martes, 20 de mayo de 2008

Con El Payo hay novillero grande

El Payo ejecutando una tafallera en MadridIlusionante actuación la de ayer de El Payo, un mexicano que convenció a propios y extraños y que, dados los tiempos de escasez de nuevos valores que corren, sorprendió a quienes no habían asistido a la novillada del 16 de septiembre pasado, cuando Octavio García se presentó en Las Ventas. El toreo de este muchacho es un prodigio de quietud y de variedad tanto con el capote como con la muleta; tiene un valor sereno que asusta de verdad y, si hay que compararlo con alguien, tiene un aire, pero en mejor, del José Tomás recién llegado de México, del que ya no quedan apenas restos. ¡Qué pena que no mate bien este Payo! Si llega a hacerlo, corta dos orejas a su primero.

Como su segundo novillo le arreó una cornada de quince centímetros y pronóstico menos grave en la corva durante la ejecución de una tafallera, el festejo quedó en un plúmbeo mano a mano entre Daniel Martín y Pepe Moral. Malos, malos, malos...

La novillada de La Quinta salió pastueña, boyante y de cómoda -demasiado cómoda- presentación. Si a esto añadimos que los bichos tuvieron muy justitas las fuerzas, podemos intuir que Daniel Martín y Pepe Moral estarán en estos momentos buscando otro oficio.

En la foto de Lupimon se puede ver a El Payo, quieto como un poste, ejecutando una tafallera.

2 comentarios:

ventero666 dijo...

Me gustó mucho este novillero, a ver si la empresa lo repite en cuanto se recupere de la cornada.

Me impresionó la inteligencia a la hora de resolver los problemas en la cara del toro, después de caldear el ambiente con el recibo de capote y el primer quite a su primer toro cuando su compañero hizo su correspondiente quite y se ve que el toro no tiene casi fuerzas él replicó con un ceñido quite por tafalleras, pase por alto que quebranta mucho menos al novillo, y nos predispuso para el inicio de faena en los medios con el péndulo y el de las flores seguidos, inicio de faena que yo no había visto nunca.

Inteligencia, técnica, variedad, valor, la única pega que se le puede sacra es el fallo a espadas, así se viene a Madrid

Callao dijo...

Bastonito, gracias por el apunte...No he querido leer más crónicas que este y me dio gusto ver la nota en tu bitácora.

Ojalá, que El Payo de veras cuaje en un torero importante. México lo necesita , y es una pena que la prensa en México no lo ha sabido ver (claro, con algunas, pocas, excepciones).

Ojalá también, que Payo se olvide de esos berrinches que luego le da por hacer, que se olvide también de torear por el culo con esa vitolinas o cambiados por la espalda horrorosos...que se olvide que su papá tiene dinero...Y que recuerde que su primer maestro fue don Jesús Córdoba,"El joven maestro",. Que hizo campaña en España, si no mal recuerdo, allá por los años 50. Y que a sus 60 y pico años sigue siendo joven y maestro.