lunes, 23 de julio de 2007

Toco-mocho

Un torezno de Zalduendo ayer en Ávila (Foto: La Tienta)En defensa y promoción de la pasta, esta vez en Ávila, se reunió gran parte de esa gentezuela que se gana la vida prestando la jeta a las revistas del hígado, para contemplar un mano a mano entre José Tomás y El Juli con toreznos de Zalduendo. Se había generado cierta polémica previa porque otro mediático, Enrique Ponce, había declinado anunciarse en este cartel pero, visto lo visto, todavía vamos a tener que alabar su decisión.

Martínez Marcos, de La Tienta, ilustra su post con dos fotografías estupendas de las fieras que se corrieron ayer en Ávila (se incluye aquí una de ellas). Al igual que Israel Cuchillo, se lamenta del festejo. ¿Qué tienen que ver esos dos posts independientes con esto o con esto?

Martínez Marcos tiene más razón que un santo cuando dice:
Que se sepa con claridad, los antitaurinos están dentro y son: los que afeitan toros, los que drogan toros, los que seleccionan lo más ovino de la camada, los que piden torillos afeitados, los que piden torillos drogados, los que torean ovinos, los que hacen pagar a los novilleros por torear, las “figuras” que torean en portátiles quitando el sitio de los novilleros, los publicistas que se hacen llamar periodistas y viven de contarnos mentiras. Estos son los verdaderos antitaurinos. Los otros, los que se pasean en pelota picada recordándonos que la tortura no es arte ni cultura, cada vez cuentan más con mis simpatías y mi comprensión.
También con la mía.

2 comentarios:

Pablo G. Mancha dijo...

Gracias Bastonito. Ya estoy aquí y comparto a cien por cien tus opiniones (como casi siempre). Por cierto, calificaría como memorable el hallazgo de 'torezno'. Con tu permiso, algún día la utilizaré. Gran abrazo amigo.

Quintaesencia dijo...

100% razon aunque como dije en Toroprensa, quiero seguir engañandome