domingo, 30 de septiembre de 2007

Lo que el extraterrestre no ha querido torear...

... nos lo enseña Manon en su blog.

El señor Arroyo (don José Miguel) andaba muy contento esta mañana por el apartado, haciendo bromas y cuchufletas, como si no le importase lo que va a tener que matar César Jiménez esta tarde. La verdad es que, aunque con cabeza, los de Núñez del Cuvillo tienen cara de tontorrones y unas pezuñas abiertas como para estar toda la tarde rodando por los suelos. Además se han dejado enchiquerar con la docilidad de un perrillo faldero. Ya veremos.

Nota añadida: Los toros no se cayeron, cumplieron en varas, y resultaron boyantes. Un lujo de corrida con la que deberían haber salido a hombros los tres matadores.

Atropellos de septiembre (VIII): Abonos

Un aficionado anónimo e indignado, supongo que de cierta edad por la referencia que hace a la antigua Diputación, repartió ayer en Las Ventas unas hojas volanderas como la que se reproduce a continuación:

Hoja volandera
(pinchar para verla en grande)

domingo, 23 de septiembre de 2007

Preguntón, novillo de triunfo grande

Preguntón, de El Jaral de la MiraComo colofón de una novillada flojucha y mansurrona, pero encastadita, de El Jaral de la Mira, saltó al ruedo de Las Ventas Preguntón, nº 39, un precioso animal negro listón, bragado, meano, lucero y calcetero, que se comportó con más alegría en los dos primeros tercios que sus hermanos, y dio en el último todo un recital de lo que debe ser un novillo pastueño de esos que exige la neotauromaquia. Tanto, que gran parte del indocumentado público solicitó para Preguntón una vuelta al ruedo póstuma que el presidente, con buen criterio, no concedió.

Los defectos de Preguntón no constituyen óbice, obstáculo, cortapisa o valladar para que un servidor afirme, sin género de dudas, que este animal ha sido el que con más boyantía se ha comportado en toda la temporada venteña, aunque si tenemos que hablar de novillos completos, me quedo con Vencejo, el amor de Manon.

Frente a Preguntón se tenía que haber puesto el ecuatoriano Álvaro Samper, pero por un percance en el novillo anterior que le mandó a la enfermería hubo de ser Agustín de Espartinas quien lo lidiase. No sé qué habría hecho el quiteño, pero el sevillano estuvo muy por debajo del novillo: fuera de cacho, dando muletazos limpios, sí, pero insulsos y sin sentido, en una faena en la que primó la cantidad sobre la calidad. Los japoneses y algunos ignorantes más regalaron a Agustín una oreja de Preguntón, pero estoy seguro de que el novillero se va a lamentar toda la vida de no haber salido por la Puerta Grande de Madrid el día que le tocó, de rebote, aquel bombón de El Jaral de la Mira.

El francés Julien Dusseing El Santo también anduvo hoy por la plaza de Madrid, y su actuación se desarrolló sin pena ni gloria.

Foto: Juan Pelegrín

lunes, 17 de septiembre de 2007

¡Albricias y zapatetas!, o los amores de Manon

El novillo 'Vencejo', de Torres GallegoPor fin vimos una novillada de verdad en Las Ventas. Se trataba de uno de esos festejos del "Ocho Naciones", anunciados en la cartelería y el billetaje como de promoción: otra falacia de la empresa, pues nunca se han considerado como de promoción los festejos en los que se anuncia a un joven que ya ha hecho seis paseíllos en la Monumental Plaza México y ha matado sesenta novilladas picadas, a otro que lleva más de setenta con los del castoreño, y a un tercero que roza la cincuentena de festejos.

Entrando al fondo del asunto el caso es que, desde el primer momento, el mexicano Octavio García El Payo puso la plaza a revientacalderas con la inestimable colaboración de unos novillos de Torres Gallego que, aun siendo de diferentes hechuras y condiciones, tuvieron como rasgos comunes la buena presentación y la casta. El Payo entró a quites siempre que tuvo oportunidad, y los ejecutó con desigual fortuna pero con una variedad muy de agradecer en estos tiempos de plúmbeo pegapasismo monocorde. Como estuvo toda la tarde en novillero valeroso, la plaza le premió con una vuelta al ruedo en el primero, una oreja del cuarto, y una ovación de despedida en el que mató por Alberto Lamelas.

Yo no sé si Manon se había enamorado del segundo novillo o de la preciosa foto que le sacó en los corrales, y que ilustra este post. En todo caso fue un amor correspondido porque Vencejo, cárdeno arromerado y botinero, hizo buenas las expectativas de su enamorado fotógrafo y resultó ser un maravilloso animal de los que no se olvidan en mucho tiempo. Su codiciosa embestida, su fiereza y su noble comportamiento cuando se le hacían bien las cosas no decayeron en toda la lidia, que por otro lado fue nefasta. Alberto Lamelas, empujado por la actuación anterior de El Payo, estuvo valiente pero no consiguió hacerse con el animal y sufrió una cornada en la boca cuando finalizaba la faena entrando a matar.

El tercero en discordia, el rondeño Salvador García, hizo con valor todo lo que sabe, que es bien poco. Intenta imitar a Enrique Ponce, pero no le salen bien ni las trampas. Debiera haber sacado más jugo a los dos nobles novillos que le tocaron en suerte.

En resumen: El Payo y la ganadería de Torres Gallego salieron reforzados de su comparecencia venteña, Alberto Lamelas no perdió cartel y de Salvador García ya no se acuerda nadie en Madrid. Así son la Fiesta y esta plaza que, pese a quien pese, sigue dando y quitando.

Entramos en el coso hablando de las oportunistas declaraciones de Sabina y Serrat (no olvidemos que de lo que se trata es de vender discos), y salimos hablando de toros como hacía mucho tiempo que no ocurría. ¡Qué placer!

Nota 1: Un buen artículo de Xavier González Fisher repasa las actuaciones de novilleros mexicanos que triunfaron en Las Ventas en los últimos 50 años.

Nota 2 (sobre "lo otro"): Ni un torero es mejor porque un cantante le dedique unas letras, ya sean sonetos o coplas de pie quebrado, ni un trovador es más grande porque un matador le brinde una faena. Obviemos la mercadotecnia, no saquemos las cosas de quicio ni seamos borregos, y juzguemos a ambos por lo que hacen, respectivamente, con el toro y con la música. Igual nos percatamos de que alguno hasta se arrastra.

domingo, 16 de septiembre de 2007

El Chofre cambia de imagen

El Chofre virtual, claro, porque el primitivo, en forma de plaza de toros, se lo cargaron un mal día los taurinos para especular con los terrenos. Pero eso es otra historia.

El caso es que llevaba varios días sin entrar en El Chofre (ni en ningún otro sitio taurino: estoy un poco desencantado y necesitaba recargar pilas), y me entero por Betialai de que Juan Antonio Hernández ha remodelado a su hijita web, que está de lo más guapa con su vestido nuevo.

El Chofre
Y es que aunque el contenido sea más importante que el continente, si éste mejora las ideas y las reivindicaciones se transmiten mejor y llegan más lejos. Enhorabuena y un abrazo, Juan Antonio.

domingo, 9 de septiembre de 2007

Atropellos de septiembre (VI): Incongruencia

Grada 7
Ayer seguían sin venderse en Las Ventas las gradas de sol, pues al parecer están de obras, y por lo tanto en la taquilla remitían a los espectadores a las de sol y sombra, más caras.

Sin embargo la grada del 7 estaba abierta y con porteros, como puede observarse en la foto, en la que un aficionado habitual de la grada 7 que tuvo que adquirir una del 8 pregunta a una empleada qué es lo que pasaba. Por supuesto la chica no sabía nada, y estuvo toda la tarde de brazos cruzados junto a un compañero.

Sobre el festejo en sí, habrá quien vea el vaso medio lleno y quien lo vea medio vacío. Yo una vez más, vi no un vaso, sino un container de basura (medio vacío o medio lleno, da igual).

Interés

En la blogosfera taurina ha pasado, s.e.u.o., desapercibido el reportaje que ayer publicó Miguel Mora en El País titulado "No quiere morir, sólo ser perfecto", dedicado a José Tomás.

La pieza periodística es magnífica: bien escrita, estructurada y con un protagonista del máximo interés. Es un reportaje a la altura de aquellos que antaño se publicaban un día sí y otro también en las páginas de ese periódico, y que hogaño escasean bastante.

Por eso, porque el personaje es interesante y porque el reportaje es estupendo, la pieza es en estos momentos la más vista y la más enviada por los lectores del periódico. Algo que no debía ocurrir en ese diario, en cuanto a la cosa taurina, desde que reinaba Carolo.

Nota añadida: Hoy aparece el reportaje al que aludo en la edición en papel de El País. Mientras tanto, en la de El Mundo, aparece una patochada más del inefable Sánchez Dragó sobre el mismo asunto, que no he sido capaz de digerir hasta el final.

viernes, 7 de septiembre de 2007

Atropellos de septiembre (V): Feria de Otoño

Según el portal que más adora Pablo G. Mancha, los carteles de la Feria de Otoño madrileña son los siguientes:
  • Sábado 29 de septiembre: Novillos de Villamarta para Antonio Nazaré, Pepe Moral y Francisco Pajares
  • Domingo 30 de septiembre: Toros de Núñez del Cuvillo para Uceda Leal, Matías Tejela y César Jiménez
  • Sábado 6 de octubre: Toros de El Puerto de San Lorenzo para Miguel Abellán, Miguel Ángel Perera y Juan Bautista
  • Domingo 7 de octubre: Toros de Adolfo Martín para El Fundi, Rafaelillo y López Chaves
Es curioso que, en el momento en que se redacta este post, la correspondiente página oficial haya anunciado solamente las fechas de renovación de abonos y los precios de los mismos, sin hacer públicas las combinaciones de toros y toreros. Es que alucino: ya no guardan las formas ni siquiera en este asunto.

De confirmarse oficialmente los carteles del portal bodeguero, me parecen que son paupérrimos y que demuestran, una vez más, el carácter cautivo del abono madrileño de otoño. Sólo les interesa hacer caja. Lo del fomento de la Fiesta y de la afición les trae al pairo.

lunes, 3 de septiembre de 2007

Atropellos de septiembre (IV)

Resulta ocioso contar lo que ocurrió ayer en Las Ventas después de lo que acabo de ver por la blogosfera taurina. No voy a repetir lo que relatan Martínez Marcos y Manon, con cuyas opiniones coincido de cabo a rabo:

domingo, 2 de septiembre de 2007

Atropellos de septiembre (III)

De lo dicho en el post anterior, la mitad. Y es que cuando uno acude a la taquilla, como he hecho yo tras el apartado, y pide una grada de sol, le contestan que no hay disponible ninguna porque están cerradas. ¡Ole por Taurodelta, la irregular adjudicataria de la gestión venteña! Hacemos la pamema de transigir a las demandas de los aficionados y poner las gradas de sol a su precio normal, pero luego las cerramos y decimos que no hay. Sin embargo en el cartel de precios que figura en la taquilla no se anuncia esa circunstancia (hay foto, no sea que lo vayan a negar o lo cambien).

¿Qué hace el Consejo de Administración del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid? El tancredo y dormitar en sus burladeros del callejón. ¿Vale para algo esa gente? ¿Se ganan las dietas que les pagamos? ¡Fuera todos ya!

Atropellos de septiembre (II)

Ante las generalizadas protestas de los aficionados Taurodelta ha rectificado en parte su decisión de poner una entrada general a 10€ para las novilladas de septiembre en las Ventas.

Hace exactamente una semana, el billete que compré para la corrida de toros que se celebró en Las Ventas me costó 6,00 €. Hoy la misma entrada me hubiera costado 10,00 €, pese a ser un espectáculo de inferior categoría (novillada picada). El incremento sería del 66,67%, y se habría mantenido durante las cinco novilladas del mes de septiembre.

Ahora la entrada general a 10 € sigue vigente para los tendidos, pero las gradas y andanadas costarán el precio normal en corrida de toros. Aún así, la subida es considerable, pero algo es algo.

sábado, 1 de septiembre de 2007

Decepción rinconista


Si los rumores de los que se hacía eco ayer Campos y Ruedos -y que hoy ABC ha publicado con declaraciones del protagonista- se confirman en los carteles oficiales de la Feria de Otoño, la ausencia madrileña de César Rincón sería casi una tragedia.

De poco o nada sirven las alegaciones de que El Cid quería una corrida mano a mano y el colombiano una terna; de nada sirven excusas de ganado. Sólo podrían barajarse causas de fuerza mayor para que César Rincón no se despidiera en otoño de la afición de Madrid, como prometió hace unos meses, pues cuando hay voluntad de verdad aparecen las soluciones.

Me da la impresión de que César, que lleva una temporada nefasta, no se atreve a confesar que no se siente con fuerza para comparecer como a él le gustaría en la plaza que tanta gloria le ha dado. Dígalo, señor Rincón; no pasa nada. Sería una muestra más de su honradez. Cualquier cosa menos escaquearse por la puerta de atrás.