domingo, 25 de febrero de 2007

Domingo de Resurrección en Madrid

Vista de la Monumental de Las Ventas en día de festejoDesde hace varios días se habla en los mentideros de la afición del cartel que, al parecer, prepara la empresa Taurodelta, irregular adjudicataria de la gestión de la Monumental venteña, para la tarde del Domingo de Resurrección. Se trataría de la confirmación de la alternativa de Alejandro Talavante, otorgada por El Juli y aderezada con el testimonio de uno de los hijísimos que pululan por el orbe taurino: José María Manzanares.

Los medios de información consultados, que me niego a enlazar por una simple cuestión de profilaxis mental propia y ajena, hablan de cartelón, de cartelazo, de acontecimiento histórico... y resulta que falta por conocerse la procedencia de los toros que se lidiarán, que son, al menos, la mitad del asunto.

Con todo este despliegue mediático-propagandístico a más de un mes vista, a uno se le antoja que los toros, materia prima esencial del festejo taurino, no interesan a nadie excepto a los aficionados. He leído que la corrida se sacaría de las que hay reseñadas para las ferias de San Isidro y del Aniversario, lo cual quiere decir que los toros tendrán un mes o dos menos de la edad que tendrían en la fecha de su lidia prevista. Habida cuenta de que las reses de esas ferias suelen presentarse con la edad muy justita, podemos encontrarnos el 8 de abril con una gatada indecorosa, lo cual devaluaría el tan cacareado magno acontecimiento hasta convertirlo en algo absolutamente irrelevante.

¿Será de Victoriano del Río la corrida? Con ello estaría solucionado, a priori, el asunto de la protesta de la afición más contestataria. Cosas veredes, amigo Sancho...

1 comentario:

Andrés Verdeguer dijo...

Puede que hay diferentes tipos de dolor. En el toro no suele ser la misma reacción ante un puyazo arriba, que ante la rotura de un pitón o del asta por la mazorca, que todos lo hemos visto algún dolerse en estos casos de manera clara.