domingo, 19 de abril de 2009

Concurso

'Verdad y mentira de las corridas de concurso', por Luis Fernández SalcedoHoy se celebra en Madrid una corrida concurso de ganaderías devaluada ya desde su mismo planteamiento por la empresa. Un par de ejemplos sirven de muestra de que al taurinismo profesional, en general, y a Taurodelta en particular, les importan un bledo estos festejos: el primero es la cuña publicitaria que se ha incluido en algunos programas especializados, en la que se citaban los nombres de los matadores, pero no el de las ganaderías que concursarían; el segundo ejemplo consiste en la absoluta falta de información grafica -salvo la fotografía de alguno de los toros publicada por blogs independientes- de las reses a lidiar. No acabo de entender por qué en la web oficial de Las Ventas no se han incluido las fotografías de los seis toros que van a concursar.

La corrida concurso de ganaderías es, para el aficionado, uno de los eventos de mayor interés -si no el que más- que puede programarse en una plaza de toros. En el concurso, en teoría, tenemos la oportunidad de disfrutar del juego de los toros de mejor trapío y reata de cada ganadería, bajo la dirección de unos lidiadores que, excepcionalmente, renuncian a gran parte de su protagonismo para otorgárselo a unas reses a las que intentan lucir todo lo posible. Pero ¡calla, corazón! En la actualidad ni los ganaderos envían a la plaza para concursar a lo más granado de su camada, ni los toreros contratados son expertos lidiadores.

Lo que este domingo veremos en Madrid, y el que viene en Zaragoza, serán sucedáneos de corridas concurso de ganaderías. No resultarán tan tediosas como las ordinarias porque al menos habrá variedad en el tipo y en el juego de los toros, y a lo mejor vemos algún primer tercio interesante. En cuanto a todo lo demás, serán festejos baratos, corridas "serie B" con las que las empresas cumplen el pliego de condiciones por muy poco dinero. ¡Qué bajo ha caído el espectáculo!

No hay comentarios: