viernes, 5 de diciembre de 2008

Despedir a un maestro

Foto: François Bruschet
Sorprendió Luis Francisco Esplá precisamente porque no lo hizo, o al menos no como nos tiene acostumbrados: con espectáculo y a lo grande. La noticia de su retirada estaba en todas las quinielas que hicieron los aficionados desde que se hizo pública la nota de prensa, radicando las diferencias en las circunstancias de esa retirada. La presencia en el acto convocado de la empresa irregularmente adjudicataria de la gestión de la plaza de Madrid, hizo que un servidor se ilusionase. Imaginaba que Luis Francisco Esplá haría una temporada corta pero intensa, en plazas de máxima responsabilidad, con ganado de respeto, otorgando la alternativa a su hijo en Alicante, en Hogueras, y confirmándosela en Madrid en Otoño. "Aquí tenéis a mi hijo, que con las mismas yo me largo" sería un bonito colofón madrileño para su carrera.

Pero parece que el veterano matador ha optado por bajar un escalón -la verdad es que se le va viendo mayor para pegarse esas carreras en banderillas- y hacer justo lo que hemos censurado a otros muchos, es decir, pasearse por esas plazas de Dios lidiando reses facilonas y rebañando unos aplausos y unos honorarios de los que ya hablaba F. Bleu, en su "Antes y después del Guerra", refiriéndose a la despedida del gran Lagartijo. Nada nuevo bajo el sol, como no sea confirmar lo que algunos osábamos decir en truculentos ambientes de taurina perdición: Luis Francisco Esplá también es humano.

La noticia del apoderamiento, sinceramente, me da lo mismo. Cuando voy a la plaza no pienso en quién es el apoderado del que está en el ruedo, y si me lo plantease seriamente creo que hace tiempo que habría dejado de ir a los toros. Lo que sí me gustaría es que el maestro Luis Francisco Esplá -a quien tanto debemos los aficionados, y a quien tanto debe el siempre mezquino taurinismo profesional- se despidiese de la plaza de Madrid, y no en un festival, sino en la corrida de Victorino Martín (por ejemplo, aunque hay más que nos podrían interesar) de la Feria de Otoño '2009. Y si es confirmando la alternativa a su hijo Alejandro, mejor.

Si está bien será aplaudido, y si está mal no faltará quien se lo afee. Pero las ovaciones que escuchará tras romperse el paseíllo, y luego mientras abandone por última vez el ruedo de Las Ventas, ésas serán apoteósicas y no habrá aficionado cabal que se las niegue. Nos debe permitir que le aplaudamos por última vez, señor Esplá, no puede despedirse de Madrid a la francesa.

NOTA: La fotografía que ilustra este post está tomada por François Bruschet hace ya unos cuantos años en una plaza francesa. Es la mejor que conozco de Luis Francisco Esplá vestido de torero. La repartió el propio matador junto a otras en una carpetilla que encargó para festejar el XXX aniversario de su alternativa, y por lo visto aprovechó algunas de las sobrantes para dárselas a quienes acudieron ayer a la rueda de prensa. Por supuesto, tengo permiso expreso del autor para publicarla. ¿Lo tiene el medio nacional que la ha difundido sin firmar, sabiendo -como me consta que sabe quien lo ha hecho- la autoría de la foto?

2 comentarios:

tajmahal dijo...

El resto de la crónica de Don Joaquín:

Victorino / Esplá, Higares, Califa
Toros de Victorino Martín, de gran trapío, duros de pezuña, mansos y broncos en su mayoría; 3º y 5º nobles; 6º, manso declarado y bronco, premiado con vuelta al ruedo. Luis Francisco Esplá: pinchazo, otro hondo atravesado tendido en la paletilla y estocada baja (silencio); tres pinchazos -aviso- y estocada caída (gran ovación y salida a los medios); estocada corta ladeada (dos orejas); se negó a salir a hombros por la puerta grande. Óscar Higares: bajonazo (ovación y también pitos cuando saluda); bajonazo descarado (algunas palmas y pitos). El Califa: metisaca infamante en la paletilla, pinchazo bajo -aviso-, tres pinchazos bajos y bajonazo escandaloso (silencio); cogido al muletear al 6º, sufre cornada grave de 20 centímetros en un muslo. Plaza de Las Ventas, 10 de octubre. 6ª corrida de la Feria de Otoño. Lleno.

Esplá: "No vengo a Las Ventas a triunfar, vengo a hacer mi tauromaquia"

Tomado de: http://www.elpais.com/articulo/cultura/EL_CALIFA_/TORERO/HIGARES/_OSCAR_/TOROS/ESPLA/_LUIS_FRANCISCO_/TOROS/Tarde/cumbre/Luis/Francisco/Espla/elpepicul/19991011elpepicul_15/Tes

bastonito dijo...

Tajmahal había "copiado y pegado" toda la crónica de Joaquín Vidal. Muchas gracias, pero creo que con su segundo comentario, donde sólo están la reseña del festejo y el URL completo del lugar en el que puede encontrarse la crónica -muy recomendable, por cierto-, es suficiente.