lunes, 15 de enero de 2007

¿Debilidad?

Sánchez-López se "sorprende" en su bitácora de que en uno o dos años haya ganaderos que solucionen graves problemas como la debilidad y falta de casta. A lo mejor no es tan difícil. Su post me ha hecho recordar una crónica del cada vez más añorado Joaquín Vidal desde Valencia, publicada en El País el 10 de octubre de 1996, que decía lo siguiente sobre los toros que se caen:

Dicen los taurinos que los toros que se caen son los buenos y los que no se caen son los malos. Y razonan así la vaina: los toros que no se caen son los que no se emplean, mientras los que se emplean van y se caen. Consecuencia: para que un toro no se caiga ha de estar en el paro.

Uno empieza a entender: los toros que no se caen son los que se quedan en la dehesa. La verdad es que la afición lo venía barruntando. Ahí están unas cuantas ganaderías cuyas reses no se caen, y las lidian torerillos modestos en aldeas recónditas -porque los inmodestos no las quieren ni ver- o han de mandarlas al matadero.

Decía un antiguo ganadero salmantino propietario de emblemático hierro: "El día que los toreros veten los toros que se caen, dejarán de caerse". O sea, nunca, pues ésa sería una de las señales que precederán al fin del mundo, y parece que la fecha queda lejos.

Quizá haya soluciones más próximas. Uno no lo aseguraría pero, con probar, nada se pierde. Dice cierto veterano aficionado de Las Ventas que si le dejaran a él andar por los corrales durante la corrida armado con una garrota, no volvía a caerse ningún toro. Otros aficionados opinan que si la autoridad competente emprendiera en serio la investigación de las caídas de los toros -levantamiento de atestado, pruebas, análisis de vísceras, interrogatorio, culpables a la perrera-, se acababa el problema.

Mas de aquí se deducen otras preguntas: ¿Quién y cómo vigila los corrales durante la corrida? ¿Por qué la autoridad competente no ha emprendido ya la investigación? ¿Acaso la autoridad competente es incompetente? ¿Acaso la autoridad competente hace dejación de funciones porque es cómplice?
Ahí queda eso.

1 comentario:

Sánchez-López dijo...

Yo no sólo me refiero a lo de las "manos negras" que dan el último retoque a los toros... Quiero decir que para "arreglar" una ganadería en el aspecto de la casta no se necesitan dos o tres años sino mucho más tiempo, más trabajo y menos hablar.
Felicidades por el pedazo de blog que tienes.