jueves, 13 de mayo de 2010

Involución

Juan Pedro Domecq Solís
Este señor, en virtud de sus habilidades mercantiles y ganaderas, es el principal -que no único- artífice de que la cabaña brava española esté hecha un asco.

Gracias a él se ha degenerado la Fiesta, han desaparecido gloriosas vacadas, se han infectado otras, los toreros se han adocenado y el público se ha aburrido y/o embrutecido. Hemos perdido treinta y tantos años de evolución en positivo.

Sin embargo sigue vendiendo sus productos y, si le echan de Sevilla, los coloca en la primera plaza del mundo gracias a la inestimable colaboración de Taurodelta, de la Comunidad de Madrid y de unos toreros medio bobos a quienes han metido en la cabeza que este ganado es "de garantía".

Hoy los toros de Parladé, hierro "B" portugués de Juan Pedro Domecq, se han cargado la corrida de Madrid. El próximo día 21 hay una corrida del hierro ducal de Veragua, también propiedad del de la foto, que saldrá parecida. La matan Aparicio, Morante y Manzanares. Al loro.

No hay comentarios: