lunes, 2 de marzo de 2009

Objetivo cumplido

Se pasó bien, muy bien, en el Palacio Vistalegre, lleno a reventar. Salvo los habituales problemas de acceso, endémicos de esa plaza, todo lo demás constituyó un éxito que, a la postre, contribuirá a hacer la vida más fácil a Adrian Gómez y a su familia. Hubo pasajes de buen toreo, pasajes emotivos, con todo el mundo entregado en el ruedo y los tendidos a una causa común: todos éramos Adrián, y seguimos siéndolo. Me niego a nombrar a ninguna otra persona.

Enhorabuena, Adrián, porque has demostrado tener muy buenos amigos, y la organización del festival ha sido todo un éxito.

1 comentario:

Jorge dijo...

Fue maravilloso
Como se unio el mundo del Toro
Un abrazo
http://laspatillasdepadilla.blogspot.com/
http://pereraarteydeleite.blogspot.com/