lunes, 30 de noviembre de 2009

Con mis mejores deseos

Cuando alguien o, mejor dicho, Alguien, decide dejar la blogosfera taurina, es difícil hacer un balance que parezca ecuánime, pues casi siempre habrá mezquinos personajes que jueguen a acusar a quienes lo lamentan de tapar defectos y magnificar virtudes. Pero no creo que con Antonio José Martínez Marcos y su Tienta pase eso.



La Tienta es de los blogs taurinos más antiguos, si no el que más. Lo hemos seguido con interés desde su inicio hace casi cinco años, y su presencia nos ha servido de ejemplo, e infundido ánimos para continuar cuando nos hemos encontrado en trances de máximo hartazgo. Martínez Marcos ha sido ecuánime en sus juicios, severo y objetivo en sus denuncias, contemporizador cuando la situación lo ha requerido... Su afición es enorme, incontestable e irreductible, acompañada de un profundo conocimiento de la Tauromaquia y de un saber estar que ya quisiéramos casi todos.

He coincidido físicamente con Martínez Marcos solamente un par de veces, así que no puedo llamarle amigo, pero me pareció una de esas personas con las que se puede hablar de toros en profundidad y sin acaloramientos. No sé cuál es la razón de su marcha de la blogosfera y no la voy a preguntar, porque si él no lo ha dicho en su post de despedida, no seré yo quien se ponga a especular sobre el asunto. Solamente sé que nos quedamos un poco más solos por aquí, y que se marcha uno de los grandes.

Que te vaya lo más bonito posible, Antonio José. Ya sabes dónde encontrarnos para lo que necesites.

No hay comentarios: