lunes, 4 de junio de 2007

A los toros hay que matarlos

La suerte del volapié

1 comentario:

appiano dijo...

Cierto, a los toros hay que matarlos. De otra manera la afición de hoy en día no concedería desperdicios. Pero ¿Cómo hay que matarlos?...esa es otra cuestión.

Hoy no se entenderían algunas de las viejas crónicas de toros en las que se contaba como un matador de toros había alcanzado un triunfo glorioso después de rematar con dos pinchazos “superiores” y una media en la yema.