lunes, 19 de mayo de 2008

Otra de samulos y una de retiradas

Cuando, cafelito recién hecho, me he levantado esta mañana con la intención de escribir este post antes de irme a trabajar, estaba dispuesto a cargar con todo contra la recua infumable de semovientes cárnicos que ha vendido Samuel Flores, a precio de toro de lidia, a la empresa de Madrid. También me disponía a pedir a Luis Francisco Esplá que, por caridad, se retire ya de los ruedos, cuando me he encontrado con la noticia de que probablemente el de ayer haya sido su último paseíllo en Las Ventas. Sin embargo me parece que habría que poner en capilla la información, porque no es la primera vez que salta en la blogosfera taurina, como puede demostrarse con este post y con este otro, de hace dos octubres, en este mismo blog.

Evidentemente cada año que pasa es más fácil acertar al lanzar la información de que se retira Esplá, quien ha cumplido ya los 50, tiene completamente perdido el sitio desde el gravísimo percance de Céret, y ha pasado por esta feria de San Isidro con más pena que gloria, realizando penosas actuaciones ante reses que se hubiese merendado sin problemas hace un par de temporadas.

Por otra parte puede ser que el de ayer fuese el último paseíllo de Esplá en Madrid, pues es evidente que ya no puede con el ganado que se lidia en esta plaza, pero de ahí a pensar en una inminente retirada hay un buen trecho que, supongo, pasa por dar la alternativa a su hijo Alejandro. En fin, ya veremos, porque no acabo de creerme que Esplá se vaya de Madrid sin decir adiós.

El asunto de Esplá ha quitado protagonismo a la, esta sí, despedida de Pepín Liria de la plaza de Madrid. Pepín no ha sido torero de mi devoción, pero admiro su trayectoria ante corridas de toros-toros que otros matadores no han visto más que por televisión. Mis respetos al esforzado matador murciano, con el deseo de que en la vida civil le vaya igual o mejor que en la taurina.

En cuanto a Serranito, poco que decir aparte de que se estrelló contra dos samulos de asquerosa condición. Las reses de Samuel Flores han sido las de peor catadura de las que llevamos vistas en esta feria por su pertinaz descastamiento, y por la invalidez de varios toros, dos de los cuales se fueron al corral como muestra la fotografía de Lupimon que cierra este post.

Uno de Samuel Flores camino de los corrales venteños

3 comentarios:

Rober dijo...

Veremos... yo la verdad que no he tenido la suerte de verle torear en Madrid, sólo detalles de lidiador...pero torear no le recuerdo.

Un saludo.

Anónimo dijo...

A mí Esplá nunca me sobrará en un cartel y no se debería de retirar nunca, siempre da gusto ver su cara de torero.

Anónimo dijo...

Espero que Esplá haga una despedida de Madrid como se merece él y la afición.