lunes, 27 de agosto de 2007

Atropellos de septiembre (I)

Diez eurosNo voy a entrar en el juego dialéctico de si los precios de Las Ventas son baratos o caros, porque eso depende de la calidad de cada espectáculo, y de lo que a cada uno le cuesta ganar el dinero que luego se gasta en esa cueva de ladrones.

En lo que sí voy a entrar es en el precio de las cinco novilladas que se han programado para el mes de septiembre en la Monumental, bajo el pomposo nombre de Ciclo Internacional "Ocho Naciones": la entrada única por festejo es de 10 €.

Por este dinero y en el sol, a todo el que vea los toros desde más arriba de la fila 3 de tendido le están subiendo el precio de la localidad. El porcentaje de aumento con respecto a la feria de San Isidro llega, en el caso de las filas de andanada, al 53,85%.

He hablado de la feria, pero es que en la página web oficial de Las Ventas tienen publicados unos precios para los festejos del resto de la temporada, con respecto a los cuales las subidas son mucho más escandalosas y llegan al 400% en algunos casos.

Como casi siempre, los nuevos precios benefician a los que tienen posibles para pagarse entradas más caras, y perjudican a los que tienen que comprarlas más baratas, o simplemente se encuentran más a gusto en esas localidades.

Los cinco festejos de la feria de Otoño (1 novillada con picadores, 3 corridas de toros y otra corrida fuera de abono) me van a costar 17 €, pues mi abono es una andanada de sol. ¿Resulta lógico que un ciclo de cinco novilladas tirando a cutres me cueste 50 €? Por este precio me puedo ver toda la feria de Otoño en una fila 23 de tendido, y aún me sobra dinero para un par de cañas.

José Gómez Ortega, Gallito, promovió las plazas monumentales con el objeto de que los más humildes pudieran ir a los toros. La plaza de toros de Madrid, heredera de esa filosofía, de titularidad pública -propiedad, por tanto, de todos los madrileños-, siempre había mantenido esa política de precios asequibles a todos los bolsillos, máxime cuando se trata de novilladas en las que se debería buscar, de forma prioritaria, el fomento de la afición de temporada por encima del beneficio empresarial de las ferias. Los desmanes que están consintiendo a Taurodelta -adjudicación sospechosa aparte- los capitostes de la Comunidad de Madrid no se habían visto ni siquiera en tiempos de la antigua Diputación Provincial franquista.

2 comentarios:

David dijo...

Me parece increible que en los ultimos festejos de la temporada haya entradas que suban un 400%. Ahora que la especulación inmobiliaria, dicen que termina, empieza la especulación en las taquillas???

bastonito dijo...

Cada corrida de toros que he visto en agosto en Las Ventas, desde la grada del 7, me ha costado 6 €. Ahora una novillada desde la andanada costará 10 €. Y parece que a casi nadie le molesta el subidón.