jueves, 4 de octubre de 2007

Sputnik

Sputnik 1
Hoy, en el 50 aniversario del lanzamiento del Sputnik 1 por la Unión Soviética, el taurinismo profesional sigue insultando a la inteligencia de los aficionados, e insistiendo en que los métodos de detección de manipulaciones fraudulentas de las astas de las reses de lidia no son fiables.

1 comentario:

ventero666 dijo...

Ellos si que no son de fiar.
Lo peor es que no solo los taurinos poco formados académicamente estén en contra de la ciencia, también licenciados en carreras técnicas como veterinarios se oponen a estas pruebas y es que cuando peligra el honor y sobre todo el dinero se tira a la basura la ciencia y lo que haga falta.
Por si queda alguna duda me refiero a cierto ganadero madrileño, veterinario de carrera, que es uno de los mayores defensores de que los análisis de astas no sirven para nada, lógico cuando en su casa macho que nace macho que se lidia como toro de primera.