jueves, 25 de febrero de 2010

Casta, edad, poder, trapío... e integridad

La chapita de marras
cada vez se ve en
más sitios
Casta, edad, poder y trapío: Las cuatro condiciones imprescindibles que debe tener un toro de lidia, y las cuatro responsabilidad exclusiva del ganadero. En cuanto una de ellas falta el espectáculo se derrumba.

Integridad del espectáculo y toros limpios de manipulaciones fraudulentas, que salgan al ruedo tal y como los parió la vaca, también son necesarios; es una pena y un aburrimiento que haya que estar exigiéndolos constantemente.

4 comentarios:

Enrique Martín dijo...

Y te ha faltado decir "y se acabó". Sin casta el toro se convierte en una bobona, sin edad en un novillete, sin poder en un pelele y sin trapío en un gatito inocente, A ver si se les mete en lacabeza a los responsables que un toro es un toro, y que si le falta algo de todo esto, deja des ser un animal para la lidia.

pedrito dijo...

Y cuando faltan las 4, que salèn cabras, y que la gente tonta aplaude, que hacemos?

Xavier González Fisher dijo...

Ya lo decía Ortega (el filósofo), "No cualquier macho bovino es un toro, para serlo, debe tener casta, poder y pies..."

El problema es que los "jilgueros" que cantan "las glorias" de este asunto hoy en día pregonan "las bondades" de los chivos y las babosas que, como decía "La Chicha", un banderillero de mi pueblo, "no tiran un castañazo".

¿Será que en unos años, "la fiesta brava" será una leyenda que dejó su paso a "la fiesta mansa"?

Un abrazo.

En Barrera dijo...

Es normal que la “chapita” se vea en más sitios, muchos aficionados estamos quemados de tanto aburrirnos en las plazas, porque falta la emoción que ha de poner el toro.

Saludos.