miércoles, 25 de noviembre de 2009

López-Galiacho: "El espectáculo está adulterado"

Repasando enlaces a cosas atrasadas que tenía por leer, he encontrado unas declaraciones que hizo en febrero pasado a La Verdad el presidente del Círculo Taurino Universitario Luis Mazzantini, Javier López-Galiacho, con las que se despachaba en estos términos:
Los antitaurinos han existido siempre. No me preocupan lo más mínimo. Que nos respeten y punto. Pero para nosotros el enemigo está dentro de la Fiesta. El espectáculo no es auténtico, está adulterado. La afición no reacciona porque prácticamente no existe, la han echado de las plazas. El taurinismo profesional ha matado la gallina de los huevos de oro. A ver qué pasa ahora con la crisis y los ayuntamientos que subvencionan la Fiesta en quiebra técnica…

3 comentarios:

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

Nada que añadir...

fabad dijo...

Una matización al discurso del Presidente. Los Ayuntamientos no han subvencionado a la Fiesta. Han subvencionado a un puñado de taurinillos, que encima no han salido de pobres, y que han perjudicado mucho la celebración de espectáculos para la "cantera". En ellos han toreado los que tenían para poner.
Si al menos los Ayuntamientos se hubieran pringado en la organización y control del dinero, otro "gallo" habría cantado. Pero les resultaba mas cómodo soltar el dinero y explotar a los aspirantes.

Xavier González Fisher dijo...

Yo, como dice el autor de esta bitácora, "suscribo en su integridad" la apreciación contenida en el párrafo del discurso que se transcribe.

La triste realidad es que hay algunos "sectores" de esto, que juegan a "ganar - ganar", pero de manera sectaria, sin observar si alguien pierde en su maniobrar para llevarse siempre la parte del león.

Y al final, los que nos "retratamos" en las taquillas, somos los paganos del desaguisado, porque tenemos que sorbernos lo que nos ponen delante o escoger la otra opción, que es dejar de ir y eso, en estos tiempos que corren, parece ser la preferencia, mejor quedarse en casa, que ir a las plazas a pasar disgustos.

Y luego dicen que Vidal y Navalón eran "agoreros del desastre", más bien parecen profetas del porvenir.

Un abrazo desde Aguascalientes, México.