lunes, 13 de agosto de 2007

Horrible

Espantoso festejo el de ayer domingo en Madrid, y peor si cabe por la ilusión con la que íbamos. Sin embargo nos encontramos con un ganado infumable, con una pésima actuación de los toreros y con un público mayoritariamente guiri que acabó de fastidiarlo todo. La cosa no merece ni un comentario más.

3 comentarios:

Frascuelo dijo...

Yo hago una pregunta, bastonito, ¿la corrida era imposible, o ilidiable?. Me explico, ¿era complicada, imposible para el lucimiento pero lidiable, al menos para expertos lidiadores; o de verdad "ilidiable", como dijeron ayer en el programa "El Toreo" de Canal Sur, incluso para un lidiador con recursos?

Lididar es, según el DRAE (entre otras acepciones):
1. tr. Luchar con el toro incitándolo y esquivando sus acometidas hasta darle muerte.
2. intr. Batallar, pelear.

Porque si era ilidiable, es que no era posible ningún tipo de pelea, ni con, ni sin lucimiento.

Frascuelo

bastonito dijo...

Soy de los que piensan que no hay corridas imposibles ni ilidiables, por muy difíciles que sean. La de Hernández Pla de ayer fue una mansada antológica, pero los matadores y las cuadrillas también estuvieron fatal. No se puede hacer peor. Estuvieron sin recursos y, en muchas ocasiones, hasta las trancas y hasta inhibiéndose de la lidia. Una vergúenza.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Bastonito, de ilidiable nada, complicada sobre todo si faltan recursos y sobra "pavor"