miércoles, 16 de mayo de 2007

Rectifico y voy a los toros

Según me han informado fuentes de toda solvencia, esta mañana andaba la Mosca Cojonera por el apartado. Cada vez que ese individuo se pasa por allí, por la tarde hay escándalo de los gordos en Las Ventas debido al ganado. Si a lo anterior añadimos que preside Trinidad y que la gente ya está hasta el mismísimo gorro de la bazofia ganadera que le están sirviendo este año, las probabilidades de que se produzcan alteraciones de orden público suben bastante.

Me he pasado por la página oficial, donde están las fotos y el vídeo de los cinco domecqs que se lidiarán esta tarde: me parecen todos anovillados y con carita de gilipollas. Como dice el bueno de Antúnez: ¡La Virgen, qué ganas tengo de jubilarme! ¡Gentuza!

Hay también un tremebundo remiendo cinqueño de Pereda que se lidiará en último lugar, y sólo por eso (y por hacer el minuto de silencio en honor a Gallito) voy a ir esta tarde a la plaza, pese a que ayer regalé mi entrada y dije que no iría. El toro hacía cosas de manso en el apartado, pero vaya usted a saber lo que pasa luego en el ruedo.

Menos mal que ahora haces una llamada de teléfono y a cualquiera le sobran entradas. La reventa debe estar que echa las muelas.

No hay comentarios: