viernes, 25 de mayo de 2007

Con la cabeza bien alta

A los aficionados a los toros cada vez se nos ve más como unos seres marginales e inadaptados. Ya hicimos un post refiriéndonos a este asunto y hoy, justo un año después, quiero ratificar aquello que escribí y felicitar a todos los frikis que hacen no sólo las bitácoras de contenido taurino relacionadas al margen, sino también las que no están porque desconozco su existencia. Estáis locos, amigos.

2 comentarios:

david dijo...

No creo que nos tengamos que considerar frikis, a menos que a parte de los toros,nos emocionemos con La Guerra de las Galixias, Matrix, etc...

bastonito dijo...

Esos no son frikis (¿o también?) Yo utilizo la palabra friki en el sentido que le da la Wikipedia: "raro, extravagante, estrafalario o fanático"