viernes, 1 de junio de 2007

Un gran toro y un gran par de banderillas

'Rabosillo', de Palha, por Juan Pelegrín (las-ventas.com)Intentando hacer un ejercicio de honradez para aviso de otros navegantes, no esconderé que Joâo Folque de Mendoça me cae fatal como persona y aún peor como ganadero, por afeitador convicto. Dicho lo cual, e intentando ser justo (aunque no tendría por qué, pues esto no es un tribunal sino la subjetiva bitácora de un aficionado), diré que Rabosillo, lidiado en primer lugar en la tarde de ayer en Las Ventas, ha sido probablemente el toro de la feria si algún adolfo, algún victorino o algún guardiola no lo remedian.

Rabosillo no estaba bien presentado, mas cuando hay casta eso suele acabarse perdonando; véanse los casos de Capitán, de Hernández Pla, o de Bastonito, de Ibán. Rabosillo no fue un toro de bandera pero sí muy encastado, encastadísimo, y baso mi afirmación sobre su no-bravura en lo siguiente: derribó en una primera entrada al caballo pero con el cuello y yéndose por la grupa (no con fijeza y metiendo los riñones), y en la segunda empujó con un solo pitón y con la cara alta. Se dolió del primer par de banderillas y se fue descaradamente a morir a tablas. Todo lo demás, salvo el trapío (que no era cosa suya sino de Folque), lo hizo muy bien.

Frente a Rabosillo se puso Sánchez Vara, un matador honrado a carta cabal, rebosante de afición y curtido en mil batallas por los pueblos. Si la faena de muleta de ayer la ejecuta en cualquier plaza de esas, sale en volandas por la puerta grande con las patas del toro en las manos o, más probable todavía, el toro es indultado y adjudican al bueno de Francisco Javier las dos orejas y el rabo simbólicos. Pero esto es Madrid y aquí, cuando sale el toro de verdad derrochando encastada nobleza y pujante codicia, el toreo vulgar y pueblerino no se consiente, aunque todo se andará. Quizá si hubiese hecho la faena en terrenos del cinco habría arrancado una orejita. Rabosillo fue ovacionado con fuerza en el arrastre y hubo quien pidió que sus despojos diesen la vuelta al ruedo, lo que fue negado por el presidente con, a mi juicio, muy buen criterio.

Tras este primer toro la corrida pintaba muy bien. Quizá por eso Ignacio Corvo se encargó de ejecutar una suerte de varas carnicera con el segundo, al que dejó literalmente bañado en sangre. Camarito estaba mejor presentado y se comportó mucho mejor que Rabosillo en el primer tercio; sin embargo llegó en peores condiciones al último debido, probablemente, a la criminal actuación del picador y a la mala lidia. Por si fuera poco, Javier Castaño se encargó de ahogar con un toreo encimista y sin sentido las pocas embestidas de un toro que terminó defendiéndose y aprendiendo lenguas muertas.

Tomás Loreto, por Juan Pelegrín (www.las-ventas.com)Al tercero, Faco, bien presentado, el picador que hacía puerta le arreó una vara trasera a modo, y el de tanda otra sin contemplaciones. Se dejó pegar en ambas, y en banderillas, cuando Tomás Loreto le puso el que probablemente será el mejor par de la feria, todavía estaba pujante y violento. Pese a la lidia nefasta que perpetró Juan Rivera, Faco llegó al último tercio con nobleza pero sin un ápice de bobaliconería; acabó cantando la gallina y queriéndose ir de la muleta de un voluntarioso Luis Vilches, que dio un mitin con el descabello.

Los mediáticos mellizos cuarto y quinto, Paquito y Carlitos, hubieran hecho sonrojarse a los gemelos ganaderos Van Zeller Palha, don Francisco y don Carlos, de quienes supongo que tomaría Folque los nombres de los toros. Fueron los peores del festejo, blandeando con poquita casta y chochona nobleza, sobre todo Carlitos. Sánchez Vara y Castaño pasaron sin pena ni gloria, vulgarotes y matando mal.

El sexto, Lagartinho, correcto de presentación, tomó dos varas sin fijeza. Para mí que Vilches le equivocó completamente los terrenos, pues planteó en el tercio una faena que era de tablas y se dio cuenta cuando ya no tenía remedio la cosa. Este toro fue ovacionado en el arrastre, pero no entiendo el motivo.

Tras el festejo saludó el mayoral. Si ponemos a esta altura el listón, puede que hoy o mañana salga por la puerta grande algún ganadero.

He encontrado estas otras opiniones sobre la corrida en la Red:

No hay comentarios: