domingo, 18 de abril de 2010

"Taurodelta informa"

Almohadillas en el ruedo tras el anuncio de la
suspensión. Véase el estado de los tendidos.
Así comenzaba el bochornoso comunicado que se ha leído por los altavoces de Las Ventas, en el que se "informaba" que, debido a las inclemencias del tiempo y al estado del ruedo, y oídos los actuantes, se había decidido suspender el festejo.

Sin embargo el ruedo estaba practicable y bien drenado -con sus rayitas blancas pintadas en perfecto estado-, no llovía desde hacía más de dos horas -a las 19:30 sigue sin llover-, no hacía viento -ni lo hace ahora-, y nadie se cree que los novilleros hayan dicho que no quieren torear. Lo que había era un décimo de plaza, y supongo que un suculento seguro de suspensión.

La conspicua afición, escasa pero aún existente, protestaba a voces y daba palmas de tango. Había incluso quien achacaba el desaguisado a manos negras relacionadas con el caso Gürtel -ya se sabe que la gente, cuando se mosquea, hace unas conexiones mentales muy originales y curiosas-, y quien quería prender fuego a la plaza. Mientras tanto las taquillas, que habían despachado entradas a buen ritmo hasta las seis de la tarde, tras la suspensión devolvían el dinero a paso de tortuga, por si caía un chaparrón y se disolvían las largas colas.

La gente espera santa y pacientemente a que
le devuelvan el dinero de su localidad
Si a todo lo anterior añadimos que no uno, ni dos, sino bastantes más acomodadores y porteros declaraban a los aficionados que habían sido avisados a mediodía de que el festejo se iba a suspender, es comprensible la indignación del personal.

Por cierto que al señor presidente del festejo, don Manuel Muñoz Infante, no le vimos asomar la cabeza. Estar supongo que estaría, lo que no se sabe es desde qué trinchera se dedicaba a defender los intereses del público pagano.

A esta Taurodelta -Choperone a la cabeza- se le están consintiendo unas cosas que en esta plaza no se han tolerado a nadie. Y que encima impliquen en la decisión de la suspensión a tres novilleros modestos, es para nota.

Edito y añado: Por lo visto la empresa ha declarado que una novillada con el mismo cartel se celebrará el domingo día 20 de junio. Esto no lo anunciaron por los altavoces y supone un plus de desvergüenza de quien corresponda, porque es un festejo menos que organiza la empresa. Para recuperarlo de verdad podrían haberlo puesto un sábado o cualquier otro día de la semana distinto del domingo, pero me parece que ni Taurodelta ni la consentidora Comunidad de Madrid están por la labor de hacer una auténtica promoción de la Fiesta; está claro que no les basta ganar dinero a espuertas con la Feria de San Isidro más cutre de la historia, sino que pretenden rapiñar aún más dejando de celebrar festejos deficitarios, pero obligatorios.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No voy a añadir nada más porque ha sintetizado perfectamente lo que ha sucedido esta tarde. Estos listos querían cobrar el seguro y suspender la novillada, al final lo han conseguido. Esta empresa se está cargando la plaza.

Enrique Martín dijo...

En la feria veremos días en que caerá agua a cántaros, el ruedo parecerá una piscina y se les obligará a los tres matadores a salir a ir despachando lo que salga por toriles, allá como Dios les dé a entender. Se echará mano de su desmedida afición y no se dirá nada de lo que supone devolver las entradas de todo el aforo de la plaza, que es una pasta, ni de las "sugerencias" que pueda hacer la tele oficial, para que se dé la corrida. ¿Y el aficionado que paga? Pues eso, que pague, que para eso está. Total, como luego saben que no va a pasar nada.

Anónimo dijo...

Para el 20 de junio estos novillos estaran pasados y habrá otra excusa más.
Juan Carlos F.