikimediaSi hay un sitio en España donde es difícil ser aficionado a los toros, ése es la isla canaria de La Gomera. No creo que en la historia de esa tierra se haya celebrado siquiera una humilde capea; tampoco hay noticias de gomeros que hayan vestido de luces y, por si fuera poco, los espectáculos taurinos están prohibidos en todo el territorio insular.

Gracias a Google Analytics, he podido detectar con estupor que en los últimos tiempos esta bitácora ha recibido un significativo número de visitas procedentes de La Gomera. Mil preguntas han invadido mi destartalado magín: ¿hay un gomero friki que hace ostentación de taurinismo simplemente para provocar?, ¿algún aficionado ha decidido afincarse por una larga temporada en esa preciosa isla?, ¿el PC hackeado de un gomero sirve a oscuros fines que no se me alcanzan? No, nada de eso puede ser...

Prefiero pensar en un héroe anónimo, alguien que recibe a escondidas vídeos y libros taurinos que ha encargado por Internet a la península. Una persona que, con la excusa de visitar a un familiar, toma un vuelo hacia Madrid para ver los victorinos en Las Ventas.

Pero calla, corazón... Como siga, atacaré con entusiasmo los acordes del ramito de violetas. En todo caso muchas gracias a quien, desde La Gomera, me ha hecho reflexionar un buen rato sobre lo solo que puede llegar a sentirse un aficionado a la Fiesta, y sobre lo importante que es la Red para acercarnos a todos.

domingo, 5 de febrero de 2006

Kiss FM

Que no, que el título de este post no es el nombre de una radiocadena musical, sino el de un toro de la ganadería de Carranco que, lidiado por Jorge Gutiérrez, se ganó el indulto ayer en la plaza de Torreón (Coahuila, México).

Creía que, después del Marisol de Manolo González, que le cupo casualmente en suerte al cartagenero José Ortega Cano en la Monumental de Las Ventas, ya lo había visto todo en cuanto a nombres ridículos de toros.

Pero no. Los desmochan, los estabulan, los descastan, los ponen delante de una acorazada de picar que pesa el doble que ellos y, no contentos, ahora les inflingen la humillación de ponerles nombrecitos como Kiss FM (alguien habrá pagado por ello sus buenos dineros), cuando los toros deberían llamarse Artillero, Sacamantecas, Perdulario y cosas por el estilo.

En la historia de la Fiesta habrá un antes y un después de Kiss FM. A partir de ahora los toros se llamarán Calzados Rodríguez, Mantequería Fulgencio, Si bebes no conduzcas, etc.

viernes, 3 de febrero de 2006

Los pepejuanes hacen el ridículo

Si a los miembros de la muy respetable peña Los de José y Juan de hace unos años -no muchos- les dicen que en su tradicional ciclo de conferencias anual van a tener que soportar que un afeitador les hable de integridad, se lían a bastonazos con los responsables del desaguisado y no dejan títere con cabeza. ¡Menudos eran los pepejuanes de la vieja guardia!

Casi me caí de la silla ayer cuando leí en una de las páginas de información taurina de la Red que el simpático João Folque de Mendoça, empresario taurino y propietario de la ganadería cuyas reses se marcan con el antaño glorioso hierro de Palha, va a pronunciar una conferencia titulada Por una fiesta íntegra en el siglo XXI.

Al señor Folque de Mendoça le llevan pescando toros afeitados en Francia dos años seguidos. Son toros lidiados en fechas distintas y en plazas distintas, lo que descarta la casualidad. Ha habido análisis contradictorios que ratifican el diagnóstico inicial de desmoche, se han publicado fotografías, la Unión de Villas Taurinas de Francia ha vetado a la ganadería y los aficionados de la A.N.D.A. le han premiado con su famoso serrucho de oro.

Pues nada, ahora van Los de José y Juan, una de las peñas de aficionados más importantes del orbe, y le dejan subir a su sacrosanta tribuna para pronunciar una conferencia sobre integridad. ¿Quién ha robado la cartera a los pepejuanes? ¿Se les habrá ofrecido el propio Folque? ¿Habrá mediado algún aprendiz de comunicador?

Todo es posible. Incluso parece como si esa conferencia no estuviese programada inicialmente y hubiese sido agregada al ciclo a última hora y de matute, pues en la página oficial del Ayuntamiento, actualizada a 16 de enero, no está.

jueves, 2 de febrero de 2006

Asuntos cinegéticos pendientes

Denunciábamos hace unos meses en un post titulado El toro de lidia, especie cinegética que había ganaderos que se prestaban a que sus reses fuesen abatidas a tiros en fincas de caza a cambio de importantes cantidades de dinero. Esa denuncia, además, fue puesta de manifiesto por escrito ante la Asociación de Ganaderías de Lidia (AGL), que trató el asunto en una reunión de su Junta Directiva y contestó, también por escrito, que había nombrado una comisión de investigación.

No sabemos cómo estará funcionando la comisión de la AGL; lo que sí sabemos es que matar toros a tiros como si fueran verracos es ilegal, puede acarrear fuertes sanciones económicas e incluso la cesación de actividades de la empresa que cometa semejante aberración.

Una cabeza de toro de lidia es exhibida como trofeo en un museo de caza de RondaTambién sabemos de primera mano que en un Museo de Caza de Ronda hay, entre los centenares de trofeos, una cabeza de toro completamente anónima (ver foto), y que cerca de esa ciudad hay una finca, gestionada por un personaje de origen alemán, en la que se matan animales proporcionados, al parecer, por un ganadero de la AGL afincado en la provincia de Cádiz.

No quiero poner en peligro la integridad física de la persona que está investigando todo esto, y por ello no doy aún nombres, pese a que me ha dado permiso para hacerlo. Con los taurinos profesionales ya se sabe el cuidado que hay que tener, pues algunos por menos de nada te envían a casa unos matones.

Me consta que en algunos círculos ganaderos ya se están haciendo quinielas, y que la indignación ante estos repugnantes hechos crece a medida que se van conociendo nuevos datos. A ver si la comisión de la AGL se pone las pilas, acaba sus trabajos y los hace públicos antes de tener que sufrir el bochorno de que la gente se entere por la prensa o por una nota informativa del Seprona.