martes, 13 de mayo de 2008

Gracias, blogueros

Miguel Tendero, por LupimonAyer no estuve en la novillada y parece que me perdí algo bueno. Bien que lo siento, pero hay que ganarse el pan y administrar el tiempo que pasa uno en la plaza para evitar indeseables efectos secundarios. Ello, con un mes ininterrumpido de toros por delante, le supone a uno tener que arriesgarse a perderse algún festejo que luego sale bueno, y tragarse muchos de mejor pronóstico que luego resultan un tostón.

Leídos los posts que se enlazan a la izquierda sobre la novillada, y escuchadas de viva voz las impresiones de conspicuos aficionados que asistieron al festejo, no me cabe duda de que Miguel Tendero tuvo una magnífica actuación y que el encierro de Montealto, pese a no emplearse en el primer tercio -es decir, pese a mansear-, resultó ser para la muleta esa sucesión de bomboncitos juampedriles con los que sueñan todos los toreros. Alguno de los novilleros de ayer no debería dejar de estudiar en vista de los novillos que se marcharon al destazadero con las orejas puestas.

Resulta muy gratificante constatar que sin leer un solo periódico, sin haber visto la televisión ni escuchado la radio, uno puede enterarse a través de los blogs de varios aficionados -de sensibilidades diferentes, sí, pero todos honrados e independientes-, de lo que ocurrió ayer en Las Ventas. Seguro que ningún profesional ha escrito una crónica con una información más completa que la que me ha proporcionado la lectura de esos posts.

Gracias a todos.

Nota: La foto de Miguel Tendero iniciando una de las faenas de muleta es de Lupimon. Gracias también a él.

1 comentario:

ventero666 dijo...

En mi opinión hubo algún novillo que no era tan bomboncito juampedril, los tres primeros sacaron castita e hicieron cavilar a los de luces.
No creo que ninguno de los novilleros tenga que seguir estudiando.
Chechu acaba de salir de un cornalón y esta totalmente fuera de sitio y eso se puede recuperar toreando, esperemos que así sea.
Rubén Pinar tiene mucho futuro en esto, torea fuera de cacho, con la pierna contraria retrasada y con el pico, como la mayor parte del escalafón, puede llegar a convertirse en otro pegapases que corte multitud de orejas, en Madrid no, está claro, en su primer novillo corto una oreja porque lo mató bastante bien y como el novillo se arrancaba de largo y galopando tuvo mérito incluso con el destoreo que hace, en el quinto que si era un carretón devolvió la oreja cortada.
Tendero esta todavía un poco verde, era su presentación en Las Ventas, ninguno de sus dos toros era la babosa facilona y les planto cara e incluso toreó como no haran la mayoría de los que están acartelados en la feria, habrá que esperar a que esté un poco mas placeado para volverlo a ver y comprobar si va puliendo los pequeños fallos propios de quien empieza.