sábado, 19 de mayo de 2007

David contra Goliat

Pidiendo dimisiones¿Qué decían los muchachos del PP sobre la reciente adjudicación irregular de Las Ventas? ¿Qué decían sobre el estado lamentable de muchas de las escaleras, o sobre las caóticas colas que se forman a la entrada de los nuevos ascensores y que impiden que los espectadores deambulen libremente por los pasillos de la plaza? Nada.

Ponen el autocar en la explanada de la plaza, suben a sus juventudes a un estradillo y les hacen soltar un repetitivo discurso, como un mantra, en el que se habla de todo menos de lo que en ese momento interesa al personal que pasa por allí: los toros.

José Carlos Fernández-Villaverde, presidente de la Asociación El Toro de Madrid, ha estado exigiendo a los oradores que hablen de la gestión venteña y de las obras de la plaza de toros. Los pobres no saben qué decir, e incluso ha habido algún energúmeno ¿viandante? que ha intentado agredir al aficionado, por "reventador"

Si a los representantes (aunque sean niñatos) de un partido que se pone a hacer propaganda electoral junto a una plaza de toros que sus dirigentes gestionan, no se les puede preguntar sobre esta cuestión, apaga y vámonos (de hecho se queda muy, muy poquita gente a escucharles, mayormente jubilados por si regalan una gorra o algo). Deberían llevar la lección un poquito más aprendida.

No hay comentarios: