martes, 19 de mayo de 2009

Conradi pega el petardo

La novillada que ayer trajo a Madrid el señor Conradi, mil veces homenajeado por la afición capitalina, fue indigna de ésta por pequeña y por flojucha. Ratitas inválidas fueron los animalillos de La Quinta, y que no se diga que es que lo de Buendía es así, porque sin salirse de tipo los hay mucho mejor presentados que esos, y los hemos visto otras veces. Fueron dos al corral (debieron ser cinco), y ni uno sacó un poquito de poder. El señor Conradi se ha descolgado con una porquería de novillada, y ha perdido de un plumazo gran parte del crédito que se había ganado en Madrid. Ni tengo ganas ni tengo tiempo para seguir escribiendo sobre este festejo.

No hay comentarios: