domingo, 30 de mayo de 2010

Los intocables

En general no soy partidario de esas adhesiones incondicionales que tanto predicamento tienen en España a tal o cual partido político, a tal o cual equipo de fútbol, a tal o cual torero... Hoy soy del Betis, pero mañana a lo mejor no; hoy digo que soy de Morante, pero si no se pone ni la pone donde debe, me voy con quien lo haga. Privilegio de contribuyente, de espectador, de consumidor, de pagano en definitiva.

Nada tiene importancia si no hay toro
Adolfo Martín es uno de los que gozan de bastantes adhesiones incondicionales, y no me importa reconocer que yo mismo fui adolfista -él bien que lo sabe- en la época en que empezaba a levantar cabeza la ganadería. Sin embargo hace tiempo que decidí que no convenía mojarse por ningún ganadero -se exceptúan caballeros de reconocida y acrisolada solvencia moral como don Fernando Cuadri, por ejemplo- porque al final lo único que les importa es vender su producto, como es lógico, y lo del romanticismo del campo no es más que otro elemento de mercadotecnia.

Dicho lo cual, es un hecho acreditado con actas públicas que Adolfo Martín Escudero ha traído a Madrid diez toros de los cuales ocho no reúnen las condiciones físicas mínimas para lidiarse en la primera plaza del mundo, y quien diga que sí las cumplen estará acusando a los veterinarios y al presidente firmantes del acta del presunto delito de falsedad en documento público. Así pues, en principio, he de creerme lo que digan los veterinarios y el presidente, porque están ahí para defenderme, y no lo que diga uno de los que viven de lo que pagamos los espectadores, por mucha labia que tenga, muy bien que venda la moto o muy aficionado que diga que es. Y si creo lo que dicen los veterinarios y el presidente, resulta que Adolfo Martín es un golfo y un sinvergüenza que no merece adhesión incondicional alguna.

Sin perjuicio de lo anterior, no es de recibo que se sustituya la corrida de Adolfo Martín -o la que sea- por esa ruina anovillada y podrida que nos echaron ayer. ¡Cómo serían los adolfos que no pasaron el reconocimiento al lado de esos boquerones del Marqués de Domecq que sí lo pasaron!

Menos mal que ha acabado el abono isidril. A alguien se le deberían poder pedir responsabilidades por el paupérrimo resultado de una feria que, por lo que cuentan quienes se han atrevido a ir a todas las corridas, ha sido la peor desde hace muchos años. Parafraseando a Gila, aquí hay alguno que está robando a alguien. Ya seguiremos hablando de intocables e intocablas.

sábado, 29 de mayo de 2010

Una corrida del Marqués de Domecq sustituirá a la anunciada de Adolfo Martín

Hierro y divisa de
Adolfo Martín
Tras haber aprobado los veterinarios únicamente dos de los toros presentados a reconocimiento por Adolfo Martín, el ganadero ha decidido retirarlos, por lo que Taurodelta ha presentado una corrida del Marqués de Domecq que sí ha recibido completa los parabienes facultativos. Se desconocen las causas por las que los adolfos han sido rechazados, pero vistas las fotografías publicadas me atrevería a aventurar que no han alcanzado el peso mínimo exigible en Madrid. Por los nombres, los animales son de reatas estupendas; por la edad, los toros son cinqueños; por las astas, en general no hay problemas... Pero ¡ay!, aunque las fotos engañen a veces, los toros parecen diminutos zapatitos.

Un nuevo batacazo de Adolfo Martín en Madrid que otorga, a quien le interese ejercerlo, el derecho a la devolución del importe de sus billetes en las taquillas de la plaza.

Casta brava aragonesa

El título de ese buen libro de Benjamín Bentura Remacha, aplicado originariamente al ganado de lidia, podría usarse también para encabezar el relato de lo más importante que ayer ocurrió en la Monumental de Las Ventas, cuando lidiaba la cuadrilla de Jesús Millán, en el segundo tercio, al cuarto y último toro de Palha. Era un animal manso, de arreones inesperados y violentos, que apretaba para los adentros una barbaridad. En la brega, Roberto Bermejo; con los palos, Carlos Casanova y Jesús Arruga. Casi nada: una de las mejores cuadrillas de banderilleros que pueden contemplarse hoy día es cien por cien aragonesa.


Había dejado Bermejo al toro en el tercio para que Casanova le pusiese el primer par. Cuarteó Carlos hacia el pitón izquierdo, con el toro esperando, y en el momento del embroque no sé si el torero se escurrió -fue todo muy rápido-; el caso es que el animal alargó la gaita, pegó un arreón y le derribó sin dejarle clavar los palos. Luego lo buscó en el suelo con saña y lo lanzó al aire en una espeluznante escena de la que, por fortuna, salió aparentemente indemne Casanova. Sin mirarse siquiera, el torero pidió otros dos palos y volvió a hacer la suerte colocando, esta vez sí, un par muy estimable. Le siguió Jesús Arruga por el derecho, y colocó un soberano par del que salió con la taleguilla rajada por un pitonazo y, para finalizar, volvió Casanova por el izquierdo. El riesgo era máximo y se masticaba la tensión del ambiente mientras el buen banderillero se acercaba a "Cesguno", que le esperaba emplazado en terrenos del 10. ¡Vaya si esperaba el toro!: Carlos Casanova tragó lo indecible, y cuando el manso se arrancó al fin para cazarlo -hacia los adentros, claro- levantó los brazos y clavó las banderillas con el pitón del toro tocándole literalmente el pecho. La plaza se puso en pie al unísono para aplaudir el que probablemente ha sido el par de banderillas de la feria, y aun de muchas ferias, y uno de los segundos tercios más completos, en conjunto, también de muchas temporadas. ¡Gloria para Casanova y Arruga! Actuaciones así marcan la diferencia entre lo que es un torero y lo que es un "machaca" vestido de luces, léase Vicente Yesteras, que ha llamado públicamente "lila" a Casanova por hacer lo que ayer hizo. Bien, hace mucho tiempo que todos los aficionados sabemos lo que es Yesteras, y sus declaraciones no sorprenden a nadie aunque hacen mucho daño al espectáculo que le da de comer.

En cuanto al resto del festejo, los cuatro palhas que aprobaron los veterinarios fueron muy desiguales de presentación y anovillados para lo que debe exigirse a esa casa; tuvieron cierta casta, mansearon en exceso y, salvo el cuarto, carecieron de las criminales intenciones de otras veces. El tercero, prácticamente inédito en el caballo, resultó magnífico en el último tercio, y tuvimos la mala suerte de que cayera en las inexpertas manos de Francisco Javier Corpas, a quien no se sabe bien si el empresario quería asesinar o qué, anunciándole con estos toros. Los remiendos de El Torreón que salieron en quinto y sexto lugar tuvieron presencia, poder, casta y cierta dosis de nobleza, sobre todo el último de la tarde.

A mi modo de ver el mejor toro de la tarde fue el quinto, "Bonoloto" (hay titular facilón ¿eh?), un pavo que demostró su casta brava en el caballo y que llegó al último tercio con problemas, calamocheando a veces, dando tornillazos a mitad de pase en otras. Fernando Robleño, en una actuación meritoria, lo fue metiendo en el canasto, y consiguió que al final de la faena el animal se desplazase como un corderillo detrás de la franela. Mató de una estocada baja y obtuvo una oreja a mi juicio exagerada. En el otro toro, que llevaba la cara por las nubes, Robleño anduvo demasiado desconfiado.

A Jesús Millán le tocaron los dos peores del encierro, primero y cuarto, y se le nota la falta de contratos. Está sin sitio, sin recursos, y a veces diríase que incluso medroso. En cuanto a Corpas, se llevó una monumental bronca tras la muerte del tercero no por no sacarle el jugo que tenía, sino por matarlo de un horrendo metisaca en la barriga; el noble sexto también se le fue sin torear. Pena de lote el de Corpas, que en manos más curtidas hubiese propiciado un gran triunfo a su beneficiario.

miércoles, 26 de mayo de 2010

¿Qué dice la prensa de la Corrida de la Prensa?

martes, 25 de mayo de 2010

El sorteo es obligatorio hoy también

Dice el Real Decreto 145/1996, de 2 febrero, por el que se aprueba el Reglamento de Espectáculos Taurinos:
Artículo 59.1 - De las reses destinadas a la lidia se hará por los espadas, apoderados, o banderilleros, uno por cuadrilla, tantos lotes, lo más equitativos posibles, como espadas deban tomar parte en la lidia, decidiéndose, posteriormente, mediante sorteo, el lote que corresponde lidiar a cada espada. En el sorteo, que será público, deberá estar presente el Presidente del festejo o, en su defecto, el Delegado gubernativo.

Artículo 40.4 - Sin perjuicio de la exigencia de que se cumpla con exactitud el Reglamento, el Presidente tendrá en cuenta los usos y costumbres tradicionales del lugar.
Es decir, que no hacer sorteo es antirreglamentario, y que el presidente no puede acogerse a lo dispuesto en el artículo 40.4 (uso o costumbre tradicional que, además, es mentira) para saltarse lo dispuesto en el 59.1

lunes, 24 de mayo de 2010

Buena corrida de Cuadri

Hierro y divisa
de Cuadri
Hondos, badanudos, bien armados y con libras, de impecable presentación, saltaron los seis cuadris a la arena venteña. Arrogantes y encastados, unos mansos y otros bravos, todos nobles -algunos pastueños-, justitos de fuerza -dos de ellos inválidos-, así fue la variada corrida que ayer se lidió en Madrid.

No tengo tiempo más que para comentar que toros como los de ayer, en otros tiempos, servían para que los toreros se comprasen un cortijo. López Chaves, Salvador Cortés y David Mora no creo que se lo compren jamás. Hubo un tercer toro que, si llega a tener el mismo poder que casta, acaba con el cuadro.

Pena de corrida, que se fue con orejas al desolladero... Ojalá los Cuadri arreglen pronto el asunto de la fuerza en su ganadería, porque los cambios de sementales introducidos parece que han dado buenos resultados.

sábado, 22 de mayo de 2010

Aparicio cae herido muy grave mientras El Cid levanta cabeza en el "Día del Orgullo Morantista"

Paradojas del destino: mientras un torero en buen momento se lleva un cornadón en Madrid del que, por lo visto y gracias a Dios, tardará en sanar pero no le quedarán secuelas, otro en mal momento y que lo había sido casi todo en esta plaza inicia una recuperación que ya veremos si se consolida. Algunos a esto lo llamarán injusticia, y depende de como se mire, porque nada tiene que ver la cornada sufrida por Julio Aparicio con la oreja que dieron a El Cid del sexto, como nada tiene que ver el ruin boicot que tres periodistas intentaron perpetrar contra el de Salteras vía SMS, con el divertido homenaje que otros profesionales de la pluma y de la cámara prepararon al de la Puebla del Río.

El caso es que ayer se anunciaron en Las Ventas toros de Juan Pedro Domecq, y la corrida pasó completa el reconocimiento veterinario porque la bajada del listón del trapío en esta plaza ha sido espectacular en los últimos tiempos. Los cinco toreznos juampedriles que saltaron al ruedo capitalino -se salva el sexto- estaban, además, inválidos, descastados y chochones. Mientras la antaño gloriosa divisa ducal de Veragua se arrastraba por el suelo, la afición se desgañitaba exigiendo la devolución de aquellos despojos a los chiqueros de los que nunca debieron haber salido, y lo consiguió en dos ocasiones, más otra en la que se devolvió un sustituto de Gavira. Al final se lidiaron cuatro de Juan Pedro, uno de Gavira y otro con hierro también ducal, pero de Braganza, perteneciente a la vacada de María del Carmen Camacho.

Julio Aparicio es corneado por el de Juan Pedro
(Foto: Juan Pelegrín. Pincha en ella para verla en su blog)
Julio Aparicio recibió al cinqueño y mal presentado primero con unas lucidas verónicas que fueron muy aplaudidas por un público deseoso de ver "algo" en una tarde espléndida. El animalillo se tenía en pie con dificultad y apenas se le picó; el tercio siguiente se cumplimentó sin lucimiento pero con eficacia y, ya con la franela, andaba Julio Aparicio de probaturas. Acababa de cambiar al toro de terreno para torear en el tercio, zona de los tendidos 10 y 1 cuando, en una serie con la mano izquierda, tropezó y cayó frente al animal. Desde el suelo intentó librarse de la embestida con la muleta, pero nos dio la impresión de que la acción del torero tuvo el efecto contrario, de forma que el toro lanzó un derrote seco y se produjo la espantosa cornada en la boca. Rafael González fue el primero que llegó al quite, tirando su capote a la cara del toro y recogiendo del suelo al matador para conducirlo a toda velocidad a la enfermería. Morante mató al toro tras propinarle dos o tres naturales que fueron muy jaleados.

Con el público conmocionado y el festejo convertido en un mano a mano entre Morante de la Puebla y El Cid, se modificó el orden de lidia para permitir a los matadores alternar cómodamente. Así, El Cid actuó en segundo, cuarto y sexto lugar, y Morante mató los otros. No tuvo suerte José Antonio con el ganado -no la buscó tampoco al anunciarse con esta ganadería-, y aún así pudimos contemplar unas majestuosas verónicas al tercero y al quinto que nos dejaron con la miel en los labios.

El Cid sustituía a un Manzanares convaleciente. Yo hubiese dejado la corrida en un mano a mano, pero su inclusión en el cartel tampoco es como para que se le intentase hacer un boicot. Antes al contrario, es de agradecer que alguien que tanto debe a Madrid, y que tantas actuaciones exitosas ha tenido en esta plaza, acceda a anunciarse de nuevo tras no conseguir triunfar en anteriores comparecencias. ¿Que lo hacía para intentar recuperar crédito? Pues muy bien, es algo legítimo, y en el único toro medio potable que salió al ruedo lo consiguió. Porque a la faena de Manuel Jesús al sexto se le podrán sacar muchos defectos, pero también muchas virtudes; y lo principal es que tras una buena estocada -trasera, pero arriba y ejecutada a ley-, hubo petición mayoritaria de oreja. Yo no la pedí, pero si hubiera estado en el palco también la habría dado porque el reglamento es el reglamento: ya discutiremos en las tertulias.

Termino como empecé, destacando los brutales contrastes de la tarde. Me congratulo de que los facultativos hayan conseguido reparar los destrozos producidos por la cornada, y deseo a Julio Aparicio una convalecencia lo más exitosa y breve posible. Asimismo espero que la oreja cortada ayer permita a El Cid recuperar la confianza perdida y, puestos a esperar, sigo esperando a Morante de la Puebla, uno de los pocos toreros ilusionantes que quedan en el escalafón.

viernes, 21 de mayo de 2010

Expectación: "Espera, generalmente curiosa o tensa, de un acontecimiento que interesa o importa" (DRAE)

Si la mayor noticia que generó la corrida de ayer fue la del paseíllo de Serafín Marín tocado de barretina y envuelto en una senyera, es que el festejo fue una soberana porquería. Me alegro de no haber asistido.

Julio Aparicio y Morante de la Puebla
Hoy sí voy, pues aunque se puede devolver la localidad debido al cambio de Manzanares por El Cid, torean Aparicio (enorme por lo visto ayer en Nimes) y Morante (tremendo en Jerez hace unos días). Sí, ya sé que lo más probable es que los juampedros o los que los sustituyan se carguen el festejo, pero con este tipo de carteles de arte siempre he ampliado mis tragaderas y modificado la longitud de la vara de medir. De estos toreros me gustan hasta las broncas, ¿qué pasa?

Y otra cosa: ¿por qué no habrán dejado el cartel en un mano a mano? No lo entiendo...

miércoles, 19 de mayo de 2010

Sustituciones y devolución del dinero en Madrid

Curro Díaz sustituye hoy en Madrid a José María Manzanares, convaleciente de una intervención quirúrgica, y el sábado día 22 Leonardo Hernández sustituirá al rejoneador Sergio Vegas. Ambos cambios se conocen oficialmente desde ayer a través de la página web de Taurodelta, pero lo que no dicen los comunicados es que las sustituciones dan derecho a la devolución del dinero de las localidades.

Así pues, quien hoy prefiera ver la final de la Copa del Rey de fútbol (21:30 h. - La 1 y Telemadrid), o los que no van nunca a los festejos de rejones pero han de comprarlos "sí o sí" con el abono, tienen la oportunidad de recibir en las taquillas venteñas su dinero contante y sonante.

Este verano volvemos a Orthez

Cartel Orthez '2010

martes, 18 de mayo de 2010

Ser o no ser

Quince o veinte años debe hacer de esto que voy a contar. Estábamos varios aficionados, caña de cerveza en mano tras un festejo isidril, en plena tertulia callejera con Antonio Corbacho, que nos contaba mil y una anécdotas divertidísimas de su vida profesional. En un momento dado alguien habló de los subalternos; a Corbacho le cambió el semblante y se puso muy serio: "Yo no soy sub-nada" -dijo- "a mí me han tocado la música en la Maestranza."

Pensar en torero y tener vergüenza: los dos pilares básicos de la torería. Se puede torear muy bien sin tener torería, y torear muy mal siendo un torerazo. Lo ideal, claro está, es tener torería y torear muy bien, no como los tres novilleros de ayer y sus cuadrillas, que aparte de ser muy malos y desconocer los rudimentos de la profesión, carecen de la mínima vergüenza torera como para que su inclusión en cualquier cartel pueda resultar atractiva. Se exceptúa el curioso, por infrecuente, caso de Domingo Navarro, otro que no es sub-nada y que atesora él solo más torería que la que suman los otros diecisiete que hicieron ayer el paseíllo. Si toreando en Madrid, en plena feria de San Isidro, los profesionales ex-alumnos de esas nefastas escuelas en las que nadie sabe qué aprenden, son capaces de descomponerse así, ¿qué ocurrirá en otras plazas de menor responsabilidad cuando les salga de toriles un manso encastado? Ni pensarlo quiero.

La novillada de ayer (Fotos: Paloma Aguilar para Las-Ventas.com)
La novillada de José Joaquín Moreno de Silva, presentada en escalera, con tres animales de los que no se sabía si eran erales o utreros por haber nacido en mayo de 2007, tuvo casta y poder; también nobleza en cuatro de los seis ejemplares -que empujaron en el caballo-, y clamorosa mansedumbre de libro en otros dos, el cuarto y el quinto. Quiero recalcar "de libro" porque los problemas que plantearon ayer esos novillos están descritos, junto con su correspondiente solución, en todos los tratados de tauromaquia que se vienen publicando desde hace trescientos años. Parece que los profesionales no los han leído y dan más importancia a aprender posturas aflamencadas, jacarandosos ellos, que a la lidia.

Ya sé que una cosa es la teoría y otra la práctica; también sé que la novillada era difícil y que los tres matadores están aún muy verdes. Pero la plaza de Madrid no es una ONG -al menos no debe serlo-, y por ello resulta intolerable no solo la ignorancia de los rudimentos teóricos que evidenciaron los de luces, sino también su actitud (se sigue exceptuando a Domingo Navarro), corriendo despavoridos, clavando estoques en las barrigas de los animales o dejándose vivos a dos de ellos.

Las declaraciones de Paco Chaves culpando de su fracaso a los novillos confirman el lamentable estado en el que se encuentra la cantera de toreros, quienes en vez de preocuparse por aprender a sortear con lucimiento las dificultades que puedan plantear las ganaderías encastadas, prefieren que desaparezcan. Alguien debería reflexionar sobre ello y sobre el futuro de la Fiesta.

domingo, 16 de mayo de 2010

Joselito vs. Julián

José Gómez Ortega, Gallito III
Me disponía esta mañana, recién levantado, a escribir aquí sobre el XC aniversario de la muerte en Talavera de la Reina de José Gómez Ortega. Sin embargo encuentro que Xavier González Fisher, Arse y Azpi o Andrés Verdeguer, entre otros, ya han dado cuenta de la efeméride en la blogosfera mucho mejor que yo  lo haría. No me queda, pues, otra salida que sumarme a lo dicho por ellos y, en espíritu, al minuto de silencio que esta tarde se guardará en la Monumental de Las Ventas antes de romperse el paseíllo.

Hablar del infumable festejo de ayer en Madrid es mucho más fácil que hacerlo sobre Gallito. Por lo que dicen quienes han visto toda la feria, resultó más o menos igual que los demás -se exceptúa la de la Doña- y yo, que solamente he estado en la de Dolores Aguirre y en la de ayer, he de decir que no cabe comparación, y que el ganado de Domingo Hernández/Garcigrande que ayer se trajeron El Juli y Castella a Madrid -salvo a Luque de la quema, porque no creo que aún escoja- era una auténtica basura.

He de confesar que ayer me animé a ir a la plaza porque El Juli me había gustado en su primera comparecencia sevillana. Todo el mundo hablaba bien de él y lo que yo había visto por televisión me hizo concebir ciertas esperanzas. Pero todo era un espejismo porque Julián sigue toreando tan ordinariamente, tan en línea y a un ganado tan asqueroso como siempre.

Castella, más de lo mismo que otras veces: Atragantones, arrimones, sustos y banderazos a miles pero de torear, de lo que se dice torear como mandan los cánones, nada de nada. Igual de mal que Luque, de quien un compañero de localidad me recordaba ayer que este año lleva quince toros entre Sevilla y Madrid sin siquiera saludar una ovación.

¿Qué nos queda para hoy? Pues a mí, recordar a Gallito con un buen libro, ver el fútbol por la televisión o dar una vuelta por el Retiro. Mañana sí iré a los toros a la de Moreno Silva, pero hoy paso de la de Los Bayones.

jueves, 13 de mayo de 2010

Involución

Juan Pedro Domecq Solís
Este señor, en virtud de sus habilidades mercantiles y ganaderas, es el principal -que no único- artífice de que la cabaña brava española esté hecha un asco.

Gracias a él se ha degenerado la Fiesta, han desaparecido gloriosas vacadas, se han infectado otras, los toreros se han adocenado y el público se ha aburrido y/o embrutecido. Hemos perdido treinta y tantos años de evolución en positivo.

Sin embargo sigue vendiendo sus productos y, si le echan de Sevilla, los coloca en la primera plaza del mundo gracias a la inestimable colaboración de Taurodelta, de la Comunidad de Madrid y de unos toreros medio bobos a quienes han metido en la cabeza que este ganado es "de garantía".

Hoy los toros de Parladé, hierro "B" portugués de Juan Pedro Domecq, se han cargado la corrida de Madrid. El próximo día 21 hay una corrida del hierro ducal de Veragua, también propiedad del de la foto, que saldrá parecida. La matan Aparicio, Morante y Manzanares. Al loro.

miércoles, 12 de mayo de 2010

La levantisca afición barcelonesa

En el madrileño "Eco del Comercio" del día 2 de agosto de 1835 leo la siguiente noticia (sin fotografía, claro está):

La plaza era la de El Torín, en la Barceloneta, que funcionó
desde 1834 hasta 1946. Los toros del festejo, de Zalduendo,
fueron estoqueados por Manuel Romero Carreto y Rafael
Pérez de Guzmán. Tras los incidentes relatados la plaza se
cerró durante quince años.
"Barcelona, 26 de julio - Ayer 25, día de Santiago, por la tarde hubo función de toros y salieron tan malos que se incomodó el pueblo y empezó a arrojar las tablas de la contrabarrera, las sillas y hasta los abanicos que se usan en el país, observándose que lo hacían hasta las señoras, por lo cual no había quien lo pudiese contener. Como por vía de desahogo cogieron un toro, le cortaron las patas, y tomando la maroma de la contrabarrera le arrastraron con ella por varias calles. De aquí se pasó a pegar fuego a los conventos, habiendo ardido completamente Sta. Catalina, Trinitarios descalzos, S. Agustín, Carmelitas descalzos y calzados, de los cuales aún hay alguno que arde; habiéndose salvado del fuego la Trinidad calzada y Capuchinos por una súplica de los vecinos, por estar situados en la hermosa calle de Fernando VII, y Sta. Mónica, por estar circunvalada de casas nuevas; los Servitas por estar en el almacén de depósito de pólvora de la artillería, y S. Francisco, porque a pesar de haberle pegado fuego cinco o seis veces fueron los frailes bastante diligentes en apagarlo con una bomba que tenían. Han resultado varios frailes muertos, ya de las llamas y humo, y ya también a golpes de mano airada en lo oculto, porque el que aparecía ante las gentes era respetado y salvado; tal ha sido la cordura del pueblo culto barcelonés, sin que se sepa que se haya robado ni un alfiler, pues que preferían arrojar a las llamas las ropas y demás enseres a que se dijese que el interés les habría movido a ello; advirtiendo que entre la turba iba gente muy necesitada y muchas mujeres. Continúan ardiendo los referidos conventos, y de cuando en cuando aparece algún fraile muerto o vivo, y en este caso con una escolta es llevado a un fuerte, desde donde son conducidos a Montjuic. Solamente ha sido conducido a las reales cárceles un joven, que por el decidido empeño del pueblo ha sido forzoso ponerlo en libertad en medio de un inmenso gentío que lo esperaba. Las monjas también desocupan sus conventos por orden de las autoridades.

Corre la noticia de que han llegado a Mataró los chispazos del desorden, de cuyas resultas arden algunos conventos. Esta es la voz que corre a las cinco de la tarde."

lunes, 10 de mayo de 2010

Joselillo, herido. Buena actuación de Rafaelillo ante un interesante encierro de Dolores Aguirre

Rafaelillo con uno de Dolores Aguirre (Madrid, 2007), por Facundo
No puede decirse que Dolores Aguirre haya echado ayer en Madrid un corridón de toros, pues varios de ellos fueron protestados de salida por su escasa presencia. Sin embargo la corrida tuvo casta, poder, y al menos tres de los astados llegaron al último tercio embistiendo con nobleza.

Rafaelillo está en un gran momento y atesora todas las cualidades que debe tener un torero: valor, técnica lidiadora, ambición y gusto. Su faena al difícil primero de la tarde tuvo usía desde que lo recibió con el capote hasta que lo mató de una estocada tras escuchar un aviso. Se pidió una oreja que el presidente no concedió porque, simplemente, no había mayoría de pañuelos en los tendidos venteños. La gente debe saber que las orejas no se piden a gritos, y menos en Madrid. Creo que Rafaelillo mereció el trofeo, pero también que no hubo suficiente petición y que el presidente actuó correctamente.

El cuarto toro era más facilón, y permitió un mayor lucimiento artístico -que no técnico- de Rafaelillo. Su faena no me pareció como para que le diesen las dos orejas que la gente pedía; fue una faena más artística si se quiere, pero de menor mérito que la primera. Por si fuera poco Rafaelillo pinchó en la única ocasión en que entró a matar, un banderillero tiró al animal al hacerle la antirreglamentaria noria, y apuntillaron al toro antes de que pudiese levantarse. Eso fue lo único feo que hicieron Rafaelillo y su cuadrilla en toda la tarde; lo suficiente como para perder con toda la razón la segunda oreja del toro.

A Fernando Cruz le cupo en suerte el peor lote, pero no puede negarse que su carrera va de mal en peor, y que parece haber perdido el sitio. Su primero fue indiscutiblemente malo, y el remiendo de Peña Catalán que hizo quinto salió descastado y modorro. Sin embargo el matador pudo hacer más.

Por fin, a Joselillo se le escapó con las orejas puestas el buen tercero, probablemente el mejor de la tarde en el último tercio, al que se hartó de pegarle derechazos despegados y sin gusto. Al sexto, que era un tío con toda la barba de cinco años y medio, manso, bronco, con poder y con sentido, le quiso hacer el toreo clónico al uso, y resultó prendido de muy fea manera. A ese tipo de toros toda la vida se les han hecho faenas de aliño y, si la gente no lo entiende, que aprenda. El caso es que Joselillo se ha llevado una cornada de veinte centímetros por cometer una herejía desde el punto de vista lidiador y, probablemente, por la negligencia y la ineficacia de quienes debieran haber estado prestos al quite. En este sentido la tarde fue un completo desastre: derribaban los toros a los caballos y no acudía nadie al quite (o lo hacía tarde), no había capotes a la salida de los pares de banderillas, y en la cogida a Joselillo llegaron tarde, y algún banderillero hasta debió silbar El Sitio de Zaragoza mirando hacia otro lado.

Horror, terror y pavor tuvieron a los toros de la Doña pero esta vez, salvo con el sexto, tampoco fue para tanto.

jueves, 6 de mayo de 2010

Conferencia: "Los toros en la República y la Guerra Civil en Madrid"

Copio y pego:

El Grupo de Estudios del Frente de Madrid (G.E.F.R.E.M.A ) se complace en invitarles a la presentación del número 17 de la revista Frente de Madrid, editada por Gefrema, que tendrá lugar el próximo lunes 10 de mayo a las 19:30 horas en el Centro Cultural Blanquerna, dependiente de la Delegación del Gobierno de la Generalitat de Cataluña en Madrid. En donde se impartirá una conferencia basada en el artículo central de la citada publicación, que versará sobre "LOS TOROS EN LA REPÚBLICA Y LA GUERRA CIVIL EN MADRID". Les agradeceríamos que reenviaran esta invitación a todas aquellas personas y colectivos que ustedes consideren puedan estar interesados en asistir.

http://www.ccblanquerna.cat/cas/miscelanea.aspx?id=382

Al comenzar la guerra civil , los toros eran el espectáculo por antonomasia de España, a mucha distancia todavía de un naciente fútbol que comenzaba a ganar seguidores, principalmente en las grandes ciudades. Los toros, y el mundo taurino en general, levantaban pasiones en todas las capas y estamentos sociales sin distinción: obreros, aristócratas, políticos, artistas, intelectuales... seguramente, la afición a los toros era una de las pocas cosas en la que coincidían la mayoría de los españoles en aquel verano de 1936.

Pero el inicio de la contienda también se presentiría dramáticamente en el mundo taurino. Ya durante la corta existencia de la II República, especialmente en sus últimos años, el enrarecido ambiente político se dejó sentir en los tendidos con enfrentamientos entre aficionados, que en ocasiones no pasaron de los improperios entre tendidos de sol y sombra, pero que a veces terminaron con el enfrentamiento entre aficionados, llegando incluso más allá, como en el caso del rejoneador "Algabeño" que sería tiroteado tras una corrida en Málaga resultando gravemente herido en 1935 salvando su vida milagrosamente.

La fractura entre los protagonistas de la Fiesta dejaría también dos grupos bien diferenciados, por un lado los ganaderos, empresarios y las primeras figuras que se alinearían con el bando franquista, mientras que la mayoría de subalternos, toreros de segunda fila y el personal que trabajaba en el campo o en las plazas, tomaría partido por la República. En uno y otro lado muchos sufrirían la violencia incontrolada de los primeros meses de la contienda, entre ellos los ganaderos Tomás Murube y Teresa Zayas, o los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas fusilados junto a Federico García Lorca, por citar solamente a algunos de una larga lista. También serían muchos los casos de protagonistas de la fiesta en ambos bandos que tomarían las armas, destacando por su singularidad las Milicias Taurinas, formadas los primeros días de la guerra en Madrid por gente del mundo taurino: toreros, novilleros, subalternos... que serían el embrión de la 96 Brigada Mixta, también conocida como Brigada de los Toreros, que estaría manada por "Litri II", torero de Fuenlabrada, hasta finalizar la guerra, teniendo un destacado papel en el Frente de Teruel.

Sería muy extensa la relación de personas del mundo taurino que participaron de alguna u otra forma en la contienda, como Manolete, Marcial Lalanda o Melchor Rodríguez "el Ángel Rojo", por citar solamente a algunos. También las secuelas de la guerra perdurarían durante mucho tiempo en el mundo de los toros, serían muchos los toreros que tendrían que buscarse otra ocupación, como en el caso de Juanita Cruz, la mejor mujer torera de todos los tiempos, que no podría volver a torear en España tras la guerra, debido a que la nueva normativa prohibía torear a las mujeres. Muchas ganaderías de reses bravas desaparecerían, unas por la hambruna y otras por la barbarie, quedando muy mermada la cabaña, obligando a permitir lidiar toros de menor peso de los que se lidiaban antes de la guerra. De igual manera algunas plazas también serían destruidas, entre ellas la madrileña de Tetuán de las Victorias.

La conferencia será impartida por el periodista e historiador Rafael González Zubieta, un gran estudioso y conocedor del mundo taurino en todos sus aspectos, entre ellos los relacionados con la guerra civil. Rafael González Zubieta ha desarrollado su actividad profesional en diversos medios de comunicación desde hace ya muchos años, con una larga trayectoria profesional en Canal Sur de Televisión donde llegó a ocupar el cargo de Director de Informativos entre otros. También ha colaborado y colabora, en un buen número de publicaciones, muchas de ellas relacionadas con el mundo taurino. Así mismo ha publicado diversos libros, y ha sido galardonado con un buen número de premios por su actividad periodística.

La presentación tendrá lugar el próximo lunes 10 de mayo a las 19:30 horas en el Centro Cultural Blanquerna, ubicado en el número 44 de la calle Alcalá. La entrada será gratuita hasta completar aforo. Se ruega puntualidad.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Una brillante presentación

De izquierda a derecha: Luis Francisco Esplá, Juan Pelegrín y Rafael Martínez-Simancas
Ayer por la tarde se presentó en la Fundación Conservatorio Flamenco Casa Patas "Un día en Las Ventas", el libro de fotografías de Juan Pelegrín con textos de Luis Francisco Esplá y prólogo de Rafael Martínez-Simancas. Con lleno hasta la bandera y gente escuchando desde fuera de la sala, los tres personajes citados subieron a la palestra para protagonizar un acto sencillo, breve, muy bonito e intenso.

El periodista Rafael Martínez-Simancas tomó desde el principio el mando del acto, demostrando una envidiable soltura y agilidad en estas lides. Dio la palabra al matador de toros Luis Francisco Esplá, que declaró haber redactado los textos de forma que no quitasen el debido protagonismo a las fotografías, y a continuación Juan Pelegrín agradeció a varias de las personas presentes su apoyo en la elaboración del libro.

Se abrió por fin un turno de preguntas de los asistentes y, curiosamente al tratarse de un acto cultural taurino, las tres o cuatro preguntas que se hicieron fueron breves e inteligentes, sin que apareciese el clásico tipo oportunista que aprovecha para soltar una plúmbea disertación o leer unas casposas coplillas.

Realmente el contenido del acto y su duración estuvieron perfectamente medidos, y ello fue una de las razones principales de su éxito. Luego, el hecho de que hubiera por allí muchos amigos también tiene su importancia, pero es relativa. El libro es muy bueno, con o sin amigos, y seguro que se va a agotar la edición rápidamente; en la presentación se vendieron en un abrir y cerrar de ojos todos los que llevó el editor. Enhorabuena a todos.

lunes, 3 de mayo de 2010

Libertad en la Red, también en la taurina

Foto: J.D.
Foto: J.D.
El viernes pasado la Plataforma Libertad 2.0, otra de las que han aparecido como setas reaccionando a las tropelías que está cometiendo el Gobierno en relación con Internet (ya podían juntarse todas, las de babor y las de estribor), organizó un acto frente a la plaza de toros de Las Ventas pidiendo la retirada de la disposición adicional primera de la Ley de Economía Sostenible, ésa que permite a un ente administrativo cerrar páginas de Internet. Las fotos de la desconsolada viuda y el ataúd frente a la Monumental venteña, antes de la novillada, dan fe de lo acontecido.

domingo, 2 de mayo de 2010

Sustituidos tres de los toros anunciados para hoy en Madrid

Plaza de Toros
Monumental de Las Ventas
Hoy, de conformidad con lo que establece el artículo 33.3 del Reglamento de Espectáculos Taurinos, se puede exigir la devolución del importe de los billetes en Las Ventas, al lidiarse en la popularmente llamada Corrida de Disfraces del 2 de Mayo solamente tres de los toros de Carmen Segovia (ganadería anunciada), y ser los tres restantes del Conde de Mayalde.

De dieciocho reses (seis novillos y doce toros) anunciadas para los tres festejos desde el viernes hasta hoy, solo han pasado nueve (seis novillos y tres toros) el reconocimiento veterinario, pues recordemos que ayer fue rechazada completa la corrida de Adelaida Rodríguez. Esperemos que no se esté marcando una tendencia para la próxima feria de San Isidro.

sábado, 1 de mayo de 2010

Rechazada la corrida de Adelaida Rodríguez para hoy en Madrid

Las Ventas, esta mañana
La corrida de toros anunciada para hoy, Primero de Mayo, en la Monumental de Las Ventas, ha sufrido un cambio sustancial en el cartel. Los toros salmantinos de Adelaida Rodríguez (encaste Atanasio-Lisardo) han sido rechazados por los veterinarios, y el encierro ha sido sustituido por otro sevillano de Guardiola Fantoni, que será lidiado por Eduardo Gallo, Iván Fandiño y David Mora.

En las taquillas ya está anunciada la sustitución del ganado, circunstancia que da derecho a la devolución del importe de la entrada, de acuerdo con lo establecido en el vigente Reglamento de Espectáculos Taurinos.