jueves, 5 de junio de 2008

Pudo haber sido peor

Cayetano con el primeroPese a que el ganado fue una sucesión de novillotes impresentables y de cómodas cabezas que apenas, cuando lo conseguían, se mantenían en pie y embestían con franqueza; pese a que la plaza estaba abarrotada de personas abducidas por el tirón mediático del confirmante, y dispuestas a flamear su pañuelo cuantas veces hiciera falta; pese a que en la corrida de Beneficencia suele bajarse el listón; pese a la incompetencia de don Trinidad en el palco... Pese a todo lo anterior y a que estaba todo montado para propiciar una apoteosis cayetanista, los fotógrafos del cuore no pudieron sacar la instantánea más deseada, que era la del maniquí de Armani saliendo en hombros por la Puerta de Madrid.

Que conste que yo no le tengo más manía a Cayetano que la que le pueda tener cualquier aficionado cabal de Madrid a un torero que, sin haberse atrevido a presentarse en esta plaza como novillero, viene a confirmar su alternativa nada menos que en la corrida más importante del año, entre algodones, con un ganado indecoroso, y con el soporte de una campaña publicitaria que ya querrían para sí muchos otros más modestos. Lo de Cayetano ayer en Madrid, aparte de un zapateado sobre la tradición de la corrida de la Beneficencia, es un agravio comparativo para el resto de matadores de toros y sienta un peligroso precedente.

Pancarta reivindicativaDicho lo cual, es de justicia reconocer que el hombre estuvo voluntarioso toda la tarde aunque no se consiguiese acoplar con ninguna de las dos diminutas babosillas -la segunda en forma de sobrero- que le fueron adjudicadas. Se tira a matar un tanto raro, pero se tira; no sabe torear al natural y con la derecha lo hace fuera de cacho; con el capote intenta hacer cositas y no le salen... Así que la oreja que le regaló el público por abrumadora, democrática y, por qué no decirlo, irracional mayoría en el sexto fue un mal menor, porque si la afición no llega a estar ayer cautelosa midiendo su protesta, el chico de Paquirri y Morante salen en hombros, y el prestigio de Las Ventas vuelve a quedar a la altura del betún.

A Morante su primer gatito le debió mirar un poco mal y hacerle ¡fú!, así que no quiso ni verlo y lo pasaportó pronto. Al otro lo toreó con gusto a la verónica y, sobre todo, le pegó unos ayudados por alto al iniciar la faena de muleta que resultaron de auténtico cartel de toros, y que hacía mucho tiempo que no se veían en este ruedo. Luego su labor bajó bastante pero la gente, que veía que la corrida se acababa sin trofeos, pidió una oreja para el de La Puebla del Río que don Trinidad se apresuró a conceder. Lástima que lo que ayer lidió Morante no fuesen toros, porque en tal caso habríamos alabado mucho más su labor, pero siendo novillejos tampoco conviene echar las campanas al vuelo.

Manzanares en el terceroEn cuanto a Manzanares, he de confesar que los aficionados teníamos puestas más esperanzas en él que en los otros dos actuantes, y sin embargo fracasó totalmente dejándonos con el traserillo al descubierto. Otra vez será, supongo.

Y hoy la vuelta de José Tomás Román Martín, El Galáctico, con las entradas de reventa multiplicando por veinte su valor nominal cuando ayer sólo se multiplicaban por dos, aunque había televisión. Como los seis toros de Victoriano del Río estén igual de mal presentados que el sobrero de ayer, puede haber bronca de las gordas.

Las fotos, por cortesía de Lupimon.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Siento discrepar con usted señor Bastonito, pero eso de la gatada es sencillamente una exageración. En Madrid se protesta cualquier toro que no pase de 530 Kg. por sistema y muchas veces tan solo por ansias de protagonismo.
Los toros de ayer estaban justos de todos: de trapío, de casta y de fuerza pero llamarle gatada es un sinsentido. Al gachó que ayer andaba diciendo todo el rato miau, habría que correrle a gorrazos.

Cayetano quiso y no pudo hacer el toreo clásico que apunta y la oreja tampoco desmerece en demasía a la plaza de Madrid.
El que torea es Morante y lo hace de una manera barroca que me gusta mucho. Solo con su toreo de capote ya sería merecedor de la oreja, que luego nos quejamos de que los triunfos se basen en la muleta y nos olvidamos de premiar otras cosas.
Cada vez le veo más en Curro Romero o así. Curro-Morante de la Puebla ¿Currante de la Puebla?.
De Manzanares nada diré pues nada hizo y nada espero, tan solo que deje de aburrirnos como su padre haciendo de enfermero.

Saludos cordiales

El Jaco

bastonito dijo...

Para gustos, los colores, así que en cuestión de preferencias personales no tengo nada que decir, aparte de manifestar las mías, que para eso es este blog. Sin embargo no es cuestión de preferencias sino de principios éticos la convicción de que en los toros no hay que correr a gorrazos a nadie, pues aquí todo el mundo puede manifestarse como quiera, aplaudiendo o protestando, siempre que no se insulte.

giakkomo dijo...

Yo estoy con bastonito el conformismo, como se están poniendo las cosas, no es positivo , y yo creo que se pita más la falta de trapío de fuerza y de encaste que los kilos , y si a los toreros que se supone son los más relevantes no se les exige , ¿ a quién se le va a exigir ? y encima con la de tropelías y de conceciones que se han hecho con Cayetano , muy poco que se queja la gente en Madrid me parece a mi, y encima el tribunal supremo dice que la conseción de las Ventas no fue legal , ahora a ver quien le pone el cascabel al gato....miau.

kaparra dijo...

Pues al señorico ese que dice!! que bonito que emocion!! yo le haria un monumento,con dos cojones ademas,y bien merecido.

toni dijo...

Luego dicen que los aficionados no somos contemporizadores.
Uno está hasta las narices que siempre se tenga que correr a gorrazos los que protestan con razón.
Algún día tendremos que correr, no a gorrazos, sino a garrotazos, a todos los aplaudidores claveleros que se emocionan con gatos y sardinas.
Además ¿cuando entenderán que cuando se dice gatada, no tiene nada que ver con los kilos y si con el remate del toro o incluso con el trapío?
Joder ya cansa el tema, porque no dejaran en paz a los que protestan, porque estos ya dejan en paz a los que aplauden y piden orejas de pueblo, cunado las faenas no llegan ni a un saludo desde el tercio ¿o no?.
Bastonito un placer leerte siempre.