jueves, 26 de julio de 2007

¡Huy qué mosqueo!

Los de Taurodelta te venden las entradas sin que conozcas los carteles de la feria de Otoño y, de paso, pillan el número de tu cuenta bancaria. Luego, "una vez conocidos los carteles, aquellos abonados que prefieran no renovar el abono podrán comunicarlo y ver reintegrado el importe de sus localidades." No sé, pero no me gusta nada.

3 comentarios:

Costillares dijo...

Lo de la domiciliación si parece algo lógico, no el tercermundismo de las colas, lo irracional es cobrar antes de saber que te venden, y luego sino te lo devuelvo, ya?, y sino me lo devuelve? y ¿porque tanta prisa por trincar la pasta? no pueden hacer lo mismo pero cobrar una vez conocidos los carteles, y sino te gusta devuelves el recibo.

javier dijo...

Necesitarán dinero para financiar los costosos carteles de agosto y ayudar a que el laboratorio que analiza las visceras vuelva a funcionar.

Civilon dijo...

Huele a cuerno quemao, porque no devuelven ellos el dinero cuando el aficionado no salga satisfecho.