miércoles, 31 de mayo de 2006

Interesante novillada de Bucaré

Por causas ajenas a mi voluntad hube de perderme la novillada de El Ventorrillo en la que triufaría Talavante, pero afortunadamente ayer pude asistir a la de Bucaré.

En cuanto a presentación, hacía tiempo que no se venía en Madrid una novillada tan pareja y a la vez dentro del tipo del encaste santacoloma-buendía (de media pesaron 468 Kg. y estuvieron todos entre 451 y 485 Kg.) . Tras lo que hizo el primero, que no dejó de embestir en ningún momento y puso en serios apuros a su matador, la novillada fue vilmente masacrada en varas, lo cual constituyó un craso error, pues este tipo de reses, si no se ven con fuerzas suficientes, se ponen imposibles y practican una defensa numantina. A ver si los de luces aprenden a dosificar la suerte de varas.

Todos los novillos mantuvieron el interés del aficionado y trajeron por la calle de la amargura a tres pobres muchachos que se deben poner muy bonitos con otro tipo de ganado, pero no son capaces de resolver los problemas de la casta. Israel Lancho seguramente se retirará o pasará a la plata después del fiasco de ayer (lleva once años de novillero según el programa oficial del festejo), Raúl Cuadrado debería írselo pensando, y Mehdi Savalli haría bien tomando unas clases particulares de toreo de verdad, pues parece un rejoneador de los malos sin caballo, constantemente haciendo aspavientos, dando vueltas y brincos para arrancar aplausos al respetable, cuando lo cierto es que de técnica anda muy, muy flojito.

Tras la entretenida novillada de ayer (por los novillos), hoy vuelven los toros de Joâo Folque de Mendoça a Las Ventas. No sabemos si nos divertirán o nos enfadarán. Suponemos que aquí no los desmochará como en Francia, donde no me cansaré de repetir que ha sido galardonado por los aficionados franceses con el famoso Serrucho de Oro (Egoïne d'Or) y vetado por la Unión de Villas Taurinas. Esperemos, repito, que aquí los de Palha salgan íntegros, y que la corrida esté mejor presentada y más encastada que en años anteriores.

Vic sin Palha honor - Beziers con Palha vergüenza
"VIC SIN PALHA HONOR - BEZIERS CON PALHA VERGÜENZA"
Pancarta desplegada en la plaza de Vic-Fezensac el Lunes de Pentecostés del año pasado
Foto tomada de
http://anda.aficionados.free.fr/UVTF2005.html

martes, 30 de mayo de 2006

Cuadri pierde crédito en Las Ventas

Vista de la Monumental de Las VentasSon ya varios años seguidos viendo flojear a los antaño poderosos cuadris. Fernando Cuadri Vides, que es uno de los pocos ganaderos aficionados de verdad, honrados e inteligentes que quedan, debiera ponerse a cavilar para encontrar la solución a un problema que empieza a hacerse crónico.

Los mamarrachos del pull pesebrero dirán que si la corrida de ayer llega a ser de otra ganadería, la afición se hubiera desgañitado protestando. Y es verdad: se protestó pero con la boca chica. Pero es que las reses marcadas con el hierro de los Hijos de don Celestino Cuadri Vides han dado tantas tardes de satisfacción a la afición de Las Ventas, han sido tantos los toros buenos que hemos visto de esa casa, que su crédito, pese a que ayer tiró de él, sigue por las nubes. El año que viene volveremos, sin duda, a acudir ilusionados a este festejo.

¿Y cómo fue la corrida? No es intención de esta bitácora hacer crónica taurina, sino recoger las impresiones generales de un aficionado, y en este sentido he de decir que los toros me decepcionaron no solamente por su flojedad, sino también por su presentación en escalera, con un primero zancudo y completamente fuera de tipo que parecía de cualquier vacada menos de esta. De casta no anduvieron bajos, y desde luego no creo que saltasen al ruedo hasta las trancas de farlopa como algunos aventuran por ahí. A ver si ahora todas las corridas que esperamos ilusionados y fallan van a estar drogadas; que en los toros siempre ha habido decepciones, leñe.

¿Y los toreros? Para matarlos, pues aunque la corrida salió floja toros hubo que embistieron, especialmente el quinto, que fue de triunfo grande y tuvo la mala suerte de caer en manos de López Chaves, o el primero, que le tocó a un Califa sin sitio ni ideas. Por fin, Javier Valverde sigue sin arrancar. Otro que, poco a poco, va perdiendo crédito en Madrid.

Boutade final: Desde el escaño de fotógrafo que tan dignamente ocupa el amigo Juan Pelegrín, alma mater de las-ventas.com, se tomó ayer una fotografía de mi querida Andanada 7, cuya versión reducida puede verse debajo de estas líneas. Que conste que yo no soy el que tiene el dedo en la nariz.

Andanada 7 de Las Ventas

domingo, 28 de mayo de 2006

Semidioses en Las Ventas

Una abonada decía a mitad del festejo de hoy que no sabía exactamente si lo estaba pasando muy bien o muy mal, pues había emoción, a veces miedo, a veces admiración por el valor de los de luces y por el toreo que ejecutaron cuando los toros de la doña les dejaron.

La ganadera, doña Dolores Aguirre Ybarra -por mal nombre doña Eduarda-, ha presentado una corrida en la plaza de Madrid de las que quitan el hipo por lo seria, por lo mansa, por lo complicada y por lo poderosa. Mansos de libro que han hecho de todo: barbear las tablas, cocear a los caballos, embestir de forma descompuesta, corretear sin rumbo por el ruedo, dolerse en banderillas, aquerenciarse en chiqueros, irse a morir a tablas...

Frente a tales regalitos unos héroes vestidos de luces -se exceptúan los picadores de hoy en día, que deberían vestir con mono azul y casco de plástico amarillo-, entre los que se encontraba Carlos Hombrados, quien fue prendido de manera espeluznante a la salida de un buen par de banderillas al segundo, sin que afortunadamente haya sufrido, al parecer, más lesiones que las contusiones propias de una paliza, pues en directo la cosa pareció mucho más seria.

Los matadores de hoy, según fotos de Juan Pelegrín para las-ventas.comUnos héroes, decíamos, que se pusieron delante de una corrida de toros con toda la barba, la lidiaron y mataron más que dignamente, y a mi modo de ver merecieron más premio que las ovaciones tributadas por el público. ¿Qué menos que una vuelta al ruedo? ¿Por qué ya no se dan vueltas al ruedo en Madrid? ¿Tan mezquina se ha vuelto esta plaza de Las Ventas (las fotos son de su web oficial) que niega una vuelta al ruedo a unos héroes que se han jugado de verdad la vida ante el toro-toro, y regala orejitas de plastilina a quienes se pasean jacarandosos frente a borregas inválidas? Esta no es mi plaza, que me la han cambiado.

Honor y gloria a José Ignacio Ramos, Fernando Robleño, Sergio Martínez y sus cuadrillas, exceptuando como dijimos a los picadores, y haciendo una mención especial a Carlos Hombrados: ¡Toreros!

Y mañana, la de Cuadri (acabo de encontrar por casualidad una web dedicada a la ganadería), que también promete emociones fuertes. Veremos.

sábado, 27 de mayo de 2006

"No se afeita porque está prohibido"

No estaría mal algo así, ¿eh?Hace años un taurino, no recuerdo exactamente quién, tuvo la desvergüenza de decir que los cuernos de los toros no se manipulaban porque eso estaba prohibido. Por el mismo motivo se deduce que no se asesinan a tiros los toros de lidia en fincas cinegéticas.

Chapu Apaolaza, el mismo periodista amigo de La Voz de Cádiz que publicó unas declaraciones de Ángel Bohórquez a cuenta del asunto de las cacerías de toros bravos que venimos denunciando desde hace meses, ha publicado ahora una entrevista con Ignacio Huelva sobre el ya famoso tema del afeitado en Azuaga, denunciado en otro blog.

Los taurinos afeitadores son cada vez más descarados. Véase el caso de Folque de Mendoça, quien fue vetado por la Unión de Villas Taurinas de Francia por desmochar sus palhas -con análisis contradictorios positivos incluidos- y se atreve incluso a manifestar que los animales que aparecen en las fotografías no eran suyos, atentando contra la honorabilidad del fotógrafo y contra la inteligencia de los aficionados. Por lo visto, en la época de los aceleradores de neutrones, de los computadores cuánticos y de la exploración del espacio, no se puede saber si un cuerno ha sido manipulado fraudulentamente.

El afeitado es la mayor lacra de la Fiesta. El ganadero afeitador hace competencia desleal a los que se niegan al fraude; los toreros que exigen toros afeitados se ciscan en la profesionalidad de los que los torean en puntas; los empresarios que permiten que en sus plazas salgan toros afeitados, contribuyen con su silencio cómplice a que el público sea estafado, y desvirtúan un espectáculo que debería estar basado en la emoción del arte y en la del riesgo real de que un hombre pueda ser herido por una fiera.

Nos quejamos de que los políticos no hacen nada por erradicar el afeitado y otros fraudes como la droga en la Fiesta. Ni lo hacen ni lo van a hacer. La Fiesta es políticamente incorrecta, pero como tiene un amplio apoyo popular no se atreven a cargársela directamente. Así, lo que hacen es dar cuerda a los taurinos profesionales, patanes y mafiosos como ellos solos, para que se carguen el espectáculo ellos mismos a base de corruptelas y engaños como el afeitado, la droga, la supresión de la suerte de varas, etc. Cuando la fruta esté madura, caerá por su propio peso.

Nuestro apoyo inconcdicional al ganadero Ignacio Huelva, propietario de las vacadas de Pérez de la Concha, Hernández Pla, San Martín y La Gloria, las dos últimas adquiridas recientemente a los ganaderos mexicanos señores Chafik y Miaja.

Miró al soslayo, fuese, y no hubo nada

Pero nada de nada. Por no haber, no hubo ni vergüenza, como explica Joaquín Monfil en su habitual minicrónica de lo acontecido en la plaza de Las Ventas.

Quien primero miró al soslayo y fuese de rositas sin que hubiera nada fue, si estuvo, la insigne ganadera doña María Domecq Sáinz de Rozas, a la sazón representante de la vacada denominada Toros de Lagunajanda, que ayer tomó antigüedad con una corrida incompleta desde el principio (sólo saltaron al ruedo cinco), de la que se devolvieron dos toros más al corral. ¡Así se presenta una ganadería en la primera plaza del mundo!

Los toreros hicieron el paseíllo, miraron al soslayo y también fuéronse sin que hubiera nada. Uceda Leal, Eduardo Gallo y El Capea, junto a los citados de Lagunajanda, dieron al público de Las Ventas una de las mayores palizas que se recuerdan en esta plaza: en el quinto toro la gente salía a borbotones por los vomitorios incapaz de seguir soportando el infumable espectáculo.

Hoy descanso.

viernes, 26 de mayo de 2006

El tradicional bochorno de la Corrida de la Prensa

La Corrida de la Asociación de la Prensa de Madrid no levanta cabeza desde hace años. Se la cargaron cuando la metieron dentro de la feria de San Isidro, cuando permitieron que cada matador se trajese sus torillos debajo del brazo, y cuando los periodistas hicieron dejación de sus funciones como organizadores dejando que la empresa de Las Ventas hiciese todas las gestiones por ellos. Cuando Vicente Zabala Portolés la organizaba iba menos gente, pero la corrida era mucho más digna.

Este año ha habido una pequeña variación aparentemente positiva, y lo digo porque, aunque los toros han sido todos del mismo hierro, parecía como si cada matador hubiese traído los suyos, de asquerosos que eran. Difícilmente se puede presentar peor una corrida en Madrid, difícilmente puede estar más inválida, y difícilmente puede ser más descastada -aunque otros vendrán que buenos harán a los de Valdefresno, no lo dudo-.

El palco presidencial -bendita sea la rama que al tronco sale-, dirigido por el ex delegado de Lamarca, estuvo a punto de provocar con sus arbitrariedades, su incompetencia, su falta de criterio y su actitud chulesca un serio altercado de orden público al no devolver los tres primeros toros al corral, al devolver el último cuando casi nadie lo pedía, y al conceder una oreja sin petición mayoritaria. Hacía mucho que en la plaza de Las Ventas no se escuchaban broncas tan grandes. Una leyenda urbana, sin duda propalada por mentes calenturientas y malintencionadas, afirma que Lamarca sigue presidiendo desde la sombra a través de un pinganillo.

Un pañuelo ondea en el Palco Real (foto de las-ventas.com)Por fin, lo de la oreja concedida a Castella tiene bemoles. Fue en el cuarto, tras tres broncas monumentales a la presidencia por no ordenar la devolución al corral de los toros anteriores. Castella había hecho una faena aseadita, tremendista y pueblerina a un toro moribundo, que remató con una estocada baja. En circunstancias normales no hubiese dado ni la vuelta al ruedo, pero hete aquí que en el Palco Real ocurrió lo nunca visto: un tipo que se sentaba a la izquierda del Duque de Lugo comenzó a ondear no sé si un pañuelo o una inmensa servilleta blanca, como puede verse en la foto tomada de las-ventas.com. El estupor se adueñó de la afición, y el señor presidente, cuya vida guarde Dios muchos años, concedió a toda prisa una oreja que ni mucho menos pedía la mayoría del público.

Como los señores de la Asociación de la Prensa de Madrid no renuncian a los beneficios que les produce este festejo, y como ya se sabe que a la prensa hay que tenerla contenta, no sea que se meta con nosotros y nos arruine el negocio o nos saque de la poltrona, el año que viene habrá otra pantomima de éstas en mitad de la feria de San Isidro. La dignidad de la Fiesta, su integridad o, simplemente, el sentido común, les tiene sin cuidado.

Ayer no fue a los toros el Rey, que solía ocupar una barrera de sombra en este festejo. Tantos años de basura han debido espantar a Su Majestad de la Corrida de la Asociación de la Prensa de Madrid, y ha acertado. Le han sustituido los Duques de Lugo, que se han subido al Palco Real seguramente para no tener que aguantar a un par de palizas comentándoles el festejo. Allí arriba han estado bien y tranquilos, ellos y el público, salvo durante el episodio del impresentable del pañuelo, que ha puesto a la afición como una moto. ¿Quién sería el tipo ese?

Actualización:

Identificado por Zabala de la Serna el tipo del pañuelo en el Palco Real. Copio, pego y enlazo:

"En el Palco Real, como adelantó ABC, la Infanta Elena cubrió la ausencia del Rey junto a su marido, Jaime de Marichalar, y al vicepresidente de la Asociación de la Prensa, Jorge del Corral, que ha dado la cara por todos los periodistas que pertenecemos a la Asociación y que aventó su pañuelo para empujar el éxito de Castella como si le fuera la vida en ello. Gracias."

jueves, 25 de mayo de 2006

Orgullo taurinauta

Hoy se celebra esa chorrada que han dado en llamar Día del Orgullo Friki, y que incluso Forges ha recogido en su viñeta diaria, mas si de verdad hay frikis en este mundo, ésos somos los aficionados taurinos que nos movemos por la Red.

Ya es raro que, tal y como está en estos momentos la Fiesta Brava, todavía quede gente a la que le guste, pero si a esa aberración se le añade lo de intentar, como un servidor desde principios de 1995, utilizar Internet para promocionar la tauromaquia, no es que se sea un friki, sino más bien un auténtico tarado como Don Quijote, el personaje novelesco más friki de la historia, quien con "segura conciencia" proclamaba:
"Digan lo que quisieren, que desnudo nací, desnudo me hallo: ni pierdo ni gano; aunque por verme puesto en libros y andar por ese mundo de mano en mano, no se me da un higo que digan de mí todo lo que quisieren."
Aquí seguiremos, pues mientras hay vida hay esperanza, hasta que los taurinos nos acaben de aburrir del todo y los antitaurinos se aprovechen de ello.

martes, 23 de mayo de 2006

Sí pero no

A fuer de ser sinceros, y después de haber separado el grano de la paja consultando con la almohada, hay que decir nos queda un sabor agridulce de la corrida de ayer.

La parte agria viene de la presentación de los alcurrucenes y del sobrero, intolerable salvo en el caso del quinto, que sí era un toro con toda la barba; de la equivocación de terrenos de César Rincón en su faena al primero; de que El Juli sólo cortase una oreja a un toro al que se le caían las dos; de que El Cid empieza a ser un destajista del natural...

La parte dulce viene de la disposición del colombiano toda la tarde, de su valor y de su torería con el primero, de cómo él y toda su cuadrilla aplicaron una lidia perfecta al cuarto, que era un mulo; de que la faena de muleta de El Juli al sobrero de Ana María Bohórquez -la de la oreja- tuvo pasajes muy estimables, sin olvidar que al otro le aplicó un estoconazo de aúpa; de que El Cid sigue teniendo una mano izquierda privilegiada...

Probablemente si la corrida de ayer la matan otros no hubiésemos visto tanto, pero queda una duda razonable: ¿estos tres habrían podido hacer más? Yo creo que sí. Su condición de figuras, además, nos obliga a exigírselo.

P.S.- Mi condicion de irredento rinconista me obliga a proclamar que, pechando con el peor lote, si ayer hubo alguien en Las Ventas que cargó la suerte de verdad y se puso en ese sitio donde los toros pegan las cornadas más fuertes, ése fue el maestro colombiano.

domingo, 21 de mayo de 2006

Peñazo de Guardiola con reventa en el apartado

La de Guardiola resultó otro tostón. Si acaso destacar un gran par de banderillas de Luis Carlos Aranda al cuarto de la tarde y un derribo del primer toro que, con poder pero queriéndose ir -no nos engañemos-, desplazó al caballo en paralelo con las tablas del 7 hasta que lo tumbó con estrépito. Sin embargo estos dos sucesos y alguna otra cosilla suelta no son suficientes como para que un espectáculo tenga interés, ni en nuestros tiempos ni hace un siglo. A ver si los profesionales se van dando cuenta de lo que hacen, porque la gente está desertando a puñados y el antitaurinismo crece a velocidad de vértigo. Románticos y estúpidos dispuestos a pagar por esto vamos quedando muy poquitos.

Lo curioso es que, según me cuentan, en el apartado mañanero de los fines de semana de feria hay reventa no sólo de boletos para presenciarlo, sino también de sitios en la fila. ¿Estamos locos o qué? ¿La gente es idiota? En fin...

¡Ah, se me olvidaba! Me obsequian con una página cortada de una publicación televisiva mensual en la que mi imagen andanadil venteña, entre las de otros aficionados, aparece junto a las de Tom Hanks, Zinedine Zidane y otros figurones deportivos y cinematográficos. ¡Cuanto honor! Si la revista llega a caer en mis manos, estoy seguro de que no habría reparado en que salgo en esa foto. Agradezco que me la hayan llevado a los toros, porque así hemos matado el tedio echado unas risas durante un rato.

Una atanasiada con sorpresa

Enrique PonceEnrique Ponce sorprendió ayer en Madrid jugándosela de verdad ante un cinqueño pregonao de José Luis Pereda, remiendo que hizo segundo y al que quizá la presidencia hubiera tenido que ordenar poner banderillas negras para evitar la gran cantidad de capotazos que se le dieron con objeto de meterlo debajo del caballo, al que Ponce había ordenado con acierto colocarse en terrenos cercanos a chiqueros. Los hubo que dijeron que el torero había estado en engañabobos y lo estuvo, sí, pero en el otro toro. Con el de Pereda aguantó unas coladas espeluznantes por el pitón izquierdo, primero, y luego por el derecho con terrorífico gañafón incluido. Por este lado intentó el toreo en redondo de verdad, cruzándose y consiguiéndolo en una serie auténticamente estimable, mientras que otras le salieron menos lucidas. La verdad es que un pregonao emplazado en los medios -un caballo a cada extremo del diámetro del ruedo- da bastante miedo, y si no que se lo digan a la cuadrilla del valenciano, que es especialista en lidiar suavemente a esos torillos bobalicones que suelen salirle a Ponce, pero que naufraga cuando aparecen las dificultades. Con éste de Pereda, Ponce se las tuvo que arreglar solito, y lo hizo con una inteligencia y un valor a los que no nos tiene acostumbrados en Madrid. Perdió un trofeo por perpetrar la suerte suprema de una manera infame. Y esto, relatado en un solo párrafo, fue la corrida de ayer en Las Ventas, y no fue poco, pues no se ven toros así de difíciles todos los días, ni toreros que se pongan delante con la gallardía de que hizo gala Enrique Ponce en su primero, que lo del segundo es otro cantar.

Hubo uno de luces, llamado Álvaro Justo, a quien se confirmó la alternativa y paseaba la actitud del que está de vuelta de todo, tiene cortijo, haiga y millones a espuertas, como Ponce. Con su pan se lo coma, pero que sepa que así no se viene a Madrid, y que ha tirado por la borda la oportunidad que constituía una confirmación de alternativa en San Isidro. Salvador Vega gustó con el capote, pero ahí acabó todo.

Los cinco atanasios de Javier Pérez-Tabernero -uno devuelto- fueron auténtica basura indigna de saltar al ruedo venteño, incluido el sobrero de La Dehesilla. Anovillados y regordíos, descastados e inválidos, no valían para nada que no fuera subirse encima o tirar de un carro. Debemos agradecérselos a Ponce, pues fueron sus adláteres quienes les dieron el visto bueno.

Por fin, enhorabuena a Rosquito, que ayer contraía matrimonio, a su padre Rosco y al resto de los amigos del 7 que ayer fueron a la boda, todos grandes aficionados, a los que echamos de menos en Las Ventas.

jueves, 18 de mayo de 2006

Los cuernos de '20 minutos'

Pongo este enlace a un post de La Torosfera Confidencial que me ha llamado mucho la atención: La torosfera confidencial: Los cuernos de '20 minutos'

Encima lo hago tras volver del enésimo festejo infumable en la plaza de Las Ventas, que ni voy a comentar. Que los taurinos profesionales y los dolientes aficionados lean lo que ha escrito Enpuntas. A ver si nos ubicamos.

¿Seis ibanes para hoy?

Parezco un ciego voceando los cupones pero, evidentemente, el titular es una pregunta. Ayer se comentaba en los cada vez más reducidos círculos de la afición venteña que la mitad de la corrida de Baltasar Ibán que hoy estoquearán Dávila Miura, Matías Tejela y Salvador Cortés, ha sido rechazada por los veterinarios. Esos mismos aficionados han estado en la ganadería viendo la camada de este año y aseguran que no hay seis toros con la presencia suficiente para ser lidiados en Madrid. ¡Ja! Un perrillo al que se le colocasen dos cuernos postizos de plastilina tiene, a estas alturas y visto lo visto, trapío suficiente como para ser ovacionado de salida en Madrid.

Si salen esta tarde seis ibanes en Las Ventas, varios serán monas indecentes. Si no salen, será porque ha habido que remendar la corrida, en cuyo caso alguien tendrá que asumir alguna responsabilidad (¡ja! otra vez). La tarde de hoy tiene toda la pinta de ir a desarrollarse como la de ayer.

miércoles, 17 de mayo de 2006

Esto es ahora Madrid

Sí señores. La Monumental de Las Ventas se ha convertido en lo que han visto veintitantas mil personas de cuerpo presente, usease in situ, más unas cuantas decenas o centenares de miles a través de la televisión.

En el aspecto ganadero nunca había caído esta plaza tan bajo. Hoy han colado al público una gatada indigna que se tapaba por la cara -especialmente el lote de Serafín Marín- y completamente inválida, que debió volver enterita a los corrales. El Ilmo. Sr. D. Julio Martínez Moreno, funcionario policial en funciones de presidente, tuvo a bien devolver a los corrales a dos de los animalejos, que fueron sustituidos por otros de similar condición. Dos de los que inexplicablemente permanecieron hasta su muerte en el ruedo no fueron estoqueados, sino que se tumbaron y apuntillaron directamente -como el tercero- o descabellaron tras sufrir varios pinchazos a paso de banderillas -como el quinto-. Si esto ocurre hace muy poquito tiempo en Las Ventas, se arma la de San Quintín.

Ahora bien, que a los toreros, sus mentores y la crítica trincona, baboseante, sobrecogedora y amable-con-según-quién no se les ocurra decir que la culpa del fiasco fue de los toros, pues ellos, pobrecitos, no tienen la culpa de nada y a estas horas están descuartizados en una cámara frigorífica o incinerados -la verdad es que ni sé ni me importa lo que hacen ahora con ellos-. Resulta que hay unos señores que los crían, llamados ganaderos, que alguna responsabilidad tendrán. Otros, llamados empresarios, presentan esas reses al público para que den un espectáculo lucido. Otros, llamados toreros, exigen y escogen ese tipo de toros, y para ello pagan a apoderados y veedores. Hay unos veterinarios que reconocen el ganado e informan a una persona, denominada Presidente -encima un funcionario policial-, que lo aprueba y lo mantiene en el ruedo -o lo rechaza en raras ocasiones- bajo vaya usted a saber qué ignotos criterios.

Por fin, hablando en román paladino, hay una caterva de supuestos informadores taurinos -constituyen abrumadora mayoría- que no tienen los cojones suficientes como para denunciar el atropello de hoy y otros muchos que se producen todos los días. Son, simplemente, unos mierdas y unos cobardes incapaces de vivir fuera de las actitudes demagógicas y de los clichés que les impone el taurinismo profesional. Unos gusanos serviles con el poder y valientes con los débiles. Y eso unos cuantos que saben algo de esto, porque hay muchos que ni puta idea. ¿Se me entiende?

Imbéciles hay -no tienen otro nombre- que arremeten contra el mensajero y echan la culpa al tendido 7, el cual -dicen- ha dejado de protestar. No seré yo, que estoy en el 7 -andanada, eso sí-, me desgañito y me rompo las manos dando palmas de tango en días como hoy; lo que ocurre es que el resto de la plaza ya no responde. Los aficionados se van yendo hastiados, y lo que va quedando son cada vez más histriones y enteraos mezclados con un público fácil de aluvión, que han puesto a la Monumental de Las Ventas a un nivel muy similar al de cualquier plaza facilona de segunda categoría.

Hoy no ha habido toros, así que no me da la gana hablar de los toreros. Lo de hoy ha sido un atraco en toda regla perpetrado en las narices de la Autoridad. Dios le bendiga, Sr. Presidente. Dios les bendiga a todos, señores taurinos profesionales. Hoy, no sé si queriendo o no -permítanme que dude- han formado un equipo de chapeau.

---------------------------------------
Anexo para que el personal se dé cuenta de hasta dónde ha llegado el público de Las Ventas: Resulta que la ovación más grande de la tarde se la ha llevado el anuncio, durante la lidia del sexto, de que el Arsenal acababa de marcar un gol al Barça. No sabía dónde meterme de la vergüenza.
---------------------------------------

A ver si hoy...

Hoy tenemos en Las Ventas uno de los carteles estelares de la feria. Habrá apreturas en la plaza, y ya veremos si el resultado responde a la expectación.

Lo que más anhela el personal que acude a Las Ventas no es ver torear, sino poder contar que en la corrida a la que acudió se cortaron orejas. Esto es ya muy fácil, por lo baratas que se han puesto las pelúas este año en Madrid gracias al verbenero criterio de los presidentes.

A las siete de la tarde hará el paseíllo César Rincón, un torero que ya está de vuelta de todo, un héroe curtido en mil batallas que, con mayor o menor fortuna, siempre ha dado la cara en Las Ventas y ha sido protagonista en esta plaza de la mayor gesta de la historia, al salir por la Puerta Grande de Las Ventas en cuatro ocasiones consecutivas. En total ha salido seis veces a hombros de esta plaza, aunque algunas de sus históricas faenas no lograron ese premio, como aquella batalla sin trampa ni cartón con el fiero Bastonito, de Ibán, o la mucho más reciente -e injustamente tratada por la crítica- estupenda faena al torrestrella del año pasado, un toro que prácticamente se inventó el colombiano. Si de algo puede un aficionado estar seguro esta tarde es de que César Rincón, matador de toros colombiano, enfermo crónico de una hepatitis C que le contagiaron en una transfusión de sangre, saldrá a por todas una vez más. Luego podrá o no, pero eso es otro cantar.

No ocurre lo mismo con José Antonio Morante, pues su disposición depende de las alineaciones astronómicas. Indudablemente es un eximio artista, pero mucho más irregular y justo de valor que el anterior. Con todo, lleva una buena temporada y puede hacernos pasar una buena tarde de toros.

El tercero en discordia, el catalán Serafín Marín, puede quedarse el pobre con carita de tonto si a los otros dos les da por torear, pues está a años luz de ellos técnica y artísticamente hablando. Su chance puede estar en que la corrida salga muy áspera para poder recurrir al atragantón pero, aun así, es posible que César Rincón le diese un bañito. Serafín, sobre el papel, es hoy el convidado de piedra.

Los toros de Núñez del Cuvillo, pues eso: toros de Núñez del Cuvillo. ¿Para qué voy a decir más? Una corridita preparada ad hoc para las figuras que, cuando escribo este post, sólo tiene tres animalitos aprobados. De todas formas ojo con éstos, que a veces dan sorpresas agradables.

martes, 16 de mayo de 2006

In memoriam

Ignacio Sánchez Mejías vela el cadáver de su cuñado JoselitoHoy, 16 de mayo, se cumple el 86 aniversario de la muerte del más grande torero de todos los tiempos en la plaza de toros de Talavera de la Reina por el toro Bailaor, de la Viuda de Ortega. Con ese motivo, en la plaza de toros de Madrid se viene guardando desde aquel entonces un minuto de silencio tal día como hoy, lo cual se repetirá esta tarde cuando termine el paseíllo que iniciará la novillada programada.

Siga en nuestros aficionados corazones la memoria de José Gómez Ortega, Joselito el Gallo, Gallito..., porque aunque dudo que quede alguien con conocimiento en este mundo que llegase a verle, todo lo que logró en su corta vida, compendiando la sabiduría del toreo clásico, ha pasado ya a la memoria histórica, y está presente como ejemplo de honradez y de suprema técnica lidiadora por encima de tanta mentira como tenemos que aguantar hoy en nuestra maltrecha Fiesta.

Descanse en paz José Gómez Ortega, Joselito el Gallo, Gallito.

lunes, 15 de mayo de 2006

Hoy en Las Ventas

Seis toros de Fuente Ymbro para Finito de Córdoba, El Juli y Miguel Ángel Perera.

¡¡¡ Pfiuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu.....!!!


¡¡¡ PUM !!!


¡¡¡ PETARDO !!!

sábado, 13 de mayo de 2006

Un toro de Pereda y dos cibercronistas taurinos ignorantes

Sí, querido lector, has leído bien la palabra "toro" asociada al apellido "Pereda" porque ayer, en la Monumental de Las Ventas, salió en quinto lugar un remiendo de la ganadería de José Luis Pereda que va a estar entre los que los jurados considerarán para premiar al mejor toro de la feria. Parece una herejía lo que digo, pero voy a demostrar mi afirmación.

Estoy hablando de Alpiste, nº 7, castaño, de 570 Kg. que, con cinco años y medio, empujó al caballo con fijeza en dos entradas, hizo pasar fatiguitas a los banderilleros, y en el último tercio se arrancaba de largo como una locomotora cuando a Castella le daba por no ahogar su embestida. El animalito necesitaba un toreo poderoso que no ejecutó el francés más que a ratos. Tras una estocada baja, la cuadrilla lo intentó llevar a chiqueros a ver si se tumbaba, pero el toro no quiso y no pasó de la raya del picador; un nuevo bajonazo, éste infame, y el animal se fue a tablas de sombra donde dobló por primera vez, pues luego se levantó en dos ocasiones gracias al chapucero hacer del puntillero.

Gran y merecida ovación al toro en el arrastre, por encastado, por bien presentado y por haber dado espectáculo, en contra de lo que afirman Villasuso y Juárez, a quienes cito pero a los que no me sale de las narices enlazar para preservar la higiene mental de mis sienes y sienes de lectores. Empiezo con el cronista de cuarta división, mi admirado Mario Juárez:
"Magistralmente lidiado por Curro Molina, el toro llegó a la muleta con incertidumbre total. Tan sólo Castella podía vislumbrar faena en ese toro. Se fue a los medios, brindó al público, y allí se sacó al galán, al que comenzó dando sitio y distancia, en una serie con la diestra ligada y de mano baja, sacada de la manga. El toro respondió en esa tanda, pero siguió tan incierto como antes. Parones, arreones, lo mismo humillando que derrotando. Tardo a la hora de embestir, era toro de cara o cruz, sin franqueza. Y Sebastián expuso los muslos.

Hizo amago de irse el toro, al que pudo Castella desde el primer momento. Luego llegaron las series por el puñal que tenía como pitón izquierdo. De infarto. No se puede pisar terreno más comprometido, tan tranquilo, tan seguro y tan firme. No es bueno hablar de clones, que no existen en el toreo, pero a mí me ha recordado a los mejores momentos de José Tomás en Madrid. Cada pase era una angustia contenida. Un parón, un derrote o un muletazo, sin que las zapatillas del francés se moviesen un milímetro.

Desde el tendido, el de siempre soltó su tradicional 'muy mal'. Supone uno que se referiría por los ignorantes que poco después ovacionaron a un toro que no hizo más que tragarse la muerte? yéndose a toriles primero y a tablas después. Bravura en estado puro, vamos."

Muy mal, Mario, supones muy mal, como siempre. El "¡Muy mal!" era por Castella, que mató fatal (lo que torticeramente ocultas) y no fue capaz de ejecutar la lidia que merecía ese encastadísimo toro, que casi se le va vivo a los corrales. Y no es lo mismo irse el toro a tablas, que el que se lleven al toro a tablas, pues esto último es un truco muy viejo para que los animales (si son de media casta, claro) se tumben antes, lo que no ocurrió con Alpiste. Deberías saberlo, igual que deberías saber a estas alturas que en Madrid, en los arrastres de los toros, se suele aplaudir la casta, y esa la derrochó el de Pereda. ¿Quién ha dicho que Alpiste fue bravo? Su comportamiento nos va a servir a unos cuantos para alargar una interesante conversación que mantenemos sobre el umbral de la bravura.

El cronista de segunda división, el gomoso Villasuso, dice:
"Cumbre en el quinto, un toro de esos de 'cuerpo a tierra' o 'mariquita el último', remiendo de Pereda fuerte y correoso en los primeros tercios, que no se entregó nunca en los engaños. Toro de dos puertas: la del hule o la grande: probando, mirando en cada cite antes de decidirse a seguir la tela. Firme, consciente de lo que hacía (sino es difícil hacer eso, cruzarse, tocar en el momento justo?) la faena fue impresionante de valor. Pudo al toro por abajo, sin una fisura, jugándose los muslos. No se entiende que, entrando por derecho, la espada de nuevo fuera a mal lugar, dando pies a dos avisos (entre uno y otro el toro arreó fiero y moribundo a Molina)

Madrid aplaudió al toro. De forma sonora, de pie muchos. Ruego encarecidamente al que sabe de esto que, cuando suceda, mire a quien lo hace de la forma que se dice con la mirada a un niño: 'Deja ya de joder con la pelota'."

Éste por lo menos dedica al toro los calificativos de fuerte, correoso y fiero, y dice que no se entregó nunca. Tiene razón, y por ello este cronista está ya en segunda división en vez de en cuarta, como el anterior, que no se enteró ni del NODO. Sin embargo a Villasuso tampoco le parece bien que el público aplaudiese al animal, y por ello no pasará nunca de segundón: le falta sensibilidad para reconocer la casta y percibir la verdadera esencia de la Fiesta; le falta comprender que tras los bajonazos y dos avisos no puede sacarse a saludar a un torero; le falta entender que un toro encastado no tiene por qué ser tonto... Aunque a lo peor sí entiende todo esto, y lo que hace es intentar manipular al lector con quién sabe qué oscuras intenciones.

viernes, 12 de mayo de 2006

Amigos de la Casta Navarra

Ir a la página de los Amigos de la Casta NavarraHa nacido una nueva asociación de aficionados: Los Amigos de la Casta Navarra ("AMICASNA"), que tiene presencia en Internet a través de una página (http://www.amigoscastanavarra.org/) bastante completa. Los interesados por esta peculiar casta bovina de lidia podrán encontrar en ella todo tipo de información, noticias, reportajes, un foro, etc. Nuestros mejores deseos para ellos.

jueves, 11 de mayo de 2006

Lo que faltaba...

Si hay algo que me suba más la tensión que los cuasitoros de Victoriano del Río, son los pelmazos que te dan la paliza cuando no has ido a un festejo en el que se han cortado orejas, como si esos apéndices sanguinolentos y peludos fueran indicativos de que las reses tuvieron casta y trapío, y se cumplimentaron brillantemente todos los tercios de la lidia. Menos mal que está la caballa, cuyo consumo, al modo que preconizaba el maestro Joaquín Vidal, reduce la presión arterial:
"Hay una hipertensión inmune a las dietas: cuando el destino te asigna un imbécil que te pone de los nervios, eso no tiene solución. Salvo que le pegues un caballazo y lo tumbes patas arriba. Un caballazo a tiempo relaja mucho, lo que más."
Mañana me llevaré una caballa a los toros.

Hay consigna

Pedro Gómez BallesterosEste año debe haber consigna de la superioridad para que los presidentes no devuelvan toros al corral, por muy inválidos que se muestren. Llevamos así toda la temporada, y con todos los ocupantes del palco. Ya se sabe que el éxito de las temporadas depende, a efectos políticos, del número de toros no devueltos, como dejó claro Pedro Gómez Ballesteros en la Asamblea de Madrid, y no de la verdadera calidad del espectáculo.

Asimismo debe haber instrucciones para que los reconocimientos veterinarios se limiten a comprobar que los toros tienen la documentación sanitaria en regla. Sólo de esta manera se puede entender que ayer saltasen al ruedo de Las Ventas varios animales indignos del mismo, inválidos, anovillados y sin cuajo de la ganadería de Martelilla, más un sobrero similar de Arucci.

En el fondo nada que los aficionados no nos esperásemos, lo que ocurre es que siempre estamos pendientes del cada vez más improbable milagro.

Ayer muchos fuimos a Las Ventas a ver a ese chico que confirmaba (Salvador Cortés creo que se llama, ¿no?) y que cortó hace unos días cuatro orejas en Sevilla. Pues bien, cita de largo a los toros... y se acabó, porque luego ni se los pasa cerca, ni echa la pata p'alante, ni nada de nada. Una pena que se dejase ir con orejas al desolladero al alegre, bobalicón y anovillado sexto. Muchos nos acordábamos del maestro del mechón y de César cuando les salían peritas en dulce de esas... Oh tempora, oh mores... El de la cuadrilla-que-agrede-críticos-en-Logroño estuvo tan voluntarioso y atropellado como casi siempre, y Antón Cortés rematadamente mal.

Hoy no voy, que lo de Victoriano del Río unido al toreo mentiroso de César Jiménez me sube la tensión. Por otra parte Encabo no luce con ese ganado babosil, y Eduardo Gallo está muy pesado últimamente. Seguramente habrá escándalo con el ganado, y me lo ahorraré. Y si me equivoco me da igual. Que ustedes lo pasen bien.

martes, 9 de mayo de 2006

Curso de verano taurino en la Complutense

Cartel anunciador del cursoDel 10 al 14 de julio próximo, justo a la vuelta del Céret de Toros '2006, los aficionados tendrán oportunidad de asistir en El Escorial al curso de verano que, organizado por la Universidad Complutense de Madrid y dirigido por el catedrático de Economía Aplicada Juan Gómez Castañeda, se titula "Dos horas después de las cinco en punto de la tarde. Otros perfiles de la tauromaquia."

Comparecen como ponentes algunos buenos amigos y mejores aficionados, por los que pondría la mano en el fuego en la seguridad de que será un curso taurómaco serio y fundamentado. El programa completo del curso puede descargarse aquí.

domingo, 7 de mayo de 2006

Hay cosas que no cambian

El programa oficial de ayer en Las VentasEsta temporada, en la Monumental de Las Ventas, tenemos dos programas en cada festejo : uno, el de años anteriores, que reparten en la calle; otro, el "único programa oficial autorizado por Taurovent Madrid", editado por Smile Publicidad, S.L., que se reparte en los pasillos de la plaza.

Las erratas, faltas de ortografía y barbaridades varias que caracterizaban al programa de temporadas precedentes (el que ahora se reparte en la calle para cumplir con compromisos publicitarios anteriores) parece que, sin desaparecer del mismo, se están transmitiendo al nuevo.

Para muestra bastan dos botones o festejos. Por ejemplo, el pasado dos de mayo, nos encontramos en la ficha no oficial que los seis toros de Adolfo Martín eran castaños (¿quién ha visto un adolfo castaño?) en vez de entrepelados o cárdenos en diversas tonalidades, que es como salieron. Pero es que en la ficha del "único programa oficial autorizado por Taurovent Madrid", figuraban como matadores David Luguillano, Curro Díaz e Iván García, que si estaban en la plaza era de espectadores, pues la corrida de Adolfo Martín la mataron Pepín Liria, Luis Miguel Encabo y Fernando Robleño.

Ítem más: Según la edición de ayer del "único programa oficial autorizado por Taurovent Madrid", Torres Jerez "nació en Almería, el 27 de marzo de 1998. Allí debutó con picadores, el 20 de agosto de 2000, y allí también tomó la alternativa, el 24 de agosto de 2005". La de Torres Jerez es, pues, la carrera taurina más precoz de la historia.

Hay una cosa, además, que me escama del "único programa oficial autorizado por Taurovent Madrid": En los dos últimos números insertan al final una suerte de extracto trilingüe (español, inglés y japonés) de la parte del reglamento taurino que establece los derechos y deberes de los espectadores, en concreto la parte que habla de cómo hay que pedir los trofeos, y la que dice que los espectadores tienen que estar quietecitos en su sitio. Para nada se habla del derecho de los espectadores a recibir el espectáculo en su integridad (no sea que lo exijan), ni de otras tonterías semejantes.

Noelia Jiménez, Directora de Contenidos del programa oficial venteño. Foto: Archivo de burladero.comSeñorita Noelia Jiménez (en la foto), flamante Directora de Contenidos del "único programa oficial autorizado por Taurovent Madrid" y, según dicen, actual ayudante de Miguel Ángel Moncholi en Telemadrid: No basta con hacer una entrevista babosona a José Miguel Arroyo; hay que justificar el cargo revisando todas y cada una de las páginas del programa oficial venteño. Señores de Taurovent Madrid y miembros del Consejo de Administración del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid: Exijan de una vez que el programa oficial que se reparte en la Monumental de Las Ventas tenga la dignidad que merece la primera plaza del mundo.

sábado, 6 de mayo de 2006

Siguiendo a toreros

Hay alguien en la Red que, bajo el nick Ymbro, sigue la temporada de varios toreros y nos muestra crónicas de sus actuaciones sacadas de diversos medios de comunicación. Es interesante porque, además, está bastante actualizado para el ímprobo trabajo que debe suponerle. Por ahora nos da noticias y resúmenes de prensa de:

Hay gente p'a tó, que diría El Gallo.

viernes, 5 de mayo de 2006

Más sobre la novillada de Fernando Pereira Palha

No sé bien cómo calificar el escrito, si como una tormenta de ideas convertida en crónica, o como la expresión de un nuevo género literario-periodístico. En todo caso Fernando "El Ole", buen aficionado maño, me ha pedido que dé aire a sus opiniones sobre la novillada de don Fernando Pereira Palha en Zaragoza, y aquí va el enlace, para quien le interese: http://www.toroszgz.org/Noticias/Cronicas/1mayo2006.htm

miércoles, 3 de mayo de 2006

Pedazo de fotografía (V)

Florentino Ballesteros, padre e hijo, y la esposa y madre, respectivamente, de ambos.Desde el 31 de diciembre no comentábamos una fotografía en esta bitácora. He aquí la que a mí me parece la más bella de todas las fotografías taurinas que he tenido oportunidad de ver. Las hay más emocionantes, pero no hay ninguna más hermosa.

En esta célebre obra maestra de Baldomero, tomada en Zaragoza el 11 de abril de 1916, vemos al pobre Florentino Ballesteros despidiéndose de su hijo y su mujer antes de partir hacia la plaza.

Ese niño, que en la fecha de la fotografía tiene aproximadamente año y medio, se haría matador de toros como su padre y confirmaría la alternativa en Madrid tal día como hoy, en 1934, de manos nada menos que del Divino Calvo, Rafael El Gallo, que le cedió la muerte de un toro de don Celso Cruz del Castillo en el mismo ruedo en que, el 22 de abril de 1917, el toro Cocinero, de Gamero Cívico, había inferido a su padre una cornada de la que murió dos días después.

martes, 2 de mayo de 2006

Un festejo para el recuerdo

Fernando Pereira PalhaSe podrán decir muchas cosas sobre la novillada que presentó ayer don Fernando Pereira Palha en Zaragoza. Podrá discutirse su trapío, su bravura o su poder, pero nadie osará afirmar que se aburrió en el Coso de la Misericordia el 1 de mayo de 2006, a excepción del rato en que deambuló por el ruedo ese bichejo regordío, descastado y cornidisminuído de Espioja que sustituyó al quinto novillo titular.

A fuer de intentar ser sincero con los novillos de don Fernando Pereira Palha, diré que el primer novillo estaba escuálido, el segundo no lo estaba pero era chico, los tres siguientes estaban bien presentados, alguno de manera excelente, y el sexto era uno de los novillos más serios que he visto en mi vida pese a que dió solamente 412 Kg. en la báscula. En resumen: una escalera de novillada en cuanto a tamaño. Todos, como es habitual en la casa, de variadas capas: El primero, ensabanado capirote en castaño y bociblanco; el segundo, ensabanado capirote en cárdeno y ojinegro; el tercero, berrendo en negro aparejado; el cuarto, berrendo en negro aparejado; el quinto, berrendo en negro aparejado; y el sexto, ensabanado capirote en castaño, lucero y bociblanco.

Novillo de Fernando PalhaDieron un juego variado y, con mayor o menor poder, ninguno se estuvo quieto un momento; de casta anduvieron bien y de bravura no tan bien. Ninguno fue bravo, aunque sí los hubo nobles y hasta un poco tontorrones, como el primero, el tercero o el sexto, que se fueron al desolladero sin torear, aunque éste último se apagó pronto.

El cuarto, una preciosidad, se rompió un cuerno por la cepa en la primera entrada al caballo y, pese a las protestas del público, el presidente permitió que el animal entrase al caballo hasta ocho veces más. Un lamentable y espeluznante espectáculo que, curiosamente, según contaban ayer los aficionados de La Cabaña Brava, el mismo usía no permitió cuando días atrás, actuando Cayetano, uno de sus novillos se rompió una mano y fue rápidamente sustituido.

El quinto blandeó de salida y el presidente, vencido por el miedo al tumulto que podría formarse tras la tropelía cometida al no devolver el anterior, lo echó para atrás sin esperar un poquito a ver si se reponía. Como siempre, el público salió perdiendo al tenerse que tragar el infame sobrero ya mencionado de Espioja.

Los novilleros, para matarlos. Siempre a merced de los novillos, amedrentados y sin los más minimos recursos técnicos para enfrentarse a reses de casta. Alberto Revesado se dejó ir al buen primero y con el cuarto (el del cuerno roto) tuvo que abreviar obligado por un público indignado y al borde del paroxismo. Alberto Aguilar fue desbordado por la casta del segundo, que además resultó bastante difícil y manso, y se mostró incapaz de matar al descastado sobrero de Espioja, escuchando los tres avisos. Luis Manuel Galisteo anduvo por allí demostrando que de valor anda muy escasito, y desperdició dos de los mejores novillos del encierro.

La familia del ganadero, Sr. Pereira Palha, cuya vacada se presentaba en España con picadores, acudió a dar la cara ante los aficionados tanto antes como después del festejo. No intentaron escurrir el bulto como otro familiar que yo me sé, que le pescan afeitando en Francia y dice que las fotos no son de toros suyos. Chapeau para los Pereira Palha.

lunes, 1 de mayo de 2006

Día del Trabajo

Hoy, primero de Mayo, festivo en prácticamente todos los países, resulta que en el mundo taurino se trabaja a destajo. No es para menos, porque los toros son un espectáculo y es en los días de asueto cuando la gente -los trabajadores- más consume estas cosas.

En día tan señalado como éste se han producido y producirán muchas efemérides taurinas. Por ejemplo, hoy, dentro de unas horas, se presentan en España (Plaza de la Misericordia de Zaragoza) las reses de don Fernando Palha. Un sueño cumplido para él, y una gran ilusión acompañada de miedo atroz para quienes hemos seguido su trayectoria de ganadero serio y romántico. No me preocupa que la novillada salga descastada, porque casta hay por arrobas en esa ganadería; no me preocupa que la novillada esté mal presentada, porque sé que, dirigiendo quien dirige la vacada, eso es imposible. Lo que me preocupa de verdad es que, después de que las reses tuvieron que abandonar la Quinta da Foz y, en consecuencia, la alimentación ciento por ciento natural que tenían, hayan perdido el poder de antaño y puedan caerse. Todo ello suponiendo que los picadores van a cumplir con su trabajo (lo cual es mucho suponer) y no van a despedazar a los novillos. Espero que eso no ocurra, pero no me quedaré tranquilo hasta que vea la novillada.

Mientras llega la hora de coger el AVE hacia Zaragoza, me entretengo en ver qué cosas pasaron, taurinamente hablando, el Primero de Mayo. Por ejemplo, unas cuantas madres trabajaron de lo lindo para poner en este mundo a unos niños que, con el tiempo, serían los matadores de toros siguientes: Felipe García Benavente (Getafe, 1839), Juan Antonio Cervera (Montoro, 1866), Victoriano de la Serna (Pamplona, 1940), José Vega (Sanlúcar de Barrameda, 1945), Curro Vázquez (Linares, 1952), José Miguel Arroyo "Joselito" (Madrid, 1966) y Andrés Martínez (Ibarra, Ecuador, 1972).

Tomaron la alternativa en este día, lo que sin duda es un trabajo que debe hacer sudar bastante: Hector Obregón (México, D.F., 1960), Rubén Salazar (Aguascalientes, México, 1960), Luis Parra "Jerezano" (Jerez de la Frontera, 1964), Vicente Punzón (Aranjuez, 1965), Manolito Sánchez (Medina de Ríoseco, 1979), Enrique Gordea (San Luis Potosí, México, 1981), Ricardo Sánchez (Aguascalientes, México, 1982), Ángel García "El Chaval" (Puebla, México, 1991), José Pacheco "El Califa" (Játiva, Valencia, 1996), Manuel Romero de Córdoba (Córdoba, 1998), Alejandro Martínez (Juriquilla, México, 2000), Gerardo San Román (Durango, México, 2001) y Pepe Díaz (Uruapan del Progreso, México, 2005).

El 1 de mayo confirmaron su alternativa en Madrid: Carlos Corpas (1955), Pepe Cáceres (1958) y, el mismo día, Enrique González "El Bayas" y Pedro Castillo (1983).

El trabajo más sufrido sin duda es el de morir. "¡Hijo, qué difícil es morirse!", me decía mi madre, casi agonizante, hace año y pico. En esta fecha fallecieron el ecuatoriano Vicente Vallejo "Maera de Quito" (2003), y Carlos Corpas (Andújar, 2005). Pero a quien más recuerdo es a ese torerazo valenciano que, tras renunciar a su alternativa, se vistió de plata y el 1 de mayo de 1994, actuando en Sevilla a las órdenes de José María Manzanares, resultó herido de muerte en el pecho al poner un par de banderillas al toro de Atanasio Fernández llamado Cabatisto, nº 27, de 596 Kg.

Otras efemérides menos luctuosas y más chuscas ocurrieron el 1 de mayo, como cuando en el ruedo de Aranjuez, en 1965, Paco Camino y El Cordobés se liaron a puñetazos ante la hilaridad del público, que se lo tomó a chufla. Pero, en fin, eso es harina de otro post.

Mañana os contaré cómo fue la novillada.