domingo, 11 de mayo de 2008

Una corrida de toros

décimo descabello de Eugenio de Mora a su primero. necesitó once.Manifiestamente mejorable, por supuesto, pero ayer se vio en Madrid una corrida de seis toros desiguales aunque bien presentados que no se destrozaban los pitones cuando remataban en las tablas ni en los petos, que sin tener demasiadas fuerzas aguantaban un primer tercio digno, que tenían casta y, lo peor para los toreros, que tenían nobleza.

Y digo lo peor, porque esta vez Manolo Sánchez, Eugenio de Mora y Antonio Barrera no podrán echar la culpa de su lamentable actuación al ganado. Del vallisoletano y del toledano ya lo sabíamos, pues su crédito se agotó hace tiempo en Madrid y es difícil encontrar otros toreros que aburran más a esta afición; sin embargo, ¡ay!, no nos esperábamos que Antonio Barrera, cosido a cornadas y curtido en mil percances, que antaño hacía el toreo bueno, estuviese hogaño efectista, pueblerino, perfilero y fuera de cacho.

Así que los que nos decidimos a última hora a acudir a Las Ventas pese a la lluvia no salimos defraudados de los toros (ojo, que de toda condición los hubo, repito, pero toros al fin y al cabo), ni tampoco de Manolo Sánchez y Eugenio de Mora, que ya no engañan a nadie. Sí de Antonio Barrera, y ello es una pena.

En la imagen de Lupimon se ve a Eugenio de Mora intentar descabellar por décima vez a su primer toro. Aún necesitaría otro intento.

5 comentarios:

Civilon dijo...

Estos tres no se vuelven a ver en una como esta en mucho tiempo.
Y lo peor es que encima rajan que da gusto:

Manolo Sanchez: “Con el primero he estado bien, el torillo ha estado un poquito a su aire a media alturita, por eso si lo apretabas se podía caer. Pero bueno, a última hora con la mano izquierda le he apretado y yo creo que he estado a gusto con él"

Eugenio de Mora: ha faltado la suerte, el primer toro ha tenido nobleza pero poca fuerza y el otro toro ha sido un toro muy duro, con mucho temperamento y no era fácil, daba muchos cabezazos"

Barrera: "la gente ha pedido la oreja, por lo que la tenían que haber concedido. Por toda mi trayectoria, por toda la actitud mi en los dos toros, por todo el esfuerzo que llevo hecho pero bueno, él manda y yo no, y acepto sumisamente su decisión"

Anónimo dijo...

Para mí los toros, una parada más bien mansita, pero, eso sí, de mazapán -y el primero, además, de mazapán empalagoso por el excesivo dulce- que solo saben paladear los auténticos gourmets, pero los tres tragaldabas de ayer, dos que además parecían ahítos cual si viniesen de banquete de boda, se los tragaron sin masticar, una pena.
No se puede perdonar al vallisoletano que tras una faena que a muchos les hubiese servido para sacar el pañuelo, no se vaya a muerte tras el estoque y, al toledano, que con un toro que no sabía para qué tenía los cuernos, se ponga a descabellar a una distancia que ni con una alargadera podía hacerlo bien.
Los toros, ya está dicho por Bastonito, pero un poquito más de picante (casta) y una miaja más de fuerza, no les hubiese venido nada mal. Su bondad y nobleza para las artes, malas, de los coletas, me dieron la tarde e hicieron que terminara aburrido y cabreado.
Cómo he cambiado la libreta por la digital no puedo consultar notas y como ya no me fío de mi memoria, pregunto: ¿cuántas corridas llevamos? ¿3? y ¿cuántas varas? ¿36? 2 por toro ¿no?. El Artículo 72, Punto 6 del vigente Reglamento, dice, entre otras, lo siguiente: “El espada de turno podrá solicitar, si lo estima oportuno, el cambio de tercio, después, al menos, del primer puyazo, a excepción de las plazas de primera categoría en las que serán, como mínimo, dos …”
Pues eso, no permitamos que el mínimo sea el máximo … ¡y todavía no han llegado las figuras!. Así empezaron en Sevilla …
LUPIMON

bastonito dijo...

Lo normal en los toreros. Es muy difícil que alguno reconozca que ha estado mal.

Lo que de verdad me gustaría saber es lo que piensa José Rufino Martín, el ganadero, porque en las únicas declaraciones que he recibido dice que los toreros estuvieron "un poquito desacoplados, pero bien, en general bien." Si de verdad cree eso es que es tonto, porque lo que hicieron con su corrida no tiene nombre. Lo que ocurre es que si se mete con los toreros, aunque sean tres de segunda división como éstos, igual no vuelve a lidiar una corrida. Así está el patio.

Anónimo dijo...

Los "bombones" (como alguien ha llamado con buen paladar de gourmet)se fueron al desolladero hasta con el papel de envolver puesto...estos chicos que se vistieron de toreros sin enterarse y luego leer sus declaraciones... supongo que al menos no se las creerán...yo tampoco
Pgmacias

XAVIER GONZALEZ FISHER dijo...

Cito: "efectista, pueblerino, perfilero y fuera de cacho". Esa es la única cara de Antonio Barrera que conocemos en México, me extraña que se haya tardado en mostrar allá su "verdadera personalidad".