lunes, 12 de febrero de 2007

A vueltas con un indulto

Independientemente de que el primer indulto de la temporada española, ayer en Valdemorillo, no debió producirse jamás por lo antirreglamentario y porque, al decir de casi todos los que lo presenciaron, el toro no lo mereció, es muy curioso el tratamiento informativo que se le ha dado.

Lo cierto es que es la primera vez desde 2000 (s.e.u.o.) que el portal que adora Pablo G. Mancha carga con todo contra un indulto en una plaza de tercera, en vez de utilizar tan ilegal acontecimiento para tirar de triunfalismo y lanzar cohetes por doquier. También resulta extraño que se haya hablado en esa web del juego que dio el toro de Pablo Mayoral (Negrote, nº 81, negro entrepelado, cinqueño, de 542 Kg., un tanto basto aunque bien presentado) en el caballo, pues no es esa una información que suela ofrecer a los aficionados que nos interesamos por lo que hicieron los toros indultados en todos los tercios. Lo mismo hace la página de JuaJua I El Felón que, al contrario de lo que viene siendo habitual en ella (justificar indultos verbeneros) se dedica a sacar defectos al toro.

Todo ello, y lo que he leído en otros sitios, me ha hecho pensar. Para empezar está claro que si Valdemorillo hubiese estado en Andalucía, el indulto de Negrote habría sido igualmente ridículo pero ajustado a la legalidad, y me atrevo a asegurar que las dos páginas citadas habrían echado las campanas al vuelo. En segundo lugar hay que tener en cuenta que la rama santacolomeña de la ganadería de Pablo Mayoral, a la que pertenece Negrote, no está en la todopoderosa Unión, lo cual puede haber escocido a más de uno de los que mandan y/o pagan publicidad en los portales mencionados. También hay que considerar que el toro era de trapío y cinqueño, justo lo contrario de lo que quieren los taurinos profesionales para ejemplificar lo que tiene que ser un toro de lidia.

Estoy convencido, sin haberlo visto siquiera, de que Negrote se comportó durante su lidia mucho mejor que la inmensa mayoría de los animales que fueron indultados antirreglamentariamente en 2006 (véase la lista completa en Toro, torero y afición): casi todos ellos unos animalejos febles, descastados y borreguiles, indignos siquiera de llevar el nombre de toros de lidia. Al menos Negrote lo es, aunque tampoco esté justificado su indulto.

2 comentarios:

ventero666 dijo...

Como se le ocurre a un Santacoloma cinqueño envestir.
Hay que expulsar a Pablo Mayoral de cualquier organización de ganaderos por criar toros antisistema.

javier dijo...

El público quería "figuras" y se las dieron, luego pedía "despojos" y se les da por pares. Ahora quieren indultos. Ahí los tienen. "El cliente siempre tiene razón".