martes, 31 de octubre de 2006

Juncal

JuncalJunto con la revista Tiempo de esta semana se regala el primero de los tres DVD's en los que se recoge completa la serie televisiva Juncal, de Jaime de Armiñán, que retrata la vida de un viejo torero que hubo de retirarse de los ruedos tras sufrir un cornalón que le dejó cojo.

Francisco Rabal y Rafael Álvarez El Brujo, especialmente ellos dos, hacen auténticas y magistrales creaciones de los personajes que interpretan: el torero y Búfalo, el limpiabotas e incondicional partidario. Les acompañan en el reparto Luis Miguel Calvo, Carmen de la Maza, Manuel Zazo, Emma Penella, Fernando Fernán Gómez y Lola Flores.

Indispensable en cualquier videoteca taurina que se precie.

domingo, 29 de octubre de 2006

El estado de la cuestión venteña

Pese a que la oferta del francés Simón Casas es, sin duda, la mejor, y ello es reconocido por tirios y troyanos oficiosamente, los otros dos aspirantes no dan el concurso por perdido y se aferran a clavos ardiendo y a los indicios de pucherazo que se vislumbran en los despachos del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid.

Pedro Gómez Ballesteros. Foto: Archivo de burladero.comPor ejemplo el Director Gerente del CAT, Pedro Gómez Ballesteros, no se cansa de explicar a todo el que quiera escucharle que la temporada taurina recién finalizada en Madrid ha sido la mejor desde hace muchos años, lo cual, como todo el mundo sabe, es una enorme falacia. Otro ejemplo: el pasado viernes, cuando se reunió el Consejo de Administración del CAT, el principal acuerdo fue reclamar a Choperita el pago, en el plazo de una semana (justo la que falta para anunciar el nuevo adjudicatario) del dinero que debe a la Escuela de Tauromaquia por las vacas y los tentaderos prometidos en el pliego y dejados de celebrar, lo cual parece un mensaje claro de que "o pagas, o te quedas sin plaza"

Sobre el futuro de este Ballesteros se cruzan apuestas entre los aficionados. Unos se juegan cenas a que no pasa de Año Nuevo en el cargo; otros pensamos que no hay mejor vasallo que él, y que permanecerá en la poltrona mientras su cuerpo aguante y sirva bien a quien le colocó donde está. Es curioso que, haya estado quien haya estado de arrendatario de la gestión venteña, Ballesteros siempre ha dicho a final de temporada que ésa había sido la mejor de la historia de Las Ventas. Son ya muchos años y le vamos conociendo...

En cuanto a Tomás Entero, hace unos días intentó darse un baño propagandístico de multitudes rodeándose de las peñas y asociaciones de aficionados más representativas de Madrid en una cuchipanda que se celebraría en unos salones cercanos a la plaza de toros ("no os preocupéis, que todo corre de mi cuenta", parece que les dijo). Menos mal que imperó el buen criterio y los aficionados se desmarcaron, haciendo ver al mensajero y agradecido presidente de una de las entidades que aquello no podía ser.

Así pues, parece que tanto Choperita como Entero piensan que pueden ganar, el uno con sus más de cien incumplimientos, y el otro con su casi nula experiencia. Que el Consejo de Administración del CAT haya declarado que no ha terminado aún la baremación es intolerable pues, o la Mesa de Contratación está formada por una panda de vagos y/o inútiles, o hay consigna de la superioridad para que la plaza sea adjudicada a una de las dos peores ofertas, y están haciendo encaje de bolillos con los números.

Quiero pensar que no va a haber pucherazo, pero cada vez son más los indicios de que el concurso estará amañado. Si al final la gestión venteña no la gana Casas y éste pone otro pleito a la Comunidad de Madrid, probablemente tarde años en salir una sentencia firme, pero ésta acabará dictándose, y habrá que pedir responsabilidades a los políticos por la indemnización que deberemos pagar al francés todos los madrileños.

Lo que no acabo de entender es que, si quieren dar la plaza a alguien concreto, ¿por qué puñetas convocan un concurso? Yo, repito, creo que al final no habrá pucherazo y ganará el francés, aunque solo sea por evitar la que se iba a liar en otro caso, que iba a ser muy, pero que muy gorda. Supongo que doña Espe, que es cualquier cosa menos tonta, tendrá eso muy presente a pocos meses de las elecciones autonómicas.

viernes, 27 de octubre de 2006

Esplá vuelve a pifiarla

Y si no, a ver qué opina el personal del artículo que, tras el fiasco con los victorinos de Zaragoza, le ha dado por escribir al alicantino. Lo hemos encontrado en Toro, torero y afición y aún no nos hemos repuesto del shock. Los corifeos del taurinismo oficialista deben estar en pleno orgasmo:
Es muy interesante la opinión de Rober -"Esplá ¿eres tú?"-, así como las expresadas en los comentarios a los posts indicados y al artículo de Antolín Castro en Opinión y Toros.

miércoles, 25 de octubre de 2006

Huele a escándalo, y de los gordos

NO A LOS MAMONEOSDicen que mañana, jueves 26, se reúne esa caterva de bultos sospechosos, nombrados digitalmente y asiduos de los burladeros venteños, que conforman el Consejo de Administración del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, presidido por el Vicepresidente Primero y Portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

Probablemente el Director Gerente, Pedro Gómez Ballesteros, habrá ya baremado las ofertas de los tres candidatos a la adjudicación de la gestión de la Monumental de Las Ventas, y es posible que el viernes sepamos oficiosamente el ganador. Sobre este particular, en El Confidencial se despachan con la siguiente joyita:
Mientras tanto, en el diario El País, estandarte de Prisa, siguen sin dar información taurina "porque no encuentran un cronista" según Segurola. Si en vez de morir Joaquín Vidal (q.e.p.d.) la hubiese palmado él, ya verías si a estas alturas, nada menos que cuatro años y medio después, habían encontrado a alguien solvente para los deportes en el diario independiente de la mañana.

martes, 24 de octubre de 2006

De risa

El autoproclamado periodista, y presunto propietario del portal taurino líder de Internet según zurraspa.com, lleva desde agosto sin opinar: el último Editorial es del 17 de ese mes, y la última Carta del Director es del 18 de junio. No me extraña. Cada vez que JuaJua opina pierde lectores y, lo que es peor, anunciantes. ¡Viva la independencia!

Marcial, el maestro

Marcial Lalanda con su padreEn mis albores como aficionado solía, tras los festejos que presenciaba desde mi andanada de Las Ventas, bajar apresuradamente las escaleras para encontrarme con Domingo Ortega y Marcial Lalanda cuando abandonaban sus localidades de delantera de grada. Me situaba disimuladamente cerca de ellos e intentaba escuchar los comentarios que hacían sobre el festejo. Lo hice en innumerables ocasiones y así, a los catorce o quince años, como quien no quiere la cosa, fui aprendiendo a fijarme en detalles que de otra forma no habría percibido jamás, y mi afición a la Fiesta se convirtió en adicción.

Nunca osé dirigirme a aquellos dos señores que para mí eran dioses; tampoco me atrevía a acercarme demasiado, pero sí percibí que ambos, con el tiempo, se acostumbraron a la presencia de aquel chaval que deambulaba en sus cercanías, y levantaban la voz o hablaban bajito según querían que yo les escuchase o no. Les debía de hacer gracia.

El caso es que hoy, 24 de octubre, es el aniversario del fallecimiento en 1990 de Marcial Lalanda del Pino, el más grande, el más digno sucesor de Joselito el Gallo, y no quiero dejar pasar la fecha sin recordar públicamente a un torero del que aprendí muchas cosas sin haberle visto torear y sin haber hablado jamás con él. Descanse en paz.

lunes, 23 de octubre de 2006

Todo un caballero

En la bitácora Córdoba Taurina hemos encontrado un nuevo y bonito reconocimiento a don Fernando Pereira Palha:

"El público tiene que percibir el peligro para que exista la emoción"

Domingo López Chaves, por Juan PelegrínDomingo López Chaves, desde el lecho del dolor, ha concedido una entrevista a Rosario Pérez, del diario ABC, titulada Domingo López Chavez: «La sangre dignifica y engrandece la Fiesta» que no tiene desperdicio.

Aunque el torero no puede sustraerse a hablar de esos tópicos propalados desde el taurinismo profesional según los cuales la Fiesta es siempre íntegra y auténtica, lo cierto es que hay pasajes con los que sólo podemos estar de acuerdo, como cuando pronuncia la frase que he utilizado para titular este post u otras de similar talante.

Las cornadas y la sangre, como dice López Chaves, dignifican la Fiesta, y -añado yo- son los matadores que se enfrentan a toros de casta, poder y trapío los que las reciben con mayor frecuencia pero, también, los que obtienen el verdadero reconocimiento del público aficionado.

Deberá don Domingo elegir pronto entre comodidad, dinero, rechazo y posterior olvido de la afición por una parte, o esfuerzo, dinero (pero menos), reconocimiento de la afición y de la historia por otro lado. En sus manos está.

Nota: La foto de Domingo López Chaves es de Juan Pelegrín y está tomada de www.las-ventas.com

domingo, 22 de octubre de 2006

¡Adiós, Choperita!

ChoperitaChoperita se va de Madrid por la puerta falsa tras haber tenido que suspenderse las dos últimas novilladas programadas debido al mal tiempo. Aunque algunos por ahí están seguros de que será de nuevo adjudicatario de la gestión de Las Ventas, y volverá el año que viene a ciscarse en el pliego de condiciones y en su propia oferta, la mayoría de la afición piensa que no veremos por la plaza de Madrid a este sujeto ni a sus imputados socios ladrilleros en un cerrete de años. Que les vaya bonito a todos ellos. Agur.

martes, 17 de octubre de 2006

"El público no tiene ni puta idea"

Monumento al toro de lidia en Ronda, donde no han visto uno así desde los tiempos de Pedro RomeroAyer por la noche, mientras estaba tranquilamente esperando en el sofá a que empezase esa serie policiaca, CSI, a la que estamos enganchados la mitad de los españoles, pusieron un avance de Operación Triunfo, el concurso de cantantes noveles que también tiene gran aceptación pero que yo no disfruto. Pegué un respingo cuando escuché a una concursante (creo) dirigirse a otra en unos términos parecidos a los siguientes: "El público no tiene ni puta idea; si desafinas nadie lo va a notar"

Tenía razón. En los espectáculos, en general, el público lo que quiere es divertirse sin complicarse la vida. No tiene ni idea de cuáles son los rudimentos del teatro, o de la música, o de los toros, ni le interesa hacer el esfuerzo de aprender. Por eso en el mundo de la farándula tienen mucha más probabilidad de triunfar los guapos, y en los toros los pegapases que a los aficionados nos parecen insufribles.

Contra el deterioro que produce en la Fiesta el público no iniciado que va a los toros a divertirse en vez de a disfrutar (que no es lo mismo), no se puede luchar de otra manera que no sea intentando buscar aficionados nuevos, gente que se interese de verdad por la tauromaquia. Para ello es necesario que en el ruedo pasen cosas diferentes al pegapasismo destajista frente a toros moribundos que impera en la actualidad. Es un círculo vicioso del que es dificilísimo salir porque las plazas de temporada, que son las que de verdad hacen afición, se las han cargado los taurinos a base de programar espectáculos infumables fuera de las ferias.

Hace años en Madrid, por ejemplo, se programaban durante el verano carteles interesantísimos con ganaderías y toreros que no solían contratarse en la feria de San Isidro. Los toros lo eran de verdad, y los matadores tenían más personalidad y recursos que cualquiera de estos clónicos que salen ahora de las nefastas escuelas taurinas. Había espectáculo y, aunque la plaza no se llenase, se hacían taquillas bastante potables para el empresario y el público, aficionado o no, se iba a su casa tan contento.

El toro actual: capitidisminuido, inválido, descastado y bobalicónComo ese tipo de festejos ponía en evidencia a las charlotadas que se celebraban en otros cosos, el aparato propagandístico del taurinismo profesional decidió cargárselos aduciendo que "a los modestos no se les puede echar a los leones", y otras demagógicas memeces semejantes. Por su parte los modestos, que suelen ser bastante imbéciles, decidieron suicidarse profesionalmente pidiendo ganado "de garantía", que es como los toreros llaman al toro inválido, descastado y bobalicón. Con el "toro artista" tenían todas las de perder frente a los que podían permitirse contratar grandes páginas de publicidad y tener a unos cuantos plumillas a sueldo.

Perdieron los modestos y perdimos todos. El resultado fue que gran parte de las ganaderías encastadas desapareció, pues basaban su viabilidad económica en colocar una corrida veraniega en Madrid y en otras plazas de temporada, y que los toreros de segunda fila no lucían con el torillo feble y amodorrado. Al resentirse la calidad del espectáculo la afición desertó, y así nos encontramos ahora: los empresarios dicen, sin ponerse colorados ni nada, que la gente no va a las plazas fuera de feria. ¡Porca miseria!

Efemérides taurinas del 17 de octubre

Tal día como hoy ocurrieron, entre otros, los siguientes hechos de relevancia en el mundo taurino:
  • 1756 - Nace en Ronda (Málaga) Gaspar Rafael Romero Martínez, Gaspar Romero
  • 1889 - Ponciano Díaz Salinas toma la alternativa en Madrid de manos de Frascuelo
  • 1920 - José Gómez Roca, Joseíto de Málaga, toma la alternativa en Málaga de manos de Ignacio Sánchez Mejías
  • 1943 - Ignacio Rafael García Escudero, El Albaicín, toma la alternativa en Madrid de manos de Cagancho
  • 1948 - Nace en Madrid Enrique Marín de la Calle
  • 1962 - Nace en Cali (Valle del Cauca, Colombia) Álvaro Eliécer Zúñiga Zúñiga, Álvaro Torel
  • 1965 - Nace en Aveiro (Portugal) José Felipe da Silva Martins, Felipe Martins
  • 1977 - Nace en Valencia José María Fijo Copete, El Ciento
  • 1982 - Herminio Fernández Fernández, Cayetano, toma la alternativa en Jaén de manos del Niño de la Capea. Juan Calzadilla toma la alternativa en Torremolinos (Málaga) de manos de José Cantero
  • 2004 - Guillermo Martínez Ocampo toma la alternativa en Guadalajara (Jalisco, México) de manos de Armillita. Pablo Samperio Llano toma la alternativa en Pachuca de Soto (Hidalgo, México) de manos de José Luis Angelino.

lunes, 16 de octubre de 2006

Chinos quelel tolos pol la tele

Ahí va:

Zanjada la polémica sobre la retirada de Esplá

Esplá no se cortó ayer la coleta en Zaragoza, pese al rumor que circulaba desde hace semanas, y ha manifestado a Maribel Pérez, de Mundotoro, que "es un rumor infundado y hasta indecente. Si me cortara la coleta, avisaría, no soy tan drástico, aunque hoy ha habido algunos que me lo han aconsejado"

Luis Francisco Esplá saliendo a hombros en Madrid el 07/10/2001. Foto: Archivo de burladero.comAntes no decía eso, sino lo contrario: que se retiraría sin avisar. No les debía faltar razón a quienes aconsejaron a Luis Francisco Esplá que lo hiciese ayer en Zaragoza porque, según cuentan aficionados independientes de acreditada solvencia a quienes ni les va ni les viene nada en este asunto, resulta que el de Alicante estuvo fatal con los victorinos, despedazándolos en el caballo y escondiéndolos todo lo que pudo, igual que sus compañeros. Resulta que a Victorino Martín le dio ayer por echar una corrida muy brava con la que no pudieron los de luces porque, no lo olvidemos, la bravura de verdad siempre acarrea complicaciones en la lidia.

Hace unos años (no muchos) Luis Francisco Esplá hubiera podido con esos victorinos sin despeinarse. No caiga en la tentación de rebañar todo lo que pueda y no se arrastre, por favor; no intente hacer comulgar con ruedas de molino a una afición que le tiene por un torerazo y para la que resultaría patético, e incluso traumatizante, tener que contemplarle en esa tesitura.

Atracón vazqueño

El pasado jueves 12 de octubre, festividad de la Virgen del Pilar, nos fuimos de mañanita a Zaragoza para ver el concurso de recortadores con toros en puntas que se celebró en la Plaza de La Misericordia. Nos llevó hasta allí el anuncio de que se correrían reses de don Fernando Pereira Palha, ese ganadero romántico al que admiramos porque intenta reconstruir con mucha afición y no pocos esfuerzos económicos, personales y familiares el mítico encaste que dio origen a la leyenda de los toros de Palha (nada que ver en cuanto a origen con los de su familiar Folque, el amigo de Simón Casas)

Toro de Fernando Pereira Palha en ZaragozaEl viaje no fue en balde, porque los toros (tres jaboneros, un ensabanado capirote, un negro listón y otro azabache) dieron un juego excepcional y propiciaron que los recortadores ejecutasen todo tipo de suertes ante un público que llenó hasta la bandera el coso de la capital maña y se divirtió de lo lindo. La única noticia desagradable fue que el gran recortador tafallés Asier González "Chimo" resultó espectacularmente prendido en el aire al ejecutar un salto, y tuvo que ser conducido a la enfermería con una cornada grave en el muslo izquierdo que presentaba tres trayectorias de veinte, quince y doce centímetros, además del monumental golpazo que se dio en la caída.

El concurso fue ganado por el vallisoletano Jesús Sanz "Parri", con el turolense Javier Romero "Tavi" en segundo lugar y el madrileño Sergio Delgado ocupando el tercer puesto.

Novillo de Montes de Oca en MadridEl sábado se anunció en Las Ventas una novillada con picadores de Montes de Oca que ha resultado ser, si los dos festejos que faltan para terminar la temporada madrileña no lo remedian, la mejor novillada del año. Muy bien presentados, encastados todos, bravos algunos, nobles y hasta con poder, pusieron a tres novilleros debutantes en la tesitura de tener que demostrar de verdad lo que saben hacer al ganado de casta. Esta novillada se recordará en Madrid durante años, como se recuerda la de la presentación de Fuente Ymbro o la de La Quinta.

La ganadería de Montes de Oca está conformada por un batiburrillo de sangres de las más diversas procedencias, en el que ocupa un lugar muy importante el encaste veragüeño. De ahí la variedad de capas que presentó la novillada del jueves: uno negro bragado corrido y meano, otro ensabanado botinero en colorado, otro negro azabache, otro colorado chorreado bragado y corrido, otro negro chorreado bragado y corrido, y otro cárdeno oscuro bragado corrido y axiblanco.

Toro de Prieto de la Cal en MadridPor fin, ayer domingo venía a Madrid una corrida de Prieto de la Cal que, de las tres citadas en este post, es la única que tiene en pureza (o eso afirman sus propietarios y allegados) el encaste de Veragua. Al final pasaron el reconocimiento nada más que cuatro (dos negros y dos jaboneros), y de los que saltaron al ruedo uno era un cabritillo y otro, un pavo cinqueño, fue devuelto a los corrales por partirse un cuerno por la cepa de salida. Ayer decepcionó lo de Prieto de la Cal en Madrid, pues manseó demasiado, era un encierro remendado y, salvo los dos jaboneros cinqueños, muy justito de presentación. Otra vez será.

Nota: Las fotos de las dos últimas reses son de Juan Pelegrín, y están tomadas de la página oficial de la Monumental de Las Ventas.

El País, de vergüenza

Hoy, por curiosidad, he vuelto a comprar El País con la esperanza de que hubiese información taurina. Soy un iluso. Lo único que he encontrado en la edición de Madrid (página 51) ha sido una nota de la agencia EFE que despachaba, en seis líneas, la reseña de la corrida de feria que se celebró ayer en la plaza de Jaén.

Se da la circunstancia de que ayer se dieron corridas de toros en Madrid y Zaragoza (feria de El Pilar), que son plazas de primera categoría, desconociéndose en función de qué extraños criterios los preclaros redactores del diario independiente de la mañana han escogido la reseña de una plaza de segunda, cuando EFE las sirve prácticamente todas.

La errática información taurina de El País ha llegado ya a unos límites que pueden considerarse insultantes para la memoria del gran Joaquín Vidal, y para la inteligencia de los lectores aficionados. Por mi parte, me dispongo a no volver a comprar ese periódico durante una larga temporada.

Penosa despedida de Taurovent

Es increíble que Choperita, uno de los concursantes a la adjudicación de la gestión de Las Ventas, tenga abandonadas las taquillas. El asunto viene desde hace meses: largas colas que no andan en los prolegómenos del festejo , con el resultado de que muchos espectadores llegan a su localidad en el segundo y aun en el tercer toro. Ayer la plaza era un clamor contra la empresa, que tenía abiertas solamente cuatro taquillas pese a haber más de ochocientas personas esperando a las 17:15, cuando el festejo comenzaba a las 17:30. Un poco después abrieron dos taquillas más, pero ya era imposible entrar en la plaza a la hora.

Dicen que han echado a cuatro personas, que no hay taquilleros suficientes, y que todo viene de unos robos de dinero que se han producido en las oficinas. Eso no es cosa del público, que lo único que quiere es entrar a la plaza cómodamente y a la hora prevista. La empresa perdió ayer, y los domingos anteriores, mucho dinero por su imprevisión y su desidia, pues mucha gente se volvió a su casa desesperada al no poder conseguir a tiempo su localidad. Los que entraron, lo hicieron más cabreados que una mona y se pasaron todo el festejo protestando. Se conoce que a los de Taurovent o les va la marcha, o les da igual lo que pase porque se ven ya de patitas en la calle. Les quedan dos novilladas para cerrar la temporada madrileña. Ellos sabrán.

martes, 10 de octubre de 2006

Solidaridad

El otro día nos solidarizábamos con Carlos Crespo porque, como consecuencia de una crónica ciertamente blandita para lo que en realidad pasó en Cadalso de los Vidrios, unos energúmenos del pueblo le habían amenazado físicamente. Hoy tenemos que hacer lo mismo con Vicente Zabala de la Serna -solidarizarnos, queremos decir-, porque otro impresentable le ha amenazado a la salida de la Monumental de Las Ventas.

Una cosa es discrepar, y otra liarse a tortas, o amenazar de muerte, o cualquiera de esas cosas que suelen hacer los mafiosillos del tres al cuarto cuando pretenden hacer méritos ante sus capos. De todas formas es curioso que a los dos periodistas citados, generalmente bastante amables con los círculos del taurineo profesional, tengan que salir a defenderles sobre todo los aficionados, ésos a los que llaman terroristas algunos trincones ex-presidentes de plazas de toros, quienes jamás se mojarán firmando un manifiesto de apoyo a un periodista amenazado de muerte, sobre todo si las amenazas vienen de un constructor de esos que pagan viajes, cacerías y cuchipandas varias.

Enlaces relacionados:

lunes, 9 de octubre de 2006

Mediocre corrida de Adolfo Martín

Ayer se lidió en Las Ventas una corrida de Adolfo Martín que no respondió a las grandes expectativas que se habían creado. La plaza se llenó para ver a estos toros -los toreros anunciados no tienen cartel para llenar la Monumental venteña-, seguramente porque el recuerdo del bravo Mulillero perdura en las mentes de los aficionados.

De los ocho toros en principio reseñados por Adolfo Martín, saltaron al ruedo solamente cuatro más uno, el lidiado en segundo lugar, con el que no se contaba y que era una raspa indigna de esta plaza. Tampoco era presentable, por excesivamente bizco, el sexto, aunque luego sacase la casta que sacó.

Dicen que Adolfo Martín presentó diez toros a reconocimiento; también se dice que Florito los cambió de corral cuatro veces, y que en una de esas idas y venidas de dudosa justificación un toro se partió un cuerno, avisándose de ello al ganadero de madrugada. Todo esto ha servido para que algunos aficionados hablen de manos negras en los corrales de Las Ventas y de que a Adolfo Martín le han reventado adrede la corrida. Lo que pensamos otros es que este ganadero se ha dejado anunciar tres veces este año en Madrid sin tener toros suficientes para ello, y que debería meditar sobre el asunto.

En cuanto al juego ofrecido merecen reseñarse primero y sexto aunque, como toda la corrida, anduviesen justitos de fuerza, con alguno bastante escaso. De los toreros, nada, salvo la faena pueblerina que hizo López Chaves al sexto y que ha servido para que toquen a gloria todas las campanas salmantinas y allegadas. Si mata pronto -digo pronto, no bien- se le habría dado esa oreja que la afición de Madrid empieza a llamar con guasa la oreja del sexto.

Seguimos cuesta abajo.

sábado, 7 de octubre de 2006

Pitonista

Pitonista, nº 39, negro y bien puesto, nacido en agosto de 2002, de 554 Kgs., de la ganadería de Puerto de San LorenzoPitonista, número 39, negro y bien puesto, nacido en agosto de 2002, de 554 Kgs., de la ganadería de Puerto de San Lorenzo, está llamado a ser el último toro que mate en la plaza de Madrid, vestido de luces, Luis Francisco Esplá. Aunque es posible que no, pues en la plaza Monumental de la Villa y Corte ya se sabe que es fácil que los toreros maten toros distintos a los que les tocaron en el sorteo.

Todo ello, por supuesto, si son ciertos los rumores, convertidos ya casi en clamor, de que el maestro alicantino se retirará en la próxima feria de El Pilar de Zaragoza, en cuya plaza tomó la alternativa hace treinta años. Con Luis Francisco Esplá casi nada es seguro porque suele sorprender dentro y fuera del ruedo, y ese es uno de los ingredientes básicos de su carisma como torero. Igual tenía previsto despedirse de los ruedos en Zaragoza, y basta con que el personal se lo huela para que no lo haga.

Con un toro de la misma ganadería y reata llamado Pitonisto tomó la alternativa Raúl Blázquez en Valencia el 19 de marzo de 1998, apadrinado por Enrique Ponce, y logrando una ovación pese a que el toro se tenía en pie a duras penas. En Las Ventas, el 27 de mayo de 2002 otro Pitonisto, que salió inválido total, le cupo en suerte a Morante de la Puebla, quien encima se llevó una bronca. Esperemos que el Pitonista de hoy no salga como sus primos mayores y Esplá pueda darle una lidia medio apañadita y lucida.

Addenda a las 22:11 p.m.- Al final, como nos temíamos, Pitonista volvió al corral porque resultó un inválido de tomo y lomo, siendo sustituido por un sobrero de José Luis Pereda llamado Vendaval, Nº84, castaño, de 510 Kgs. y nacido en febrero de 2002, que debería haber dado nombre a este post si hubiéramos sido profetas.

Nota: La foto del toro es de Juan Pelegrín (enhorabuena por el premio, amigo), y está tomada de la página oficial de la Monumental de Las Ventas.

Martínez el incompetente

La incompetencia presidencial no existe sólo en los pueblos. Ayer en Madrid, sin ir más lejos, ese delfín de monsieur Lamarca llamado Julio Martínez Moreno envió un aviso a Fernández Pineda cuando estaba dando muerte al cinqueño de Pereda que había herido de gravedad a Francisco Marco. Con ello Martínez demostraba no sólo un desconocimiento absoluto de la tradición, que en tauromaquia es norma, sino también una preocupante falta de sensibilidad. Julio Martínez, pese al poco tiempo que lleva en el palco venteño, ya ha conseguido en otras ocasiones con sus vergonzantes actuaciones justamente el efecto contrario al deseable, propiciando broncas monumentales como la de la última Corrida de la Prensa. Esperemos que sea cesado pronto.

jueves, 5 de octubre de 2006

La modalidad de plaza partida o dividida

A finales del siglo XVIII y principios del XIX, cuando comenzaban los primeros espectáculos de lidia a pie, tras unos orígenes en que la mayoría de festejos había sido a caballo, se comenzaron a realizar funciones taurinas en la modalidad de plaza partida o dividida. Consistía este espectáculo en que, en un determinado momento del festejo, tras haber dado muerte al toro anterior y arrastrado de la forma convencional, mientras se limpiaba el ruedo de objetos (ya que en aquellos tiempos muchos espectadores, llevados por la pasión, arrojaban a la arena desde cigarros y restos de bocadillos hasta maderas, piedras o ladrillos, muchas veces arrancados de las propias bancadas de los tendidos y palcos) salía un equipo de carpinteros a la arena y con gran habilidad y rapidez tendían una valla, de las mismas características y altura que la barrera circundante, que iba desde el punto intermedio central de los toriles hasta el diametralmente opuesto, con dos portones en los extremos, junto a la barrera fija de la plaza.

'Corrida en plaza partida', por Francisco de GoyaDe esta forma, el ruedo, que ya era circular en la mayoría de los cosos, quedaba dividido en dos semicírculos iguales. Los espectadores, durante el tiempo empleado en tender esta barrera, se dedicaban a animar a los carpinteros, pues uno de los principales objetos de diversión consistía en terminar el trabajo en el menor tiempo posible. Se tienen noticias de que uno de estos montajes, en la plaza de El Puerto de Santa María (Cádiz), se llegó a completar en menos de cuatro minutos, con la consiguiente ovación del respetable a los cualificados obreros. Por el contrario, en algunos otros casos, donde se tardaron más de nueve minutos, la bronca llegó a ser monumental. En las pocas crónicas que han quedado escritas sobre esta modalidad se solía dar el tiempo empleado, como algo muy relevante.

Una vez dividida la plaza, se anunciaba la salida a la arena de dos toros a la vez, uno por cada portón, accediendo cada uno a un semicírculo. En las corridas de dos matadores, cada una de las cuadrillas se ocupaba de la lidia ordinaria en cada mitad. La del matador de más antigüedad ocupaba la parte de sombra y la del más moderno la de sol. Se ve que en este país siempre ha habido categorías.

En las corridas de tres matadores, la cuadrilla más veterana ocupaba las posiciones centrales tras la barrera, dispuesta a intervenir en los momentos de apuro, cuando así lo requiriese uno u otro caso, pero sin hacerlo si no era necesario. Se intentaba que las dos lidias fuesen simultáneas pero esto ocurría muy pocas veces, debido a su dificultad, especialmente según se iban desarrollando los tres tercios de cada lidia.

Muchas veces ocurría que uno de los toros saltaba la barrera central, con lo que podemos imaginar el jaleo que se producía, hasta conseguir volver a llevar al toro "díscolo" a su semicírculo, abriendo uno de los portones de separación. Una vez restablecidas las dos lidias por separado, el espectáculo proseguía. Cuando las dos reses eran finalmente rematadas, los carpinteros volvían a salir a la arena y en un tiempo mínimo se desmontaba la valla separadora, quedando el ruedo dispuesto para proseguir la lidia ordinaria "a ruedo completo". Algunas veces, incluso llegaron a celebrarse espectáculos menores, es decir no con toros cinqueños sino novillos, otras veces a plaza partida pero en cuatro sectores, con dos vallas centrales perpendiculares entre sí, con lo que el desorden y la dificultad lidiadora aún era mucho mayor, aunque estos últimos tipos de funciones fueron muy escasos.

Durante el breve reinado de José Bonaparte, la prohibición vigente de organización de fiestas de toros fue levantada a veces, mediante reales decretos, para poder celebrar corridas extraordinarias, casi siempre en onomásticas, celebraciones especiales, efemérides o festejos benéficos y en casi todas ellas esta modalidad de lidia a plaza partida se llevaba a cabo en algún momento. Al parecer, al monarca francés le divertían mucho este tipo de espectáculos y se afanaba por realizarlos con cualquier pretexto para intentar congraciarse con sus súbditos. Ahí se demuestra cuál era la verdadera afición por el espectáculo taurino del apodado Pepito Botella por el pueblo llano español.

Sin embargo a los aficionados puristas les desagradaba extremadamente por varias razones. Las más importantes eran que no se podían seguir con la atención debida las dos lidias simultáneas y el desorden consiguiente provocado cada vez que un toro saltaba la mediana, lo que iba contra las normas de liturgia exigibles en algo tan serio, cuando en cualquier momento existía el riesgo a perder la vida de los actuantes. "La diversión y la emoción del riesgo no pueden caminar juntas", se decía. Una máxima que debería seguir siempre vigente, incluso en los tiempos actuales, añadimos nosotros. Esta fue la principal razón por la que fueron disminuyendo paulatinamente en número a lo largo del siglo XIX, terminando por dejar de celebrarse. Pero aquí hemos querido que quedara reflejado, como una variante de lidia en la historia de la tauromaquia, para conocimiento de nuestros queridos lectores.

El concejal

A Carlos Crespo le ha escrito un concejal de Cadalso de los Vidrios molesto por las informaciones que ha divulgado en su blog y en otros medios sobre el penoso festejo del 17 de septiembre. Como consecuencia de su artículo, Crespo fue amenazado por algunos asnos del pueblo.

En la farragosa y larga carta del edil, que no sé si tiene o no carácter oficial, se entremezclan reproches muy subjetivos (discutibles por tanto) con algún reconocimiento (indiscutible) de las diversas tropelías que se produjeron en el festejo. ¿Que el presidente no estaba beodo? Pues lo parecía. No puedo afirmarlo porque no había alcoholímetros a mano. ¿Que al último novillo no lo mató la Guardia Civil? Vale, todo sería muy legal y muy correcto, pero nos sacaron de la plaza diciéndonos que lo iba a matar la Benemérita, y además, aunque no sea cierto, lo de que al toro lo tuvo que matar la Guardia Civil es una frase hecha que se viene utilizando desde tiempo inmemorial para indicar que al animal no pudo matarlo el torero de turno.

Un par de interrogantes quedan aún, como mínimo, en el aire sobre el escandaloso festejo de Cadalso de los Vidrios y sus no menos desagradables secuelas, a saber:
  1. ¿Quién era la persona que saltó del palco antes de finalizar el festejo con la intención de agredir a un espectador que protestaba la incompetencia del presidente? No era el cura, que iba uniformado con alzacuellos, ni tampoco las misses. Era un tipo que se sentaba junto al presidente, y que no llegó a perpetrar la agresión porque se interpuso un guardia civil entre él y su pretendida víctima. Las agresiones son intolerables, pero que un tío del palco presidencial se abalance contra un espectador ya raya, además de en lo surrealista, en lo delictivo.
  2. ¿Han sido plenamente identificados los autores de las amenazas contra Carlos Crespo? ¿Ha tomado medidas el Ayuntamiento para que las mismas no se materialicen?

martes, 3 de octubre de 2006

Annuntio vobis gaudium magnum: Habemus Papam

Simón Casas. Foto tomada de http://toreria.chez-alice.fr/torero/casas.htmPor lo que me comentan, por lo que he visto, y siempre que el concurso sea limpio, la gestión de la Monumental de Las Ventas va a ser para Bernard Dombs, alias Simón Casas. Por tanto, me la envaino. Bien que me fastidia esta adjudicación, porque una cosa es que su oferta sea la mejor teniendo en cuenta el pliego de condiciones chapucero que han hecho los políticos, y otra que Simón Casas vaya a ser un buen empresario de Madrid. No me fío un pelo de él, como no se fía ninguno de los aficionados con los que he hablado de este tema, pero su oferta es la mejor, y de largo.

Pancarta exhibida recientemente en la plaza de NimesLástima que no haya cosas que puntúen negativo, como el numerito de las confirmaciones de alternativa en Nimes, o el hecho de reventar la unidad de acción de la Unión de Villas Taurinas de Francia programando corridas de un ganadero vetado por afeitador y premiado con el Serrucho de Oro '2005. Sólo por estos dos asuntos Simón Casas no merece que se le otorgue la gestión de la Monumental venteña, pero, repito, el pliego de condiciones no puntúa negativamente estas tropelías ni ninguna otra.

Habemus Papam, se llama Bernard Dombs y reinará sobre el mundo taurino con el nombre de Simón I. Que Dios nos pille confesados, porque para mí que este tío es el antipapa profetizado por el Apocalipsis. ¡Arrepentíos, taurinos pecadores, pues ha caído Madrid y el fin de la Fiesta está cercano!

Se me olvidaba: la Curia Venteña estará formada por Enrique Patón, Israel Vicente, Ignacio Lloret, Fernando Sánchez Dragó, Albert Boadella, Miquel Barceló, Christian Lacroix, Fernando Arrabal, Mario Vargas Llosa, Alain Bonijol, Florito y otros nombres tapados que se irán desvelando con el tiempo. Seguro que habrá sorpresas, y de las graciosas.

lunes, 2 de octubre de 2006

¡Pobre Robert Ryan!

Robert RyanNo es que estuviese emocionado ante la expectativa de contemplar una descastada y feble corrida de El Sierro aderezada con un serón de incompetencia presidencial (quién sabe si prevaricación), pero ayer llegué pronto a la Monumental de Las Ventas. Como me sobraba tiempo, decidí acercarme al Aula Cultural, donde está montada una exposición de obras del matador de toros retirado, poeta, fotógrafo y pintor Robert Ryan.

El hombre andaba por allí, solitario, perfectamente maqueado, en torero, más bonito que un San Luis y completamente ensimismado, cuando le reconocí y decidí felicitarle pidiéndole además que me dedicase dos catálogos: uno para el amigo Facundo, que sé que le gustan estas cosas, y otro para un servidor.

- Buenas tardes, maestro, enhorabuena por esta exposición tan bonita. ¿Me haría el favor de dedicarme un par de catálogos?
- Por supuesto. No faltaba más. ¿A nombre de quién los pongo?
- Uno para Facundo y el otro para Martín

Se sentó en la mesa de los conferenciantes y sacó el bolígrafo mientras yo cogía los catálogos y se los acercaba.

Ver el personal que los catálogos eran gratis y que, encima, estaba Robert Ryan dedicándolos, fue suficiente para que en un momento decenas de personas se abalanzaran sobre la mesa como buitres y formaran una fila a empujones.

- Muchas gracias, maestro

Un apretón de manos y me fui de allí con cargo de conciencia, en la certeza moral de que el noventa y nueve por ciento de la gente que estaba en aquella fila ni sabía quién es Robert Ryan, ni menos aún estaba interesada en la exposición. Cuando pedí las dedicatorias debíamos estar tres o cuatro en la sala, y cuando me fui había más de treinta personas que, sin dar una vuelta siquiera a la exposición, se habían puesto a la cola con un catálogo en la mano.

-¡P'al Fulgencio!
-¡P'a la Loli!

El siguiente a mí no dio ni las gracias. Luego me enteré de que los catálogos se agotaron en un santiamén (o eso dijeron a la gente)

NOTA: La imagen es un retrato de Robert Ryan, fotografiado este año por Carol. Está tomada del catálogo de la exposición.

Morenito de Maracay, envenenado con burundanga

El bueno de José Nelo Almiriciana, Morenito de Maracay, se encuentra hospitalizado en su país, Venezuela, después de haber sido encontrado "en estado inconsciente y con supuestas evidencias de haber sido drogado con la sustancia conocida como burundanga", según informa una noticia publicada en el diario El Carabobeño, que copio completa por su interés:

Maracay, octubre 1 (REDACTA).- El matador de toros aragüeño José Nelo "Morenito de Maracay" se encuentra recluido en el Hospital Militar "Coronel Elbano Paredes Vivas" de esta ciudad en delicado estado de salud, aparentemente debido a una intoxicación con burundanga que le habría sido suministrada en San Fernando de Apure, entre la noche del sábado y madrugada del domingo. El torero viajó el viernes pasado desde Maracay hasta San Fernando de Apure en la camioneta de su propiedad, una Blazer color blanco, sin compañía, hasta su finca situada en Achaguas.

La versión no oficial indica que al parecer decidió pernoctar en un hotel la noche del sábado, donde fue encontrado en estado inconsciente y con supuestas evidencias de haber sido drogado con la sustancia conocida como burundanga.

De inmediato fue trasladado al Hospital de San Fernando de Apure donde recibió las primeras atenciones pero en horas de la noche de este domingo se gestionaba su traslado hasta el Hospital Militar de Maracay para aplicarle el tratamiento del caso y practicarle exámenes toxicológicos que determinen qué clase de droga le fue suministrada quizás en alguna bebida gaseosa dado que "Morenito" no es habitual consumidor de licor.

El diestro se prepara para su presentación en la plaza de toros de Maracay, el 14 de octubre para celebrar los 28 años de alternativa, corrida que es auspiciada por la Escuela Básica de la Fuerza Armada (Escubafan).
Morenito de MaracayAl parecer la burundanga es el nombre vulgar de una sustancia de efectos hipnóticos que anula la voluntad de las personas que la consumen.

Creo recordar que fueron también Morenito de Maracay y su cuadrilla quienes sufrieron hace años el ataque de unos salteadores de caminos, que les dejaron abandonados y en paños menores en una solitaria carretera venezolana.

Morenito de Maracay nació el 23 de agosto de 1955 en Maracay (Aragua, Venezuela), y tomó la alternativa en Barcelona el 24 de septiembre de 1978 de manos de Dámaso González, quien le cedió la muerte del toro Lavadito, de Lisardo Sánchez, con el testimonio de José María Manzanares. Confirmó la alternativa en Madrid el 31 de mayo de 1981 de manos de Luis Francisco Esplá, con Nimeño II de testigo, matando al toro Noguero, de Félix Cameno; en México lo hizo el 12 de mayo de 1985 matando al toro Gitano, de Salitrillo, que le había cedido Mariano Ramos ante Jorge Gutiérrez.

José Nelo, de extracción social muy humilde, ganó su primer dinero espantando loros en las plantaciones de su tierra. Más tarde, como torero, alcanzó gran popularidad y cartel alternando sobre todo con otros matadores banderilleros, como Luis Francisco Esplá o Víctor Mendes. Esperemos que se recupere pronto.

domingo, 1 de octubre de 2006

José Trigo, un gran picador sevillano, patriarca de una dinastía de varilargueros

José Trigo fue un picador, nacido en Sevilla en 1814 y el primero de una gran dinastía de varilargueros. Su poderoso brazo y una gran inteligencia le hizo llegar muy joven a este oficio, actuando ya en tanda, según algunos autores, con Francisco Sevilla en Madrid en 1831, algo que no parece muy verosímil, pues sería en tal caso el más precoz picador en Madrid, con solo 17 años, lo que para una profesión tan difícil, arriesgada y necesitada de gran experiencia parece poco probable. Sin embargo, lo que sí está perfectamente confirmado es que debutó en Marchena con dieciocho años y se estrenó en la plaza de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla el 10 de octubre de 1834, con el sobrenombre de El Lechero, ya con veinte años de edad. Pero su gran fama la llegaría a alcanzar por sus bravatas que, aunque pareciesen imposibles de realizar, llegaría a cumplirlas, tal como se explicará más adelante.

Plaza de toros de la Puerta de Alcalá, en MadridUna de las mejores corridas en la plaza de la Puerta de Alcalá sería la del domingo 13 de mayo de 1849, quinta de esa temporada y según las crónicas de El Heraldo, La Nación, La Patria y La Reforma una de las mejores de ese año, especialmente en su parte final. Ese día se corrieron tres toros de Osuna y Veragua y otros tantos del sevillano José Benjumea. Los picadores fueron José Trigo, Bruno Azaña, Francisco Puerto y Antonio Lemos y los matadores Francisco Arjona Guillén Curro Cúchares, Manuel Díaz Lavi y Cayetano Sanz.

Y comenzó la corrida. El primer toro de los duques fue fogueado. Los tres siguientes tampoco fueron nada especial. Pero salió el quinto, de los duques, que empezó a matar pencos y a enviar picadores a la enfermería. Además, a esa hora estaba naciendo el primer heredero real (por cierto, era el primero de los hijos de Isabel II y Francisco de Asís, Luis, que fallecería en el parto). Debido a ello, se podían escuchar las salvas de artillería que se daban desde Palacio, que coincidían a veces con los tumbos de los caballos y la conducción, en brazos o con ayuda de las asistencias, de los picadores hacia la enfermería. Los toreros de a pie, en el ruedo, todos colocados estratégicamente al quite y el albero con los restos de cinco jacos destripados muertos, algunos con lonas tapando sus restos, ya que otros equinos sí que se pudieron evacuar, aunque en muy mal estado y malheridos. El espectáculo era indescriptible y los asistentes se encontraban en un estado mezcla de histeria y emoción, aplaudiendo a rabiar, unos por causa del egregio neonato y otros admirados a causa del excepcional y poderoso morlaco que dominaba el ruedo. Todos los picadores visitaron la enfermería, la gente pedía más caballos y más picadores. Y en un momento dado, tuvo que salir el menos mermado de facultades, el sevillano José Trigo, aún renqueante, para terminar de picar a este quinto toro, ya muy castigado, aunque aún volvió a derribar al montado varias veces más, antes de cambiar el tercio. Hasta doce varas llegó a tomar el astado. Trigo también picaría luego al sexto, de Benjumea, sin mayores problemas.

Sin embargo, muchos críticos acusaron al picador de haberse escapado a la enfermería precipitadamente, durante la lidia del quinto de Osuna y Veragua. Estos comentarios irritaron enormemente al gran varilarguero sevillano, a quien no se le ocurrió otra cosa que lanzar la bravuconada de decir que él podía hacer frente a estos toros solamente con el regatón, pues sus fuerzas e inteligencia eran superiores a las de estos bureles.

Y así lo cumplió. En la corrida celebrada unos días después, el lunes 28 de mayo, se lidiaron dos de Veragua, junto con otros dos del marqués de Casa Gaviria y dos de Plácido Comesaña. Y tras picar varias veces a uno de los de Veragua, finalmente le citó desde el centro del ruedo con el regatón, llegando a detenerlo entre grandes ovaciones.

A pesar de todo, la presidencia le amonestó severamente, por el hecho de haber arriesgado su vida. El hecho fue muy comentado y a la vez criticado por muchos aficionados, alegando que eso sólo lo podía hacer con toros ya muy mermados de fuerzas y en la parte final del primer tercio.

Por ello, espoleado por las críticas, se anunció que lo repetiría en una función posterior, que se celebraría el lunes, 25 de junio de 1949, con lo que se aseguró un lleno total en la plaza de la Puerta de Alcalá, a pesar de las reiteradas amenazas gubernativas.

Ese día se anunciaron seis toros de Veragua, con Trigo, Azaña y José Muñoz de varilargueros y Cúchares, Casas y Sanz como estoqueadores. Pero el espectáculo lo daría José Trigo, como vamos a relatar. Salió el primer toro de Veragua, Valenciano de nombre, negro entrepelado, buen mozo y bien armado y tomó cuatro varas. En la quinta entrada, Trigo le esperó en el centro del redondel, donde en aquellos tiempos ejecutaban la suerte los grandes picadores para mostrar su poderío, y según acudió el veragüeño a la suerte con el regatón provocó un tumbo, pero luego Trigo, dando la vuelta a la garrocha, le picó pie a tierra, haciéndole más tarde el quite sus compañeros y retirándose a pie al callejón entre grandes ovaciones.

Posteriormente, saldría el quinto de Veragua, de nombre Culebro, que recibiría un marronazo de Bruno Azaña, dando con éste en tierra. Trigo y Muñoz salieron a los medios y le volvieron a picar. Después de esto, Trigo le citó con el regatón y le detuvo, luego arrojó la vara, le tiró el castoreño al toro y como éste no se arrancaba, bajó del caballo, lo despidió y se fue andando hacia el callejón, saltando airosamente la barrera. La emoción se desbordó en el graderío y las aclamaciones acompañaron al varilarguero, convirtiéndose en el indiscutible triunfador del festejo.

De este gran suceso dieron cuenta todas las crónicas, aupando a la fama al este excepcional e insólito picador sevillano. Tal sería su trascendencia que varios miembros de su familia, hermanos e hijos, adoptarían esta profesión, siendo José el patriarca, primero de la saga, de una larga dinastía de grandes varilargueros: los Trigo. Uno de sus hijos, Juan, incluso llegaría a superar la fama de su padre, años más tarde.

Como comentario final, simplemente añadir que qué diferentes eran los picadores de entonces de los de ahora.