viernes, 13 de abril de 2007

Surrealismo puro

Que en el primer cuatrimestre del año no haya presupuesto en un ente oficial para prestar un servicio por el que se garantizan (en teoría) los derechos del público a recibir el espectáculo en su integridad no sólo es de vergüenza, sino que además debería ser causa de que rodasen unas cuantas cabezas político-administrativas. A un mes de las elecciones es bastante improbable, pero por pedir que no quede.

No hay comentarios: